martes, 31 de diciembre de 2013

Los Reyes Magos son de verdad

Queridos Melchor, Gaspar y Baltasar:
Como sabéis  (vosotros lo sabéis todo) el mes pasado escribí un e-mail a Papá Noel y lo puse a caldo. Le llamé intruso y gordinflón, y me quedé corto; pero no me arrepiento: difícilmente puede sentirse ofendido quien no ha existido jamás.
Vosotros, en cambio, sí que sois reales. Os vi por primera vez en mi casa hace mucho tiempo, cuando yo tenía solo dos años y estaba en brazos de mi madre. Apareciste tú, Melchor, con barba blanca y corona de oro. No olvidaré tu mirada: tenías unos ojos claros, azules como el mar, igualitos a los de mi padre. Por eso me equivoqué y te llamé “papá”, mientras mi hermano mayor te miraba boquiabierto deslumbrado por la majestad de tu realeza.
Te pido perdón ahora, querido Melchor, por haber pensado que eras mi padre disfrazado. Enseguida me explicaron que yo estaba confundido, y desde entonces no me fallasteis nunca. Todos los años os escribía una carta llena de peticiones, y el día 6 de enero por la mañana mi fe en vosotros recibía su inmerecida recompensa.
Es cierto que pasé por una etapa de incredulidad y escepticismo. La vida tiene estas cosas. Dejé de escribiros quizá porque no me gustaba nada ese permanente chantaje de tener que portarme bien para que no me pusierais carbón. Así que me limité a esperar que mis padres dejasen algo la noche de Epifanía. Como también ellos habían perdido la fe en vosotros, se resignaron a ocupar vuestro lugar haciendo de Reyes Magos todos los eneros de su vida.
¿Cuándo recuperé la fe de mi infancia? Fue un largo proceso que empezó un mes de octubre ya muy lejano, el día que cambié de colegio y fui por primera vez a Gaztelueta.
En el pequeño oratorio de mi nuevo cole había una pintura enorme que representaba la adoración de los Magos en Belén. Debajo, en el mismo altar, podía leerse: Vidimus stellam eius in Oriente et venimus cum muneribus adorare Dominum. Yo no entendí casi nada de aquella extraña inscripción, pero el profesor que me acompañaba me la tradujo: “hemos visto su estrella en Oriente y venimos con regalos para adorar al Señor”.
Así que ya entonces llevabais regalos. A lo mejor fue sólo el comienzo, me dije. A Jesús le disteis oro, incienso y mirra, según el Evangelio. El incienso y la mirra no son precisamente un juguete divertido para un niño, pero el oro seguro que le vino bien a San José para poner en marcha su taller en Egipto, cuando salieron huyendo Herodes. 
No mucho después de aquella experiencia, hablé con mi profe de latín, que era croata y se llamaba Wladimir Vince. Él también venía de Oriente y sabía de estrellas y de viajes por el desierto. Me explicó que vosotros, los Reyes Magos, encontrasteis  en el Cielo más que una estrella, un tesoro. Estaba allí en lo alto. Cualquiera podría haberlo descubierto, pero la gente suele ir con la vista demasiado baja, quizá por miedo a tropezarse con las farolas, y ha perdido la costumbre de mirar a las luces que brillan en el firmamento. Vosotros en cambio “visteis” la estrella, os la apropiasteis y la convertisteis en un regalo más.
―¿Un regalo?
―Sí ―me respondió―. Los Reyes Magos llevan una estrella en su equipaje. Ése es su mejor regalo con tal de que quieras recibirlo. Si estás dispuesto, descubrirás que también es tu estrella y que vale la pena ir tras ella.
―¿Y dónde está esa estrella?
―Tienes que levantar la barbilla y el corazón. La barbilla para verla bien y el corazón para empezar a caminar.
Aquel día os escribí una carta que decía más o menos: “queridos reyes Magos; este año me he portado regular, pero os pido que me traigáis una estrella como la que visteis en Oriente y me deis fuerza para seguirla sin miedo hasta Belén.”
Y hoy, cuando comienza el año 2014, añadiré una postdata: “Melchor, Gaspar, Baltasar…, porfa, a ver si levantáis muchas barbillas para que haya cientos, miles de aventureros en este mundo, que vean vuestra estrella y la sigan. Lo necesita la Iglesia y este planeta errante que parece ir dando tumbos sin rumbo fijo.


