miércoles, 20 de octubre de 2010

Vamos a Sevilla


"EL COMPROMISO DEL COMPROMISO"
Escribir columnas es una suerte. Hay muchos motivos, desde luego, pero no es el menor la posibilidad de mostrar mi desafecto a esta época. Un poeta dijo que escribía para que en el futuro no le confundiesen con la nada. Mucho peor sería que ahora nos confundiesen con nuestro tiempo. Un tiempo donde el derecho a nacer de los niños se ha transformado, ante la indiferencia casi general, en el derecho a eliminarlos. Qué privilegio poder gritar en público, alto y claro: "Denme de baja".

Así comienza su columna de hoy Enrique García-Máiquez. Y continúa aquí. Vale la pena leer el artículo entero y comentarlo, no en este globo, sino en el mismo Diario de Sevilla.
Es otra forma de unirse a la marea de protestas contra el congreso de matarifes abortistas que comienza mañana en el Hotel Meliá de aquella ciudad

9 comentarios:

Teresa dijo...

Vivimos en un momento que tendríamos que estar movilizados constantemente: aborto, educación, no reconocimiento de la familia... . Se intenta aniquilar todo lo que ha sido el soporte del hombre, y si lo criticas eres un retrógrado, cavernario, reaccionario. No hacen caso de las movilizaciones que se han producido en los últimos años; ha dado igual la cantidad y calidad. Pero nos queda un arma que los demás desprecian y se burlan: la oración, es silenciosa y se filtra como el agua, no hay nada que se le resista.

Papathoma dijo...

Gracias, Teresa. Nada más animante que tu última frase.
:)

Antuán dijo...

Solo estuve q. recuerde en un hotel que me impresionara en Santiago de compostela, en la plaza del obradoiro meparece, el unico q. hay allí. consegimos colarnos porque detrás de la cristalera de la entrada tenia buena pinta y necesitabamos entrar a evacuar como el niño del anterior. y de paso echar un vistazo. imagino que tendría como todo su sala de conferencias que están para hacer un buen uso de ellas. pero como somos tantos y tan variados y con tan mala leche, perdonarme. Empeñados en cargarnos los principios fundamentales. el origen del hombre y sus derechos. Nos estamos destruyendo a nosotros mismos. Maldito hotel Melia y que pena que no se unda esta noche y caiga una helada paque se vayan a su casa a pensarselo un poco los desgraciaos que ¿que es lo que quieren a todo esto? que se fundan los plomos y se vayan a la iglesias cercanas que las hay a pedir cabos de vela a ver si se encuentran con el Que da lA VIDA. Adiosle pido.

yomisma dijo...

Soy la única que no esta de acuerdo (del todo) con Garcia-Naiquez? A Dios rogando y con el mazo dando. Y el monedero NO sirve como mazo. No se si me explico...

E. G-Máiquez dijo...

Yo estoy de acuerdo con yomisma. Y muy agradecido por su punto sobre la i y porque me lo ponga en el Diario. Abrazo,
E.

Maria dijo...

Parece que el diario borra los comentarios, que tramposos.
Yo no estoy de acuerdo con yomisma. El dinero lo usan bien las asociaciones provida, al menos redmadre hace muchísimo con muy poco.
Y pienso como Enrique, dando dinero te implicas más, y ayudas. Ayudas y te ayudas: lo haces más tuyo.

Yomisma dijo...

Maria, no he querido decir que no se de dinero... Aunque hasta cierto punto no me gusta, las asociaciones no lo serian sin las donaciones. Me refiero mas bien al particular que abre el bolsillo y se queda con la conciencia tranquila. El aborto no se acaba después de la donación, o nos ponemos todos a una o seguirán muriendo personas.

Anónimo dijo...

María, estoy de acuerdo que el dinero ayuda, y mucho, pero -yo creo- para sentirse implicado en algo o hacer algo tuyo, no es necesario materializar las cosas. AC

yomisma dijo...

Y seguimos con lo de siempre: sentirse o no implicado no hace que se dejen de hacer abortos. Como dicen en este mi pueblo:"It's not about you!"