jueves, 14 de octubre de 2010

Una jurista singular


Cuando me dirigí hacia el coche que había aparcado en la calle, la controladora ya había comenzado a teclear en el terrible aparatito de las multas. Aceleré el paso y levanté los brazos para llamar la atención.
-¡Un momento, por favor, que ya estoy aquí!
La agente interrumpió la faena y me miró perdonándome la vida.
-Si llega un minuto más tarde, la cosa ya no tiene arreglo. Se ha pasado del tiempo casi media hora…
Balbuceé algo incomprensible y, tras darle las gracias por no multarme, ella me explicó que, con motivo del desfile que tendría lugar al día siguiente, andaba la policía “metiendo las narices” por todas partes y apuntando las matrículas de los automóviles estacionados.
Mientras hablaba, me fije un poco más en ella. Era joven y, aparte de la metáfora nasal, se expresaba con gran precisión y riqueza de vocabulario. Comentó que estaba un poco harta de ir de barrio en barrio; que el Ayuntamiento les cambia de zona cada semana.
-Por lo visto, el alcalde quiere evitar que prevariquemos llegando a un acuerdo con las tiendas del barrio.
-Tú tienes estudios, ¿verdad?
-Soy Licenciada en Derecho -contestó sin dejar de sonreír-, pero tengo que mantener una familia.
Luego me contó que está preparándose para opositar y, después de cinco minutos más de conversación, se alejó con la risa en la boca:
-Para que luego digan que los abogados no servimos para nada: yo controladora y tú sacerdote…

11 comentarios:

Isa dijo...

Qué capacidad para entablar conversación que tiene usted...Me tendría que dar unas clases...
Espero que le vayan bien las oposiciones a esa chica y pueda dedicarse a lo duyo de verdad.

Yuria dijo...

y encima, les dicen "picapleitos".
¿Y eso de la metáfora nasal? algunos blogueros, sin querer,... qué quevedescos somos, ¡o no, don?

Boo dijo...

Los dos nos ayudan a cumplir las leyes, unas discutibles e implacables y con efectos materiales (las del Ayuntamiento) y otras de acuerdo con nuestra naturaleza y ordenadas a nuestro bien y con efectos sobrenaturales.

Anónimo dijo...

Y esa foto ¿de dónde es? más que nada para no ir nunca. ¿Cómo salen los coches aparcados en la fila interior? yo creo que ni aun siendo abogado sales de ahí.
Saludos

Ourense San Francisco dijo...

Que gran historia, por otro lado estamos los juristas que no sabemos exactamente a los que nos dedicamos con esas leyes que nuestro parlamento ha tenido a bien poner en nuestras manos, en nuestros maletines y en nuestras bases de datos de legislación...
Por cierto, aunque no tiene nada que ver, tras la lectura del globo, el lunes me vi postrado en la cama con una gripe intestinal que ni vacunándome. Afortunadamente, y esto es lo importante, se me curó de golpe en la madrugada del martes cuando disfrutamos del nacimiento de Teresa María, nuestro tercer retoño. La mamá y la niña están bien, ambas dispuestas a dar guerra. Sus hermanos (casi tres y casi dos añitos) intrigados...

Miriam dijo...

El contable sordomudo


Un jefe de la mafia descubrió que su contable había desviado 10 millones de dólares de la caja.

El contable era sordomudo por eso fue admitido en la mafia, pues como no podía oír ni decir nada, en caso de una eventual detención y proceso, no podría actuar como testigo.

Cuando el jefe le fue a preguntar por los 10 millones, llevó consigo a su abogada, que conocía el lenguaje de las señales de los sordomudos.

El jefe pregunto al contable :

-¿Dónde están los 10 millones que te llevaste?
La abogada, usando el lenguaje de las señales, le hizo llegar la pregunta al contable, que a su vez respondió con señales:

-Yo no sé de qué están hablando...

La abogada lo tradujo para el jefe :

-El dice que no sabe de que le hablamos.

El mafioso sacó una pistola calibre 45 y apuntó a la cabeza del contable, gritando:

-¡¡¡ Pregúntale de nuevo!!!

La abogada, por señales, le dijo :

-Él te va a matar si no le cuentas dónde está el dinero.

El contable respondió con señales:

-Ok,....El dinero está en una maleta marrón de cuero, que está enterrada en el jardín de la casa de mi primo Enzo, en el Nº 400 de la
calle 26.

El mafioso le preguntó a la abogada:

-¿Qué dice?

La abogada respondió :

-Dice que no tiene miedo de morir y que usted es un pobre hijo de pxxx que no tiene cxxxxxx para apretar el gatillo...

(nunca había copiado un chiste con xxxx ;O)

GAZTELU dijo...

Que casualidad que yo también tuve una hoy de parquímetro pero con menos suerte que usted.
Salía de la compra cargada como una mula y me encontré a la "controladora" poniendome la multa en ese mismo instante, tiré las bolsas al suelo, rodaron naranjas,mandarinas, ciruelas etc...pero ya no había posible solución.

Muy amablemente me acompaño a cancelar la multa(3.10€) y me dijo que tenían ordenes tajantes de poner las sanción si uno se pasaba de 3m.

Hay que fastidiarse por no decir otra cosa menos elegante que la cortesía de nuestro ayuntamiento de Alcobendas sea de 3m.

La misma que yo pienso tener cuando soliciten algún contacto para hacer acto de presencia en foros que les interesan para sus campañas electorales.

El caso es que nos "sangran" por todos los lados y a mí la compra me supuso un incremento de 3.20€ además del cabreo que me agarré desde el mercado a mi casa, amén de la confesión que me toca por todo lo que salió de mi boca envenenada.

GRACIAS

Bernardo dijo...

Controladora u opositora, es al fin el sector público. Es una lástima los derroteros por los que están yendo las cosas.

Pero vamos, que le deseo la mejor de las suertes a ella y a su familia.

Enrique Monasterio dijo...

Miriam: Google había incluido tu comentario entre los spam. Por eso no lo he publicado hasta ahora. Sipongo que al ver tantas xxx seguidas, ha saltado la alarma en algún circuito

Anónimo dijo...

Hola, aprovechando que salié el tema, ¿puede encomendar para que encuentre un trabajo relacionado con mis estudios?
Prometo encomedar "de vuelta"

Miriam dijo...

Gracias Don E. por la explicación-
No se me había ocurrido que xxx podría ser mal interpretado por el "seleccionador de spams".

En mi caso, era una x de las de las ecuaciones, para despejar y resolver la incognita ( o por parecer más fina y no escribir tacos)
Que tenga un buen sábado¡¡