26 comentarios:

Llumla dijo...

Esta estrella, perdón, esta carta, me la guardo. Si no le importa...

Anónimo dijo...

Muchisimas gracias D. Enrique. Creo en los reyes Magos y epifitas los años les escribo la carta, pero después de leer está última entrada de su globo ca a ser especial, seré la primera en levantar la barbilla.GRACIAS

Anónimo dijo...

Mi hija de diez años lleva todo el mes de diciembre muy preocupada porque tiene muchas amigas que creen que los Reyes son los padres. Algunas, me dice, van a comprar los regalos con ellos!
Eso mismo le he dicho yo. Sin fe los RRMM no van a ningún sitio.
Insiste en que le aclare la cuestión no vaya a ser, me dice,.que cuando tenga su primer hijo no le compre nada y se entere de que los Reyes son los padres inoportunamente.
Yo todos los años- desde hace unos 20- les pido algo y... no fallan!
Claro que, lo del Corte inglés me lo compro yo porque los Centros comerciales no les gustan nada....

Papathoma dijo...

Yo también quiero una.

Fernando Q. dijo...

Preciosa carta don Enrique.
He aquí mi propósito para este Nuevo Año: mantener la barbilla y el corazon alzados.

Feliz Año a todos.

yomisma dijo...

Queridos Reyes Magos, os pido que este año me dejéis un camello. A ver si podemos montarnos toda la familia para seguir a esa estrella que también hemos visto. Algunos pesan mucho y, efectivamente, les cuesta levantar la barbilla. Pero si logramos montarlos en el camello no se quedarán atrás. Además tengo entendido que vuestros camellos son simpáticos caballos encantados con su joroba.
Ea, este año, un camello.

Maite Zgz. dijo...

Servidora sigue creyendo en los Reyes Magos, los regalos los compro
yo, pero los Reyes Magos y esa Estrella que les guió hasta el Niño
Jesús, sigue formando parte de nuestras vidas.
Don Enrique, su carta está llenenita
de fe, esperanza y buena voluntad,
para todos los que tenemos la suerte
de leerle.
Por cierto: lo de la barbilla en alto....ha llegado al corazón, que
por supuesto, también estará en alto.
Gracias.

Ana dijo...

FELICITACIONES !!!!! Pater me encantó... Preciosa foto con los tres Reyes Magos...
Que en éste nuevo Año 2014 que comienza Dios sea el motor de nuestras Vidas y reine en todo el mundo la Paz...
FELIZ AÑO 2014 !!!!! para todos...

Tumismo dijo...

Las grandes mentiras de la historia,los niños los trae la cigūeña,los reyes magos te colman de regalos,el ratoncito perez...
Feliz 2014 para todos y especialmente para usted D.Enrique.

Todoslosnombres dijo...

Padre, esta carta es para degustarla como si de un turrón de las Hermanas Clarisas de Cantalapiedra se tratara.

En otros tiempos, cuando era una niña, siempre preguntaba a mi padre cuál era la estrella que iban siguiendo los Reyes, porque me parecían todas iguales; y él me decía que mirase bien, porque siempre hay una que brilla más que todas. ¡Y por fin la vi, vaya que si la vi!

Nunca me trajeron lo que les pedía, porque en aquella época las ilusiones costaban más hacerse realidad. Aunque siempre me sorprendían sus regalos y recuerdo cómo dejaban la casa llena de ilusión que duraba hasta el año siguiente. Ahora sé que que aquella ilusión es esperanza.

Ni recuerdo cuándo les escribí por última vez "la carta", pero me hace una ilusión dejarles en el balcón dulces de Navidad y agua para los camellos... la noche de Reyes y buscando la estrella que más brilla.

Gracias Padre por sus mágicas letritas.

Ana dijo...

Hermosa Carta Pater !!!!! Me encantó... Precioso relato de los tres Reyes Magos, que todos levantemos bien la barbilla en éste nuevo Año 2014 que comienza y miremos la estrella que nos guia por el Buen Camino...
FELIZ AÑO 2014 !!!! para todos...

Enrique Monasterio dijo...

Tumismo, no confundas la fantasía con la mentira. Los niños y los mayores necesitamos esas historias, que son mucho más reales que la cruda realidad.
Para oír mentiras, basta con ir al Parlamento.

Tumismo dijo...

Totalmente de acuerdo D.Enrirque ;)

Caminando dijo...

