domingo, 9 de mayo de 2010

Para qué sirve...

La primavera parece un tiempo para la melancolía. No sé si serán los exámenes, las alergias o la famosa astenia, pero cada día veo más lágrimas —casi siempre femeninas— y más “mini depresiones” entre chavales y adultos.

El yonosirvoparanada que me soltó anteayer un tipo de 17 años con 1,90 de estatura, nos dio ocasión para iniciar una caótica conversación sobre el sentido de la vida, el trabajo, la familia, los amigos, el noviazgo y los planes que Dios tiene para cada uno de sus hijos.

Recordé entonces una escena de "La Strada", el inolvidable film de Fellini, que siempre he tenido muy presente.

No era la primera vez que me venía a la cabeza esta secuencia de la película. Ya hace quince años escribí un cuento titulado "la estrella que no servía para nada" y lo conté en tres o cuatro capítulos a las niñas de primaria que iban a hacer la Primera Comunión. Aquel cuento estaba inspirado precisamente en el diálogo de Gelsomina con el payaso. Yo habría querido tener el texto escrito para incluirlo en el cuento, pero no lo encontré: la película ya no estaba disponible y aún no existían los vídeos de YouTube.
He aquí un minuto de esa escena. Don Alfonso la ha encontrado en italiano con subtítulos en inglés, pero ha incorporado otros subtítulos en castellano.



Por cierto, el cuento, resumido y simplificado, se convirtió en el capítulo 4º de "el belén que puso Dios" y se tituló definiticamente "Para qué sirve una estrella".

4 comentarios:

AleMamá dijo...

Precioso, don Enrique. Gracias.

melina dijo...

muy lindo Don Enrique!! ( gran trabajo de don Alfonso tambien), que importante tener en cuenta esta escena cuando las cosas no parecen ir como uno quisiera

maria dijo...

A algunos no les gusta la primavera, en cambio a mí me encanta ... nunca mi jardín se pone tan bonito como en primavera y otoño. Antes me causaba casi depresión el invierno ( sin hojas, ni flores) hasta que descubrí que el invierno era necesario para dar descanso a mis plantas para acumular fuerzas y así volver a florecer.
Sin las horas de frío que necesitan mis bulbos ( en especial mis tulipanes), frío que es proporcionado por el invierno, no florecen bien.

Isa dijo...

Gracias don Enrique.
La primavera y la adolescencia: mezcla explosiva.