lunes, 5 de abril de 2010

Voces en la autopista

Pasamos por Pancorbo

El
coche se desliza por la autopista sin obstáculos ni compañías. Son las siete de la mañana del domingo de Resurrección. De vez en cuando nos cruzamos con algún vehículo que viene en dirección contraria, pero ni uno sólo nos escolta camino de Burgos.

Escribo en plural, porque no voy solo. Mi Polo es una burbuja volátil que me aísla por completo del mundo exterior, pero dentro hay muchas voces: la del GPS, que se expresa con inflexiones metálicas, es ya como de la familia. Yo siempre le contesto educadamente, incluso cuando debo explicarle por qué elijo un trayecto distinto al que él me sugiere. La voz del motor también me interpela con su zumbido aparentemente monótono, pero lleno de matices: el Polo y yo llevamos juntos más de 130.000 kilómetros y nos conocemos bien. Luego está Kloster, siempre a mi derecha. Él se encarga de provocarme con sus impertinencias y, de insultar a los conductores que tratan de hacernos alguna faena. Además oigo la radio. Hoy suena un concierto para arpa y orquesta de un autor romántico que no he logrado identificar. El arpa es una lluvia mansa, un goteo melancólico que calma la ansiedad por llegar a la meta. Por último están los Ángeles Custodios. Son tres. Dos míos y uno del automóvil. Siempre charlo con ellos y hoy también.

Gracias a estas voces, el viaje resulta fecundo. Aquí dentro preparo meditaciones, homilías, clases y charlas con mucha más eficacia que si estuviera delante del ordenador o con la pluma en la mano. Los Custodios me dictan el tema y el hilo conductor, Kloster pone las anécdotas y yo sólo tengo que hacer el esfuerzo de recordarlo todo.

De vez en cuando rezamos el rosario. El motor va contestando a cada avemaría con su carraspeo, y el GPS evita que nos distraigamos anunciando el final de cada misterio:

—“Dentro de quinientos metros, salga a la derecha”.

—Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo

13 comentarios:

Emilio Muñoz dijo...

Caro Monasterio: Felices Pascuas.
con tanta conversación en el coche no se vaya a distraer.
Un abrazo fuerte

emilio.

Isa dijo...

Je je je...
Ya veo que no pierde el tiempo en ningún momento ni que se aburre, ¡eso está pero que muy bien! pero no se vaya a despistar en la carretera...

Bernardo dijo...

Los dos ángeles custodios, ¿es algún tipo de enchufe?

Otra pregunta: imagine que su automóvil o dispositivo GPS tuviese conexión a Internet, y permitiese a otros conductores como usted rezar el Rosario todos juntos, aunque cada uno desde su automóvil.

¿Usaría una función así, si su coche/móvil/GPS la incorporase?

Anónimo dijo...

Bernardo, sí, lo de los dos ángeles custodios no es ninguna broma y sí es algún tipo de enchufe.
Los sacerdotes tienen dos: el que tienen desde que existen como personas y el del orden sacerdotal que les acompaña un segundo ángel de la guarda.
FELICES PASCUAS D. ENRIQUE

Dani Morcillo dijo...

¡Qué casualidad, también nosotros pasamos ayer por Pancorbo! Las niñas atrás dormidas, mi mujer al lado dormida... La diferencia es que el GPS me interrumpía a Pink Floid y a Queen.
Felices Pascuas.

Andrés dijo...

Por algo algunos llaman al gps "parrot"...

Opino que la música de Dani es más apropiada para el viaje, por lo menos para no dormirse...a mi me ponen un concierto de arpa y orquesta, y frito al instante.

Gran respuesta del Anónimo.

Me uno a la felicitación de las Pascuas, hay que estar muy alegres, que los cristianos tenemos la alegría dentro de nosotros...

Un saludo

encarna dijo...

Muy bueno lo de aprovechar cada momento, voy a seguir su ejemplo!!
Cómo decía Santa Teresa, Dios está en los pucheros!
Y en cualquier lugar, situación,circunstancia, sólo hay que tenerlo siempre presente,y usted nos ayuda constantemente a que así sea.

Pierre Nodoyuna dijo...

Bien por este post. El globo se estaba poniendo un poco serio.

Isa dijo...

Bernardo, los sacerdotes tienen un Ángel Custodio y un Arcángel Ministerial...

Bernardo dijo...

¡Muchas gracias a todos por las aclaraciones! No lo sabía.

Otro día pondré el chiste de los dos angelitos que estaban en el Cielo.

Almudena dijo...

Pues yo pensé que lo de los dos ángeles era uno por D.Enrique y otro por Kloster. La verdad, no me acaba de convencer lo del ángel o arcángel ministerial...
Por otra parte, si de verdad pudiéramos ver con "cuántos" y "quienes" vivimos, seguro que no nos ditraeríamos con tanta tontería (y eso, que conste, lo digo sólo por mí)
Ahhh, FELIZ PASCUA (a usted y a sus acompañantes.... aunque los ángeles viven siempre en Pascua ¿No?... demasiada teología para mi, me temo)

Carlos G. dijo...

Me gusta la técnica. Dos ideas claras: no faltar nunca a la cita y servirse de lo que hay. A algunos nos vendría bien ese estilo.

Historias del Metro dijo...

jajaja! don Enrique, eso no es un viaje, eso es un fiestón! como el camarote de los hermanos Marx!