miércoles, 11 de diciembre de 2013

Cuento de Navidad

Lo firma Cordelia, y me lo envía para el globo. Sólo le falta el título y yo no me he atrevido a poner uno.


María puso la mano sobre su vientre y esperó. Una sonrisa juguetona bailaba en sus labios. No tuvo que esperar mucho. En seguida, una patadita sacudió su mano. La risa de María hizo levantar la cabeza a José, que se afanaba en colocar los arreos a la mula.
―No sé quién es peor de los dos dijo, blanca sonrisa asomando por entre la barba morena―. Vaya par.
―Es que siempre hace eso. En cuanto pongo la mano, pum. Mira.
María cogió la mano de José y la apoyó sobre su ombligo. El Niño, deseoso de hacer reír a su Madre, la golpeó suavemente con un pie.  La cara de José se iluminó de alegría.
―Sois incorregibles, los dos.
Abrazó a su mujer, y al Niño dentro de ella, maravillado una vez más de su increíble regalo. Dios le había confiado esta preciosa, dulce, alegre y perfecta muchacha. Y la custodia de Su Hijo. Rezó, pidiendo una vez más estar a la altura.
―Hala, en marcha. Tenemos mucho camino hasta llegar a Belén.
María pensó por un momento, recordando dónde había dado Su Hijo con el pie, y colocó la mano de nuevo en su abdomen. Jesús apoyó la mejilla sobre esa mano, y se durmió, soñando que muy pronto vería la sonrisa de Su Madre.

Al pasar junto a unas viejas que sacaban agua del pozo, saludaron. Las mujeres esperaron a que se perdieran de vista por el camino, para empezar a comentar. Especulaban sobre cuando nacería el bebé.
―Está muy alto todavía, faltan unas semanas, acordaron.
No sabían que Jesús quería estar lo más cerca posible del corazón de Su Madre.

29 comentarios:

Nuevepornueve dijo...

¡JO! Y yo que siempre pensé que Cordelia "era de Ciencias". PRECIOSO. Gracias por compartirlo.

Tumismo dijo...

Solo un pero,"unas viejas sacando agua"...a mi me esseñaron que viejos son los trapos,por lo demas esta bien.

yomisma dijo...

Que cerquita estas de Jesus, Cordelia. Gracias.

yankee dijo...

Es precioso!
Me he quedado con ganas de más. Continuará?....

Igo dijo...

si esto estuviese en facebook le daría al me gusta tres o cuatro veces. así que ala, D. Enrique, ya esta ud. colgándolo ;-)

Caminando dijo...

Q bonito!!! Gracias, ayuda en este tiempo mucho

Merche dijo...

¡Que bonito, Cordelia! Gracias por compartirlo.

Todoslosnombres dijo...

Cordelia qué tierno; puede que no sea un "cuento", imagino a María, sencilla y humilde, con esos gestos cotidianos de toda mujer embarazada que tan bien describes. Bien por el "papel activo" que concedes a José; casi siempre aparece como un "convidado de piedra" ajeno a la emoción del gran acontecimiento.

Y aunque han pasado miles de años, las especulaciones sobre el momento justo de la llegada de los niños al mundo siguen siendo poco certeras. El Misterio de la vida sigue estando sólo en manos de Dios.

Gracias por sus letritas Padre y por "hacer valer" las de los pasajeros-artistas de este Globo.

Todoslosnombres dijo...

Tumismo: pues lo que yo no soportaría es que me dijeran "decrépita", "caducada", "desechable", "anticuada" o "en desuso"; pero que me digan "vieja" y "antigüedad", lo admito. Con el eufemismo "mayor", estoy familiarizada.
Disculpa y un saludo.

Pilar dijo...

¡Vaya, el primer beso del Niño a su Madre ...!Es una historia muy bonita y llena de amor, gracias a Cordelia por compartirla.

Caminando dijo...

Yo no me atrevo mucho a poner título, pero algo como, me Haces sonreír, o, por quien sonríe María... ;)

Anónimo dijo...

Que tierno y que bonito!!!! Y los que os engancháis y tanto lío armáis por un detalle, fijaos en los detalles del Niño con su Madre o tomad perspectiva y admirad el conjunto. Felicidades Cordelia.
Lucia

Merche dijo...

Todoslosnombres, ¿has leído un libro que se llama "La sombra del padre"? Si no lo has hecho, te lo aconsejo. Trata de San José y su papel en la vida de Jesús y María. A mí me gustó mucho. Y al Beato Juan Pablo II también. Es de un autor polaco, que no recuerdo ahora mismo.

Antuán dijo...

Muy bueno Cordelia! breve pero contundente. Da gusto con gente así lo que ayuda para acercarse a la realidad de lo que serian esos momentos. ¡Gracias! Adiosle

Antuán dijo...

Un ángel, mejor tres, les acompañarían en el camino a Belén. Hoy tengo que agradecer al mio -siempre acudo a él ante cualquier apuro- ya daba por perdido el PenD. con mi historia de un cangilón: Eu tu estás siempre conmigo donde puede estar y en medio de mi desorden apareció. ¡Gracias! dulce compañía. Adiosle

Anónimo dijo...

Me he quedado maravillada con el cuento, es precioso!!!
Como me gustaría tener esa fe y ese arte escribiendo.
Gracias
Londinesa

Rocky Balboa dijo...

Me ha encantado!!!

Patty dijo...

Cordelia, me ha encantado. Me ejas copiarlo para el concurso de cuentos de Mavidad del colegio??? di que sí, por fa...

Fernando Q. dijo...

precioso, dulce, tierno. Real.

Todoslosnombres dijo...

¡Gracias Merche!

Gracias por recordarme "La sombra del Padre"; me habían dicho que es ameno, escrito con rigor y que se lee de una tirada. Normal que no te acuerdes del nombre del autor polaco de apellido impronunciable.

Un saludo

Benita Pérez-Pardo dijo...

Precioso!

Enrique Monasterio dijo...

Bueno, Cordelia. Habrá que ponerle título antes de enviarlo a otras plataformas. ¿Qué sugieres?
A mi también me parece un relato perfecto.

pacita dijo...

Cordelia !!! parece q estas viéndolo.sigue escribiendo q sequeda una con ganas de verq pasa.(yo sustituiría la palabra viejas)

Cordelia dijo...

Gracias a todos por los comentarios. Yo había pensado llamarlo Antes de Belén.

Papathoma dijo...

Cordelia , con tu permiso se lo paso a una amiga que está esperando su primer hijo.
Y la imagen de la Virgen también: es preciosa, D. Henry.

Caminando dijo...

Me gusta el título, Enhorabuena,q artista!!!!

Todoslosnombres dijo...

Cordelia, me gusta el título que has pensado para tu "Cuento de Navidad".

Vila dijo...

Caray, una se despista un día sin entrar en el globo y menudo regalo se encuentra.

Es un relato precioso, Cordelia. Me has dejado sin habla.

Sigue escribiendo porfa...

Cristina.V dijo...

Precioso, gracias Cordelia por compartirlo.