miércoles, 25 de febrero de 2009

Música, sólo música


Hoy, miércoles de ceniza, no tengo tiempo de escribir. Me pasaré la mañana imponiendo la ceniza a los alumnos de bachillerato en compactos grupos de treinta o cuarenta.

Escuchad en silencio esta canción de Vivaldi- Bajazet: "Sposa son disprezzata". Canta Montserrat Caballé. Es una maravilla. La busqué en Internet durante mucho tiempo y aquí está. Hay otras versiones en YouTube de la misma cantante con imágenes y orquesta, pero a mí me impresiona especialmente ese piano solitario que acompaña a la magnífica voz de Caballé.


6 comentarios:

Isa dijo...

Gracias don Enrique por darnos la oprotunidad de deleitarnos con esta obra de arte...y eso que yo no soy fan de este tipo de música, pero me ha encantado.
¡¡Ponga mucha ceniza!!

Bernardo dijo...

Bueno, pues se acabó la Navidad (¡por ahora!). Entramos en Cuaresma. ¡Al desierto!

Pierre Nodoyuna dijo...

OMG! Qué instrumento, qué instrumento!!!!!

GAZTELU dijo...

D.Enrique impresionaante!!!!
UN BUEN COMIENZO PARA LA CUARESMA.GRACIAS

Vosora dijo...

Hola, me ha gustado muchísimo el video. Y siempre leo el blog. El artículo de ayer ha resucitado unos cuantos sentimientos que ya no moraban en mí, pero ahora han regresado. Tengo 22 años y estudio la universidad. toda mi vida estudié en un colegio del Opus Dei. Un saludo a la distancia.

Viator iens dijo...

Bien, bien. No profeso especial devoción a la Caballé, pero hay que reconocer que el primer trino y los reguladores en ambos ”cieli“ son de aupa. Aunque no lea y, como de costumbre, casi no se entienda lo que dice. Gracias.