martes, 20 de abril de 2010

El agnosticismo es, por definición, inestable

Cuando alguien me dice: "soy agnóstico", le miro con mucho respeto, pero en realidad, pienso en lo vulnerable que es su visión de la vida. El agnóstico no sabe qué pensar; no sabe si creer o no. De hecho, puede que un día crea y al siguiente, no. Desde el punto de vista de la percepción es una postura consecuente: "hoy no percibo un más allá"; "ahora mismo no siento a un ser supremo".

El cristiano simplemente toma una decisión. El que escoje casarse, no debe echarse atrás; quien elige ser soldado, no puede cambiar de bando; el que opta por tener un hijo, no lo puede abandonar. El cristiano, como todos, se ve atacado por las dudas. Pero el ateo y el agnóstico están, no ya atacados, sino sitiados por la fe. A.S.


18 comentarios:

Anónimo dijo...

Por mi parte rezo bastante y pido por todo (entre otras cosas). Lo único que me preocupa es que mis hijos cuando rezan el rosario piden algo similar a la lista de los Reyes Magos.
Procuro explicarles que Dios, como buen padre nos da lo mejor para nosotros aunque a veces no lo parezca. Que las oraciones no se pierden. Son como monedas que metemos la hucha y Dios, con la visión completa de nuestra vida decidirá cuando y cómo "rompemos el cerdito". Es sabe más y siempre por nuestro bien.
Me preocupa que confundan las peticiones en el rosario con la lámpara de aladino. Por eso intento que se comprometan con lo que dicen al rezar sabiendo bien lo que dicen y pensando en cada misterio.
Creo que no se debe rezar sólo para pedir (aunque pido sin parar)

Emilio Muñoz dijo...

Para un agnóstico, la fe es la necesidad de un ser superior al que pedir cosas cuando uno está necesitado. DIOS ES LA CONSECUENCIA DEL MIEDO, y por tanto, CREACIÓN DEL HOMBRE. No es, por tanto, el Dios revelado en Jesús de Nazareth. Es cierto, el agnóstico es un creador de dioses cuando se da cuenta de su levedad...

adela dijo...

Estoy de acuerdo E. M., pero también creo que el hombre es fruto de Dios, todo hombre lleva Su huella; quizá por eso ante el desamparo, se agarra a El, aunque no Lo reconozca.
La Esperanza es lo que alimenta la firmeza; sin ella viviremos en la inestabilidad.
La Fe es un regalo que hay que cuidar mucho y agradecer infinito y transmitir a cada momento.

GRACIAS

Anónimo dijo...

Siento discrepar. El agnóstico también toma sus decisiones posiblemente coherentemente con lo que le dicta su razón. Hay personas buenas que son ateas o agonosticas como hay personas malvadas y santas creyentes.
El agnóstico simplemente no tiene fe porque apoyándose en la razón, ésta no puede demostrar ni que Dios existe ni lo contrario.

Anónimo dijo...

Anónimo 2, no estoy de acuerdo. La razón se vulve loca sino cree en nada. La vida sin trascendencia, la que sólo acaba aquí no tiene sentido. Ni el sufrimiento, ni las injusticias, en lo negativo y, en lo positivo, el sentido de la belleza, el orden natural, la organización vital, la exitencia de un orden en la naturaleza, la promesa de amor eterno que todo hombre/ mujer deseamos y necesitamos hacer. Esas respuestas sin Fe no las hay!
si no tuviera Fe enloquecerías. Es más Fe llega dónde la razón no llega para complemenatrla. Fe y razón no se oponen sino que se complementan.
COnozco a gente a la que quiero mucho que no tiene Fe, eso dice, pero la verdad es que no me lo creo. En el fondo todos creemos en Diso (unos además, en la superficie)

Bernardo dijo...

Por pedir, que no quede. Sólo que cuando crecemos, aprendemos a pedir.

El agnosticismo sólo se sostiene desde el desinterés y el desprecio. En cuanto surge la chispa de la razón y las auténticas ganas por entender, ya se ha empezado el camino que lleva a Dios.

adela dijo...

Anónimo:
"Personas malvadas y santas"... lo dudo; se puede creer con la inteligencia y tener el corazón muy lejos de Dios. La fe compromete a transformar el pensamiento en obras.
"Personas ateas o agnósticas y buenas", si. Yo las he conocido. Creo que el hombre bueno tiene a Dios dentro, obra como Él; sólo le falta la humillación de la inteligencia: el acto de fe.

Gracias

Papathoma dijo...

Entiendo al anónimo que discrepa. Qué responsabilidad tan grande, cuando se tiene Fe, de vivir de acuerdo a lo que creemos. También es cierto que el Mal hace más ruido que el Bien y se nota más, anónimo.
Mi respeto a los agnósticos y mi agradecimiento a tantos santos corrientes que se dejan la piel cada día, por Él y por los demás (va unido). Para encontrarlos, hay que acercarse a los que sufren, porque allí estarán ellos: búscalos y, de paso, únete.

Anónimo dijo...

