martes, 27 de abril de 2010

Historia de España

María sale del examen con cara de pocos amigos. Me encuentro con ella en el pasillo.
—¿Qué tal?
—Fatal. Me han preguntado el franquismo y no sabía nada.
—¿Nada?
—Nada.
Me quedo sin palabras. Por un momento siento un extraño vacío, como si todos los recuerdos de mi vida se hubiesen desvanecido en la prehistoria.
—Bueno —remacha María—. Es que, de eso, nadie sabía nada. Dijeron que no iba para el examen.
—No te preocupes —le contesto—. Tampoco es muy importante.


10 comentarios:

Emilio Muñoz dijo...

sic transit gloria mundi

Carlos G. dijo...

No sé de que se sorprende. Para ella son 'cosas del siglo pasado'. ¿Hicimos algún caso nosotros a los personajes la de corte de Isabel II o de Alfonso XII? Naturalmente, deberían estudiar historia, y ser más cultos y más sensatos, y .... pero entonces ya no serían ... lo que son. Además, ¿sabe lo que le digo?: que con la barahúnda actual de abuelos sublevados, mejor que no entiendan nada. Será un modo pacífico de pasar página.

Isa dijo...

Pues yo sí creo que tienen que entender de qué va el asunto...no sólo porque les entraba en el examen, sino porque forma parte de nuestra cultura y hay que saber por qué pasaron las cosas, cómo...

Papathoma dijo...

Por una vez estoy de acuerdo con Carlos G. Es increíble, con lo que nos bombardean a diario con las dos Españas -que yo, por cierto, tampoco viví-, casi que me alegro de que a los más jóvenes les rebale el odio del recuerdo...al menos, de algunos.

DAVID DIAZ CRIADO dijo...

Verdaderamente es importante la cultura y la historia y todo eso. Pero a mi me preocupa mucho mas saber cuando va nuestro papa a proclamar el quinto dogma mariano y cuando va a ocurrir la segunda venida de Cristo y el segundo pentecostes anunciado por Maria. Tambien me preocupa saber hasta cuando vamos a tener que soportar la plaga del aborto y al lobby homosexual y al señor Zapatero.

Juanan dijo...

Yo tampoco sé nada (casi nada) del franquismo. Al fin y al cabo, nací doce años después de la muerte de Franco. A los de mi generación todo eso nos suena a "historias de romanos".

Me contentaré con saber lo suficiente como para no consentir que se repitan los errores del pasado, como parece que muchos (de un lado y de otro, pero sobre todo de los que quieren esa absurda y anacrónica revancha) quieren que ocurra.

Enrique Monasterio dijo...

Valió la pena esta entrada. ¡Juanan ha vuelto!

Juanan dijo...

¡No me he ido! Sigo dando vueltas por aquí, pero desde que uso Google Reader... lo de comentar se ha vuelto menos frecuente. ¡Siga adelante con el globo! Con tantas actualizaciones no prometo leerlo todo, ¡pero es un placer subirse a su globo de vez en cuando!

Por cierto, conté mal, fueron 14 años después :P

Anónimo dijo...

Supongo que la historia importane no es la que aparece en los libros ni la que está fechada más nos valdría quedarnos con las historias pequeñas, esa de mi abuela, por ejemplo, contándome que daría lo que fuera por saber dónde andan enterrados sus padres, al menos contentarse con yazcan juntos. Esto no es ni memoria histórica ni nada que se le parezca, la única izquierda o derecha que a mí me interesa es saber dónde andan tiradas y enterradas tantas personas.

Anónimo dijo...

Pues, en mi opinión, creo que es importante conocer nuestra Historia y, en especial, etapas tan significativas como la del Franquismo... Por otro lado, los que consideren a Francisco Franco una persona malvada y truculenta que se apliquen eso de que "quien olvida su historia está condenado a repetirla" y, quienes esperamos verle algún día en los Altares, quedémonos con las palabras que Su Santidad Pío XII dirigió al Generalísimo: "Por estas nuestras letras os elegimos, constituimos y nombramos caballero de la Milicia de Jesucristo y os admitimos en nuestra Suprema Orden de los citados caballeros."