lunes, 3 de mayo de 2010

Vulgaridad

Decía Chesterton algo así como que la vulgaridad es estar cerca de la grandeza y no enterarse. Esos poderosos "mass media" que se han permitido opinar sobre Benedicto XVI, y discutir su integridad personal, son vulgares. Son vulgares porque han escrito sobre un hombre grande, sobre un alma pura, y no se han dado cuenta. Al menos Poncio Pilato no se atrevió a juzgar a Jesús, y aun así, la historia le recuerda como un hombre pequeño, que estuvo muy cerca de la verdad, pero no la reconoció. Discutir la integridad del Papa ha convertido algunos medios de comunicación en "periodiquillos de barrio" y ellos lo saben. AS


video

9 comentarios:

Isa dijo...

Pues sí sí, y lo peor es que hay mucha gente así...

Anónimo dijo...

Si, señor, han patinado y se han dado contra un muro. JLS

Chesterton dijo...

Hola, soy Chesterton y escribo para discrepar de don Alfonso. Los que atacan al Papa sí que se enteran. Saben que es un gigante, que hay muy pocos intelectuales de su talla en el mundo, que es santo. Por eso tratan de ensuciar su sotana blanca con la calumnia, el insulto y la difamación. Saben que no pueden polemizar con él porque quedarían en ridículo a los tres minutos y han decidido comportarse como ratas de alcantarilla.
¿Vulgaridad? Ojalá fuesen sólo vulgares.

Anónimo dijo...

I agree with Chesterton. It's an orchestrated plot against the Church and the Pope. It's not well intentonated. As always, there is evil underneath it all.

Anónimo dijo...

Es una realidad que la iglesia y el Papa están sufriendo un infierno. Por ello, no creo que sea cuestión -únicamente- de vulgaridad. Hoy en día, los llamados "mass media" están en manos enemigas; son vulgares, ignorantes,... e incansables, pero no inofensivos. Aprovechan cualquier fisura para poner en marcha una campaña manipuladora y de mala fe. Pero qué se encuentran? Un hombre integro que responde de forma pacífica, justa, valiente y ejemplar. Quizá estábamos un poco tibios y el sufrimiento por él y con él nos llene de fuerza. No perdamos la fe; el Santo Padre nos necesita fuertes, unidos y esperanzados. La oración y Nuestra Madre y Abogada, nos salvarán de esto. AC

GAZTELU dijo...

Suscribo totalmente el comentario de chesterton.
En cualquier caso la vulgaridad siempre ha existido y actualmente aún más a todos los niveles,"mola" ser vulgar y ordinario,da un aspecto desenfadado al que la pracrica.
Esos poderosos "mass media" tienen que rellenar páginas enteras,y es dificil rellenarlas todos los días.
Cortinas de humo para distraer a la gente de lo realmente importante que está suceciendo en este pais!!!
GRACAIS

Anónimo dijo...

Ahora se presenta a muchos periodistas (a veces ni siquiera lo son)como líderes de opinión,cualquiera con pico de oro aunque tenga poca sesera y menos humildad.Y ellos se creen capaces de dictar sentencia sobre todo y todos.Que unos cualquieras puedan cuestionar al Papa y que tanta gente los tenga en cuenta es preocupante al margen de cualquier complot.E

Andrés dijo...

Si "Chesterton" lo dice, malo sea que yo no me suscriba a ello. Nada más que añadir, no encuentro elogios que no se queden cortos.

Un saludo

Ars Vitae dijo...

Moraleja: una fidanzata bionda è pericolosa e semplice.