domingo, 9 de enero de 2011

Código de seguridad

Últimamente hay que saberse muchos códigos de seguridad: el pin del teléfono, el pin de la tarjeta, la contraseña de la cuenta gmail, el número secreto, la contraseña del ordenador y otros. Algunos necesitan además el código del garaje y el de la alarma de su casa y el de la wifi, el id de Apple. En fin...
Lo que no hay es un código para entrar en las personas o ¿si? No se entra en el corazón de las personas con una clave alfanumérica. Y mucho menos con un cañonazo. Un cañonazo derriba las puertas del corazón, pero derriba también lo de dentro, lo demás... La mayoría de la gente protege su corazón contra los intrusos, incluso contra Dios: "ya he sufrido bastante, aquí no entra nadie más". La llave maestra que todo lo abre es la cruz, es decir, el amor demostrado.

video

16 comentarios:

Antuán dijo...

¡Que bestia! la bella, ¿es ella? No se si es ocurrencia mia o experiencia personal: no se puede forzar una puerta porque se atranca. Esto es otra cosa mas fuerte. Pero asi no se entra en ningún sitio porque se destroza y quizá no encuentres lo que busques. san Josemaria. hoy es 9 de enero hace años, espera, cumpliria me han dicho 1009. hay gente que se acerca a esa edad. Decía que para entrar en el corazón (la intimidad de una persona) hay que hacerlo de rodillas) Caray, eso es chapoo! Adiosle.

GAZTELU dijo...

Que gran frase la de SJM, Antúan.

Para entrar en el corazón de una persona hay que hacerlo de rodillas, lo hacemos?

Cuantas veces entramos a cañonazos o nos entran a cañonazos y recomponer un "corazón partío" puede durar toda una vida.

Seamos "extremadamente" delicados y prudentes´, que grandes virtudes a trabajar!!!

GRACIAS

Vila dijo...

Discrepo con usted. Yo pienso que la cruz si es aceptada efectivamente abre el corazón de par en par, pero en cambio si no se acepta genera el rechazo, el huir, el reclamar y pedir cuentas a Dios ... y también el cerrarse a cal y canto, y muchas veces hemos visto cómo la gente se aleja más de Dios ante la visión de la cruz; es decir el efecto contrario. Tal vez me equivoque. Usted dirá.

A lo hombres a veces nos cuesta ver que la máxima demostración del amor de Dios fue que su hijo muriera en la cruz por nosotros; por tanto nos es difícil de aceptar que Dios nos da un regalo,una caricia, una confianza, su propio amor, cuando tenemos que llevar nuestra cruz. Se nos olvida que Jesús es nuestro compañero de viaje. ¿ y cómo se lo puedes explicar a los demás?.

En cambio sí estoy de acuerdo cuando afirma que al corazón se accede a través del cariño y de la amistad; de hecho creo que es el mejor camino. Pero ¿la cruz?, la cruz es difícil de entender.

Dígale a D.AS que muy bueno el SMV

GAZTELU dijo...

MI COMENTARIO? de verdad que entró!!!
Quizás haya sido rechazado?

GRACIAS

Papathoma dijo...

¿Ha vuelto D. Alfonso? Se le echaba de menos!

Creo que nadie puede entrar en el santuario del alma...es la persona la que puede dejarnos asomar a lo más íntimo de su ser, si nos acercamos con sumo respeto.

Por favor, no lo perdáis de vista los que trabajáis con niños: no tenemos derecho a entrar "a saco" por muy niños que sean.

kay dijo...

cierto.. Justo lo que necesitaba escuchar después de este fin de semana!

saludos de Mx :)

DAVID DIAZ CRIADO dijo...

Hola Antuan, me ha encantado eso que dices: para entrar en el corazon de las personas hay que hacerlo de rodillas...gracias.
Procurare recordarlo siempre.

Juanan dijo...

Vila, se me ocurre que el cariño y la amistad son precisamente la aplicación del amor de Dios, que se consuma en la Cruz. Y a la Cruz hay que llegar haciendo un camino, a veces empinado.

