domingo, 4 de abril de 2010

Adiós, Riaza, adiós

En Riaza aún no ha llegado la primavera. Las montañas estan cuajadas de nieve y los robledales, desnudos de hojas, tiritan de frío. Ayer llovió durante todo el día. Hoy (son las 6 de la mañana) veo estrellas al otro lado del cristal. ¿O son copos de nieve?

Hoy no escribe su diario ninguno de los personajes de la Pasión. Es el domingo más grande del año, la razón de ser de los demás domingos. Y este globero se va de viaje camino de Bilbao.

Antes pasaré por la plaza para aspirar el aroma de la panadería.

11 comentarios:

GAZTELU dijo...

Que tenga un buen viaje,cuidado con la operaciòn retorno y disfrute en su tierra.
En Madrid luce un sol espléndido,no sé que tiempo le deparará en el norte.
un saludo
Gracias por sus diarios
,quedan todos archivados,,cualquier momento del año es bueno para meditar la pasión.

Anónimo dijo...

¡FELIZ PASCUA!, para todos......
todos

Papathoma dijo...

Este día los griegos se saludan así cuando se encuentran:
- Christos anestei!
- Alithos anestei!
Feliz estancia en Bilbao y Kalo Pascha!!

Anónimo dijo...

¡Felices Pascuas buen viaje!
Con agradecimiento por su globo.

Anónimo dijo...

¡Felices Pascuas D. Enrique!
Que tenga buen viaje, y muchisimas gracias por el esfuerzo que ha hecho esta semana,nos ha ayudado tanto , que el esfuerzo ha merecido la pena.Gracias.

cristina v dijo...

Feliz Pascua de resurrección!
Qué tenga buen viaje y muchas gracias por sus diarios.

Isa dijo...

¡Feliz Pascua!
Que se lo pase muy bien en Bilbao y descanse un poquito.
Papathoma, me ha hecho mucha iulisón que hayas puesto eso, porque todo lo relacionado con Grecia me encanta...y en su día estudié griego moderno...

Autoayuda dijo...

Lo importante es volver

yomisma dijo...

Don Enrique, feliz Pascua de resurrección. Y feliz descanso en Bilbao. Espero que tenga donde conectarse con el globo.

Bernardo dijo...

Felices Pascuas!

poetaporlibre dijo...

¡Qué hermoso pasar la noche en vela…!
esa noche,
primero en convivencias de gaupasa,
¡Aquellas noches!
Y aquélla en que nació la primogénita…
Su noche.
Camino ciento cuatro. Y ahora…
esta noche
el Cielo brilla más que a pleno día,
y aún huele a cálido beso el Pan
de esa otra noche,
Porque esta noche
la Vida triunfó sobre la muerte.