viernes, 13 de febrero de 2009

Ya es primavera, o lo parece


Abrilea febrero en Madrid. Hoy, sobre la M30 he visto una bandada de aves rapaces en migración. No he podido detenerme para sacar los prismáticos del maletero y echarles una ojeada más precisa y cercana, pero es evidente que, aunque sigan las rebajas y no sea primavera en el Corte Inglés, empiezan a sonar en el cielo los primeros acordes del buen tiempo.

Ayer, en una especie de supermercado, mientras compraba gel de afeitar, fui testigo de un hurto menor: un chaval de 14 ó 15 años se metió en el bolsillo uno frasco de colonia Loewe, de esos que están a disposición de los clientes para que prueben la fragancia del perfume. El delincuente miró en todas las direcciones antes de perpetrar el delito, y como sólo me vio a mí, debió pensar que le absolvería de su falta si me daba una explicación.

—Es que mañana salgo —me dijo—.

Como iba bastante guarrete, sólo se me ocurrió decirle:

—Supongo que te ducharás antes…

Se marchó inmediatamente sin decir palabra, y yo me quedé a solas con mi conciencia.

Si me ve el juez Garzón me procesa.

18 comentarios:

Jorge Tejero dijo...

A pesar de este hecho, que sepáis que los epañoles somos de los más limpios de Europa. Pero no creo que seamos los más honrados.
Buena respueta, D. Enrique.

Isa dijo...

Tiene usted unas salidas...jeje!
La verdad es que esos probadores son una tentación, y más si son de Loewe!
Por lo menos podrá ir a confesarse el muchacho bien perfumado...

Yuria dijo...

No sé si ha recibido mi comentario, que lo he hecho desde el trabajo,a toda prisa,creo que no lo envió el sistema. (En caso de que sí, con uno que publique basta).
Bueno, no me va a salir igual que antes, el otro era más gracioso.
Le decía que me encanta esa forma de absolver que se desprende de la lectura. jajaja.Y eso que, siempre ya desde mi conciencia de niña,tomar lo que no es de uno, aunque fuese algo insignificante me ha parecido un pecado tremendo** ...

Febrero por aquí también sonríe.
Un saludo soleado.

chon dijo...

He estado dudando en si escribía este comentario o no. Al final lo hago aunque no estoy muy segura. Y además no le quiero ofender. No lo publique si le parece.

El caso es que aunque la historieta sea divertida, no me parece bien lo que hizo usted. Si usted va vestido de cura y el chaval que sisaba la colonia le vio como cura, ¿no le parece que le dió mal ejemplo?. Y con la respuesta de la ducha todavía más porque era como si no le importara lo que hiciera.

Todos los que estamos en el bando de los buenos (o de Jesús) tenemos que dar ejemplo siempre y los curas más. ¿Qué no siempre lo hacemos? Es verdad, pero jactarse de eso me parece mal. Lo siento pero lo veo así.

eligelavida dijo...

Veo que ha dejado Vd. a la peña muda con su delito de encubrimiento. ¡Dos horas y un solo comentario!

Haciendo de abogado del diablo se me ocurre que en ciertos pueblos antiguos determinados hurtos estaban permitidos y era una manera de ejercitar la astucia y la destreza.

Además, ya sabe que por la crisis se han disparado los casos de hurto famélico, claro que una colonia no se come, pero quizá el chico la consideraba de primera necesidad; Vd. mismo dice que iba bastante guarrete.

No sé si en Derecho Romano podría considerarse hurto en sentido estricto, porque el “furtum” requería que la cosa estuviera en el comercio, es decir, que fuera susceptible de tener propietario. Como se trataba de una muestra… pues está claro que no se iba a vender.

Por otro lado, actualmente también se considera hurto a la sustracción de algo que recae sobre cosas destinadas a servicio público, generando situación de desabastecimiento (y la verdad es que desabasteció de colonia y esto sí que es grave).

En cuanto a su actuación, en Roma el pater familias se hallaba inhibido de ejercer la actio furtis contra sus hijos, salvo que estos tuvieran un peculio castrense. Si le consideramos un “pater familias”… estaría exento de ser llamado encubridor. (Qué no, qué me lo he inventado, pero suena bien).

Por cierto, es la primera vez que veo a un delincuente que da una explicación a un testigo ocular. Por favor, recorte el comentario que me ha salido muy largo.

Enrique Monasterio dijo...