Para creer tenemos que estar receptivos en esos momentos en los que Dios se nos hace mas presente,aunque sea para pedirle en esos momentos difíciles en los que le vemos como única salida y pueda parecer que "Dios es la consecuencia del miedo".Lo importante es abrirle la puerta a la fé.Luego vendrá el afianzarla. E

Antuán dijo...

Gracias Adela por tus palabras: todo hombre lleva la huella de Dios. Se agarra a EL aunque no lo reconozca. El viernes pude agarrar la mano de mi tio en la cama del hospital que lo hacía con fuerza aunque sedao. ¿ a quien reconocía?. Solo quería que receis por él. murió de madrugada el sábado. La iglesia por la tarde estaba casi llena. ¿agnosticos ? ateos. Hay un más allá, está claro.. Escribí el primer comentario ayer al llegar pero no coló. ¡Gracias! Adiosle pido.

Anónimo dijo...

No. La razón no se vuelve loca si no cree en nada como dice un anónimo, no se enloquece si no se cree en nada. De verdad que no. Quizás es una bendición tener fe, quizás. Pero de lo contrario no se siguen las conclusiones que saca el anónimo. Pensemos seriamente. El mundo estaría lleno de locos (y aunque los hay, no hay tantos).
Y tampoco tienes razón al decir que "todos creemos en Dios". Ha habido y hay ateos, unos teóricos y tros práctios y ateos militantes.
Y si, en efecto, puede que la vida no tenga ningún sentido, y algunos lo mantienen. O el sentido es el que uno razonable io irracionalmente puede darle: el amor, la amistad, un ideal, un descubrimiento científico,... Sí cosas finitas...
Creo que las cosas y la realidad son más complejas para todos (creyentes y no. Por favor no las simplifiquen.

Anónimo dijo...

No sé si coincidirán conmigo, pero hay pocas cosas más incómodas que el hecho que desde fuera, alguien te diga que lo que tú piensas responde a algo, por ejemplo este post, es decir, soy inestable, es decir, mis treinta años de no creencia sin fisuras no valen nada, y si soy una persona buena, que cuido de que lo que haya a mi alrededor, mis amigos, mi familia esté bien, quiere decir que un dios habita en mí, a lo mejor mis padres tienen algo que decir al respecto, cuando me educaron en buenos valores, en la bondad, sin acudir a divinidades, qué perra teneis los creyentes con que siempre tiene que haber algo por encima, algo a lo que obedecer, el miedo, el infierno, soy una persona buena simplemente porque me gusta que todo vaya lo mejor posible, no por miedo a nada, de veras que no sabeis lo que molesta que metan las narices en las ideas de uno, que te llamen inestable.

Enrique Monasterio dijo...

No he querido entrar en este peculiar debate, y no entraré tampoco ahora. Lo que no entiendo es el porqué de tanto "anónimo". ¿No os podríais poner un nick aunque sólo sea para no decir "querido anónimo2"? Mi búho dice que hablar con un anónimo es como aullar en la noche esperando sólo el eco de tu prpia voz.

alfonso sanz dijo...

Querido anónimo, lamento que te hayas ofendido. Jamás he dicho que un agnóstico sea alguien inestable, he dicho que el agnostcismo es inestable. Y esa palabra no está empleada en un sentido psiquico, como pareces insinuar, sino en un sentido dinámico. Hay gases inestables que tienden a convertirse en otra cosa y eso no es ofensivo para ellos. Lo que digo es que el agnosticismo es un "ni creo, ni dejo de creer"; y eso me parece una solución inestable; o sea: no me parece una solución definitiva. De todo corazón, perdona, jamás re ofendería.

Papathoma dijo...

Como dice uno de los anonimos finales (porfa, poneos un pseudonimo!), no simplifiquemos.
Ni la gente que no tiene Fe es "mala", ni los que creen se mueven por el miedo. Yo veo por aqui a mucha gente enamorada de un Dios personal y me da cierta envidia, incluso cuando no comparto su apasionamiento.

adela dijo...

Gracias a tí , Antuán. Me alegro verte por aquí y cuenta con mi Oración.

Anónimo de las 15.30: La opinión del creyente es igual de respetable que la del que no lo es. Como creyente quiero decir que no es el miedo lo que nos mueve, sino Su Amor.

Gracias

DAVID DIAZ CRIADO dijo...

ha sido muy interesante leer los comentarios, asi que yo tambien quiero hacer uno: acaban de editar un libro (no recuerdo como se llama) en el que la primera frase del autor es la siguiente: "yo no creo en Dios pero le hecho de menos"...verdaderamente algo hay.

Anónimo dijo...

Copio: "Cuando alguien me dice: "soy agnóstico", le miro con mucho respeto, pero en realidad, pienso en lo vulnerable que es su visión de la vida." ¿Respeto? ¿de qué respeto hablas, si luego dices que su visión de la vida es vulnerable sin conocerle ni nada? Te dejas llevar por tu verdad absoluta. No seas adoctrinador y deja de ser tan prejuicioso.