Sin palabras, aunque creo que esa estrella, la tiene desde hace mucho tiempo, se la debieron dejar en ese encuentro....

Vila dijo...

Este año al leer la carta que ha escrito mi muchachote me he animado a escribirles también con una carta física, y no solo de corazón como los demás años.

Una vez entregada a los pajes de Sus Majestades, que estaban en la Plaza de Colón, me he dado cuenta que he pedido muchas cosas que sólo puede conceder el Niño Jesús pero que no he incluido una que llevo pidiendo mucho mucho tiempo. Está claro pues que es sólo una cuestión humana y formal, y que para levantar la barbilla y el corazón siguiendo la estrella no es necesario tenerla. Seguro que estará de acuerdo conmigo :)

Feliz año 2014 para todos
(me voy a preparar la cena...)

Marisol dijo...

Pues yo llevo muchos años pidiendo algo .....no me lo han traído nunca. Igual este año.

Pilar dijo...

Muchas gracias por esta carta de Magos. Seguro que parte de esa estrella está en este blog, así que me alegro de haber encontrado su luz en este año que acaba. (Ahora me voy a luz de la cocina...)¡Feliz Año!

ALEJANDRA dijo...

Os paso un enlace de un "cuento para padres" muy útiil para los que aún andáis con peques en casa. ¡Buenísimo año para todos!

http://www.elhuevodechocolate.com/reyes/reyes11.htm

yankee dijo...

Uau!!! Genial, maravillosa carta, me quedo sin palabras... Yo sigo manteniendo la misma ilusión que me transmitieron mis padres en mi infancia; la mañana del 6 de enero es tan especial... Tiene magia!

Actualmente seguimos reuniéndonos ese día toda la familia y, antes de abrir los regalos, recitamos el Himno de los Reyes Magos, de manera cantarina y casi teatral. En ese momento basta con mirar a los más pequeños de la casa para darse cuenta de la existencia real de S.S.MM. los Reyes Magos de Oriente.



yankee dijo...

Os escribo el Himno, por si alguien lo desconoce...

"Los tres Reyes Magos
vienen callandito
a poner regalos
en los zapatitos...

Yo he puesto dos pares,
sin saberlo mamá,
como está tan oscuro,
nadie lo sabrá!

Que vengan! Que vengan!
Los tres Reyes Magos!
Con sus largas baaaarbas...
Con sus ricos maaaantos....

Uno es alto y flaco,
el otro gordinflón,
y el otro negrito...
el más picarón!

Vienen en camello,
tan pasito a paso,
que se están un año
sin hacernos caso.

Pero al cabo, llegan!
Y a fuerza de palos,
sólo se olvidan
de los niños... malooooos!!!!"

Ana dijo...

Récord de comentarios !!!!! A todos nos encantó la Carta a los Reyes Magos... Dios nos bendiga en este Año 2014 que está a punto de comenzar.... Ave María y adelante !!!!!!!

Ana dijo...

Feliz Año 2014 !!!!!!! para todos... Grandeeeee D.Henry...

pacita dijo...

Se acuerdan q empecé a trabajar .en un.centro de religiosos.uno de ellos me decía se nos ha hecho la piel dura....todos tenemos que levantar la cabeza para ver esa luz(lo escribo Pq no sabéis quienes son)

Anónimo dijo...

Hoy hemos leído su artículo en el Mundo Cristiano que tenía mi jovial tía abuela.

Le hemos regalado "El Belén que puso Dios" y me ha devuelto mis "Relatos a la sombra" que le han encantado (ella tiene su propio ejemplar dedicado...)

Estaba super contenta.

A mi hija le ha tranquilizado mucho que su amigo D. Enrique crea en los Reyes Magos.

Nosotros pedimos a los Reyes Magos y a todo el que nos deje, así que, por favor, encomiéndenos también entre sus miles de intenciones. Creo que la pluripetición es muy eficaz...

Nosotros también le encomendamos

Anónimo dijo...

Gracias al Himno recordé a mi abuela q me lo cantaba d niña, recuperé parte d mi infancia, q regalo hermoso me dejaron los reyes

Anónimo dijo...

buenas don Enrique.
soy un alumno de un colegio de madrid y tengo que hacer resumenes de tres de sus cuentos. personalmente me parecen muy divertidos.
un saludo y siga publicando cuentos asi de entretenidos.
gracias por permitir que de mi opinion.