Por seguir con la metáfora de la puerta, las puertas de las ciudades rara vez eran una línea que separaba el dentro del fuera. La puerta de una ciudad es en sí una "casa", un espacio amplio y profundo.

Anónimo dijo...

Yo estoy -totalmente- de acuerdo con usted.
Un ejemplo claro: ¿ Quién no ha dejado entrar en su corazón a Rosalía Cruz? Gracias. AC

Anónimo dijo...

y ¿cómo se deja entrar a Dios en el corazón?
Sara

GAZTELU dijo...

Buena pregunta Sara;
si tu todavía no les has invitado a entrar en tu casa, pasate por cualquier iglesia, busca un sagrario y habla con él de lo que quieras, lo que le dirias a un amigo del alma en ese momento.
la caja no responde pero Dios sabe que le has ido a visitar a su casa y que algo quieres de él.

Vete a verle, cualquier rato, un minuto, le dices lo que quieras y te vas. lo demás dejalo en sus manos; estoy segura de que te pronto él llamará a las puertas de tu corazón. un abrazo

GRACIAS

Anónimo dijo...

Pues yo no sé si esto -también- te puede ayudar. El otro día un sacerdote hablando de la Caridad decía: Dios está escondido en "todas" las personas. Es fácil descubrirlo en las personas buenas, y en las no tan buenas? Cuesta, pero en ellas también esta Dios y ahí es donde Él quiere que lo busquemos; que acerquemos las almas a Dios. Creo que si Dios es AMOR, Amando llegamos a descubrirlo y por ello, cuando dejamos de Amar, dejamos de buscarlo. AC

Anónimo dijo...

Lo siento pero me cuesta poder ver a Dios en las personas, es más no lo veo. Cuando he entrado en una Iglesia, siento mucha paz, pero no puedo creerme que Dios esté fisicamente ahí.Sé que la fe es creer sin ver, pero no lo siento. El problema es que racionalizo las cosas, y supongo que hablando de fe eso es imposible. Quitando muchas cosas de la Iglesia como institución que me cuesta aceptar y entender. Confieso que me gustaría poder ser como vosotros, os leo y parece que cuando hablais de Dios permitidme la alegoría hablaráis de alguien por el que sentis amor.
Sara

Vila dijo...

Sara te invito a que te sigas pasando por aquí. Yo no soy nadie, pero has acertado cuando dices que hablo como si quisiera a Dios, porque efectivamente es así.

A mi no se me da bien hablar de estas cosas, pero solo puedo decirte que para que Dios entre en tu corazón tienes que querer que así sea y ponerte a tiro.

En la vida diaria es igual; si quieres conocer a alguien tienes que tratarle. Y yo solo conozco una manera de tratar a Dios y es rezando. Para ello muchas veces utilizo las entradas de D.Enrique que encuentro en "etiquetas"; las mejores para mi gusto: Adoro te Devote; Evangelio; Novena...

Ya te digo, yo no soy nadie, pero a mi me han ayudado mucho para arrancar.

Anónimo dijo...

gracias por estas palabras, para entrar al corazon hay que hacerlo de rodillas.
estoy triste, muy triste, siento una pena que no se como salir de ella, despues de 20 anos de casada he descubierto que mi esposo tiene un amorio con otra persona, despues de muchas mentiras lo ha reconocido, y tb dice que me quiere, no veo un final, y no se que hacer para recuperar mi felicidad porque verdaderamente amo a mi esposo con locura.

Por favor recen mucho por nosotros, para que vuelva a entrar en el corazon de mi esposo.

Anónimo dijo...

Pero cómo voy a hablar con Dios, si ni siquiera estoy bautizada. No sé, he leído cosas y se supone que tengo el pecado original, por no estar bautizada. Aunque me pregunto, si Jesucristo vino a salvar a todos también la redención es para los no bautizados, ¿no? Gracias por compartir vuestras experiencias
Sara