Estoy desolado. Me acusáis de encubrimiento, complicidad en un delito, de escándalo y... ¿de qué más?
Un jurista habilidoso diría que el frasco de Loewe estaba a disposición del público. Era un regalo de la casa. El chaval solo pretendía usarlo..., al día siguiente y en su propio domicilio.
Además nunca loewe a gusto de todos.

Enrique Monasterio dijo...

He rechazado 6 comentarios (empiezo a tener alma de censor): unos, por demasiado solemnes, llenos de buena doctrina; otros por evitar que el comentarista se hiciera acreedor a las iras de los demás; alguno, por excesivamente "elogioso".
Los comentarios tipo... "qué bueno es usted y qué merito tiene, etc..." se van a ir directamente a la papelera.

Lola dijo...

Pues si Padre, esto me está recordando al magnifico debate de "El Nombre de la Rosa" sobre si Jesucristo era dueño de las ropas que llevaba al ser crucificado.
Es un perfume un hurto?
Es una cuestión de necesidad porque iba sucio?
Es el sacerdote encubridor?

Seguiré atentamente la trama
Ahora bien, mi curiosidad es más mundana.
Cree usted que Garzon lo procesaría:
a-¿por sacerdote?
b-¿por encubrimiento?
c-¿por no llevarse la botella de Dior de al lado?
d- todas las anteriores

Mariano C dijo...

¡Cómo se le nota los años de Capellanía en colegios!

Anónimo dijo...

A veces, tratar a la gente con excesiva dureza produce efecto rebote y el resultado es peor. Esta claro que el chaval se ha llevado lo que no le pertenece, pero quizá lo que necesitaba es que alguien lo tratara con cariño...Yo creo que su tolerancia y sentido del humor le han dado una buena lección. Opiniones todas, pero solo Dios juzga y el tiempo lo confirma. Animo. AC

Inés dijo...

Lo de la tentación de Loewe lo entiendo, lo de callarse también, lo que no entiendo es lo de la colonia sin previo lavado ¡es una guarrería! Me alegro de que se lo haya dicho eso se lo agradecemos todos.

Anónimo dijo...

pues entonces a partir de ahora sólo diremos que es usted malo y perverso, juas, juas

Marite dijo...

Curiosamente en el catecismo que damos los jueves por la tarde en el colegio mi hija -a niños de entre 8 y 10 años que vienen de una colonia con severos problemas de pandillerismo y con escasa formacion-, suelo explicarles que la confesion es algo asi como el baño, es prepararse para recibir lo mas limpio posible, al invitado mas especial que nos puede visitar que es el mismisimo Jesús.

Es claro que el chavo sabia que lo que hacia no estaba bien, -de no ser asi no se hubiera justificado con usted- y si vemos en su comentario acerca del baño previo, la intencion de limpiar no solo el cuerpo sino tambien del alma me parece que mas que un complice se convierte usted en un buen amigo que indrectamente le hará recapacitar.
Felicidades, por que de seguro ese chamaco en su conciencia tendra muy presente esa mirada que usted le debe haber dado, haciendole saber que lo hacia estaba MAL.

Saludos y felicidades por mañana.

Seneka dijo...

(EFE).- Fuentes de la Audiencia Nacional informan que el juez Garzón ha abierto diligencias en torno al caso del frasco de Loewe. La policia judicial está analizando las cintas grabadas por el sistema de videovigilancia del comercio en busca de pistas concluyentes.

Todo parece indicar que el cerebro de la operación es un jovencísimo sacerdote pcoco conocido en el barrio. La FIDA ha anunciado su intención de presentarse como acusación particular en el caso de que Garzón haga comparecer al presunto delincuente ante los tribunales.

Bernardo dijo...

"Nunca Loewe a gusto de todos..." jajaja es buenísimo.

Además, ¿quién dice que el chaval no devolviese la muestra al día siguiente?

Pierre Nodoyuna dijo...

Uy pero qué solemnes nos ponemoooos! El que esté libre de pecado que tire la primera piedra. A lo mejor D Enrique no se anima a contarnos más sucedidos simpáticos....

Sinretorno dijo...

Dediqué un post en diciembre a si era mejor el gel o la espuma, ganó la espuma. El día 3 marzo hace una año de la muerte de la amatxo, acu´rdese en Misa, please.

Enrique Monasterio dijo...

Me acordaré, sinretorno; pero no hay color: el gel es muchísimo mejor