viernes, 6 de diciembre de 2013

El poema

Me lo envía alguien que escribe su nombre en gerundio. "Caminando". En realidad se llama Raquel y anda por tierras del alto Aragón. Se ve que Molinoviejo le evoca recuerdos, tertulias y promesas de amor. De eso habla esta poesía que, según dice su autora, "no es muy buena".  
Estamos acabando la Novena de la Inmaculada. Oigámosla:

 MOLINO

¡Qué Madre guapa, qué Hijo, en su regazo divino!
Mirada morena, de recuerdos, de canciones
entre pinos y atardeceres dorados.
Mirador de eternidad
bañado de puestas de sol.

Tertulias cantadas, recuerdos a media voz,
amistades fraguadas a los pies de su ermita.
Pintada de Ángeles, con pintura de un Sí.
Me robas el alma.
Canta un riachuelo
Su cauce estrellado es testigo de amores eternos.
de una entrega sin fin.


13 comentarios:

Caminando dijo...

Hala, se paso!! Gracias Don Enrique, lo de el nombre de caminando es por esta definición: el gerundio es
una conjugación del verbo que demuestra una acción;
pero no está definida ni por el tiempo, el modo, el número ni la persona...

Don Enrique, Se que no le gusta el gerundio, para escribir, pero me gusta la definición, Una vez me dijo,
que me viera como Una aprendiz que no se atreve a llamarse poeta...
Nuestra aventura, No tiene fin, no tiene inicio, estamos... Caminando. Gracias x acompañar y guiar. Le dejó otra a la Virgen de torreciudad... Vaya a ser...

Virgen morena,
Vestida de oro
Trono real.
Altar de gloria, brillas más que el sol.

A Los pies de la Cruz, nuestro encuentro.
Mirada firme ante tal suplicio.
Tú Corazón se desborda en esa urna de cristal.
Transparente como tu alma,
Limpia como tu vida.

Centro de mi vida
Razón de mi vivir.
Me muestras a tu Hijo,
Él reina ya en mi corazón.

A tus pies estoy ahora.
De rodillas clavada.
Contemplo tu vida.
Me meto en la escena.

No alcanza mi vista
Soy pequeña en tu presencia
En trono de Majestad,
te coronan allá arriba
Amores eternos

Me meto en la escena,
Sin querer estorbar.
Me embeleso en el momento.
No me quiero ir más,
Contigo hasta el Cielo,
Me quiero quedar,
mirándo desde aquí
Queriendote en silencio.

Pilar dijo...

Gracias esta vez a Caminando, por compartir sus versos o su vida... Se podría continuar el poema al contemplar esas montañas llenas de nieve que se ven en la foto ¿eh?

Caminando dijo...

para seguir con las montañas nevadas....
Días de nieve. frio en la cara
brillo blanco en cortinas de copos.

Hablando y soñando las penas son menos.
Tengo al amor verdadero, imposible no gritar.
De locura manifiesta, de colores chillones, de la cordura que falta a nuestra razón sinrazón.
Mirar por la ventana, asomarse a la risa. congelar el momento
Creer lo increíble apostando a la suerte.
Que sería de una vida sin la luz del sol, que calienta a su paso corazones congelados.
Que funde un invierno, que derrite cuanto toca.
Ven sol y quédate,
vivir en una primavera de día y de noche, para amar el invierno, con hielo en sus hojas.

Anónimo dijo...

Encantador poema que ayuda al corazón para acercarnos a la Señora, muchas gracias Caminando

Anónimo dijo...

Gracias D.Enrique y gracias Caminando, alma de poeta, corazón grande...nos ayudan para la fiesta de hoy de Nuestra Madre y para más

Antuán dijo...

Está muy bien! yo también escribo cuando me brota, reconozco que los mejores son los primeros, los más audaces y espontáneos pero de noche ha veces me doy a ello. Me gusta eso de la noche estrellada sin ir más lejos anoche al volver de la tarea estaba el umbral de mi casa oscuro y el cielo llenito de estrellas y le canté una canción. Adiosle

Anónimo dijo...

Muy bonito porque se ve q no son palabras simplemente bonitas, son vida,.y vida plena y feliz. Gracias sembrar esperanza en este mundo convulso.

Anónimo dijo...

Madre mia es precioso pero lo mejor es que tal belleza nos acerca mas a nuestra Madre

Anónimo dijo...

q chulo! que suerte poder expresar asi... la foto muy bonita tambien

Fran dijo...

Muy profundo el poema. Te hace sentir allí. Un beso.

Fran dijo...

Muy profundo el poema. Hace sentir como que estás allí. Un beso.

Anónimo dijo...

Realmente te trasporta a mirar alto a saber que por encima de nuestra mirada a veces a ras del suelo existe un mundo inmenso que hay que descubrir

cuandopuedasescribes dijo...

Gracias por compartir tu mundo con nosotros