sábado, 21 de febrero de 2009

Metáforas




Vivimos
rodeados de metáforas en busca de un poeta que las descubra. Aparecen en cualquier esquina, como los mendigos, y sólo piden un verso, la palabra justa que les daría sentido.

Son las once de la mañana y ya me he tropezado con varias: un clavel blanco en el suelo junto al parquímetro; un ascensor que sólo sube cuando la lucecita dice que baja; una nube pequeña y solitaria, pero encendida en rojos, en el cielo azulado de Madrid; un rayo de sol que penetra de improviso por un hueco de la ventana e ilumina una palabra —una sola— del guión que estaba empleando en ese momento para predicar.

Yo me detengo un instante y les digo:

—Perdonadme, ahora no tengo tiempo. Ya pensaré en vosotras más tarde.

Pero no es verdad. Las olvido y las metáforas mueren.

—Y la palabra iluminada... ¿cual era?

—Lo siento, era importante, pero ya no la recuerdo.





7 comentarios:

Anónimo dijo...

La Palabra que ilumina y que enciende y que toca el corazón puede ser cualquiera...según el momento, la necesidad, el problema, la angustia...y la sensibilidad. Creo que era Dámaso Alonso el que decía que las tres experiencias fundamentales del ser humano eran la experiencia poética, la amorosa y la religiosa.¡Y qué estrecha relación existen entre las tres!
A mí esta mañana me han iluminado los siguientes versos: "Con la luz, con el aire, con los seres; /Vivir es convivir./Yo soy porque tú eres". Pero hoy estaremos de guardia a la caza de metáforas... no es mal plan. Gracias por la sugerencia y perdón a todos por alargarme.

GAZTELU dijo...

Estoy totalmente de acuerdo con anonimo.
A mi esta mañana me iluminó el siguiente verso:
Cultivo una rosa blanca
En Junio como en Enero
Para el amigo sincero
Que me da su mano franca
Y para el cruel que me arranca
El corazon en que vivo
Cardos ni ortigas cultivo
Cultivo otra rosa blanca.
GRACIAS

Yomisma dijo...

Se me ocurre que si le dices a un perro "sit" siempre lo entenderá como sientate. Pero si le dices lo mismo a una persona, lo puede interpretar de diferentes maneras, dependiend no olo del tono del demandante, si no tambien del estado de animo del sujeto, de las condiciones atmosfericas y contextuales, de la localizacion momentanea.... Que grande es el hombre, y que poderoso el lenguaje!

Inés dijo...

Encontrar la palabra apropiada y parar el tiempo o pararse en el tiempo...eso es lo que se necesita.
No es mal propósito detenerse en , al menos, una metáfora cada día, 365 al año.¡Que barbaridad!

Boo dijo...

Muchos pasamos por la vida sin darnos cuenta siquiera de que la palabra se ilumina...tal es nuestra torpeza.

Anónimo dijo...

Vivir es convivir.
Yo soy porque tú ere...

Estos versos resumen la vida del hombre, de los que quieren vivir enamorados.

JUANMA SUÁREZ dijo...

Yo me quedo con el clavel blanco junto al parquímetro. Lástima que no le haya hecho una foto...