domingo, 16 de enero de 2011

A mis lectores habituales

¡Qué cansancio!
Entre los lectores de este globo, hay quien se asoma una vez a la semana, quien llega por casualidad y se queda una temporada y quien sigue cada una de mis entradas desde hace años con  constancia y fidelidad conmovedoras.
Yo me siento muy desconcertado por el éxito, muy agradecido, y también un poco asustado. Cuando leo, por ejemplo, “querido don Enrique, me asomo a su blog todas las mañanas, sin faltar una sola; estoy literalmente enganchada…,” no puedo dejar de pensar que al otro lado del gancho estoy yo y que, por tanto, tengo una cierta obligación de escribir al menos unas líneas cada día. Y cuando otra lectora a las seis de la tarde se alarma al comprobar que aún no he puesto “la columna del día” y me lo echa en cara con gran delicadeza, empiezo a pensar que, entre todos, me estáis atando demasiado.
Hoy otra cariñosísima lectora se pregunta intranquila por qué aún no he escrito “de todo” sobre la próxima beatificación de Juan Pablo II. Y hay quien me llama por teléfono para recordarme que “tengo” que escribir una homilía con los textos litúrgicos de cada domingo.
Vila, que es mi conciencia crítica más exigente, me pone en guardia cuando nota un bajón en la calidad de mis escritos; otra, que no firma con su nombre, se permite deducir a través de las entradas, la situación de mi cambiante estado de ánimo y me da consejos maternales la mar de apasionados en unos comentarios que casi siempre rechazo.
Pues bien, queridos lectores, os confieso que no dedico a este globo más de media hora por la mañana y veinte minutos por la noche. El resto del día, gracias a Dios, está tan lleno de actividades, que apenas tengo tiempo de aprobar vuestros comentarios casi sin leerlos. No navego por Internet; no leo otros blogs; no puedo sentirme obligado a hablar de nada concreto por muy importante que parezca.
Trataré de seguir escribiendo cada día. Deprisa, como ahora mismo; con riesgo de colar gazapos o faltas de ortografía. No me pidáis más.
Con todo cariño,  siempre vuestro globero 
EM


27 comentarios:

Juanma Suárez dijo...

Y a la hora que es, don Enrique, aún no hay comentarios. Supongo que, o no los ha "moderado" o la gente sigue desayunando, o acostados calentitos, o fuera de casa...

Yo soy de los intermitentes, lo reconozco. Pero cuando vuelvo me pongo al día de las entradas pasadas. Tengo muchos blogs en mis favoritos para leer, y apenas me da tiempo de hacerlo todos los días. Éso sí, me encataría poder escribir en el mío con más asiduidad, pero soy un desastre para organizarme.

Como dice en otra entrada, los propósitos no deben empezar con una negación, así que me apunto el de tratar de ser organizado...

DAVID DIAZ CRIADO dijo...

Escriba vd. lo que mas le guste y lo que quiera despues de haberlo roncado bien en la noche pasada. solamente deciros que tambien cuando canonicen a J.Pablo II seguro que lo hacen en la fiesta de la divina misericordia igual que hacen con su beatificacion. Confio en poder ir a Roma cuando le canonicen porque hace mucho que deseo ir a Roma en ese momento y ahora no puedo ir en este año.

GAZTELU dijo...

La verdad es que es usted un hombre afortunado, tiene todo tipo de público incluida la psiquitra particular con sus "consejos maternales" siempre rechazados.

Menudo panorama tiene!!! le encomiendo vivamente, sobre todo por el público femenino, somos tremendas.....

GRACIAS Y BUEN DOMINGO

Papathoma dijo...

Nos ha dejado KO.

Siempre he pensado que le exigimos demasiado: en ningun otro blog he visto que le digan al administrador hasta si les gusta o no el diseño del fondo...

Tomeselo como un exceso de confianza y un exceso de cariño que nos hace caraduras a veces.

Si que engancha, pero es una adiccion buena: nos hace pensar, rezar, reir...salir de nuestros pequeños mundos para preocuparnos por tantos a los que ni siquiera conocemos.

Mientras no le supongamos una carga demasiado pesada, ud. siga, que asi "de paso" se gana nuestras oraciones. Y no nos haga tanto caso.
:)

María dijo...

Don Enrique, no deje de darnos noticias sobre nuestros sacerdotes enfermos. El cáncer de páncreas es cosa seria pero pedimos el milagro.

Laurita dijo...

Pues me parece muy bien. Yo muchas veces simplemente leo y no comento porque veo mucha saturación.

Saludos y feliz año.

Anónimo dijo...

Yo, un fiel anónimo le leo todos, absolutamente todos los días. Pero evidentemente no le exijo nada, no tengo ningún derecho para ello, ¡faltaría más! Al contrario: simplemente le doy las gracias -y que conste que algunas veces no estoy de acuerdo-. Pero el único sentimiento que tengo es el de la gratitud. Y le deseo un maravilloso domingo.
ROPEGRA.

Anónimo dijo...

D.Enrique, no se preocupe, que el "globo" y la inciativa son todo suyos, por lo que nadie puede obligarle (quizá si sugerirle, con delicadeza) a dirigirlo de otra manera diferente a como a usted le da la gana (que para eso es suyo), y es ésto lo que hace que tenga tanto éxito, la libertad que tiene de ponerle su sello personal.

Si lo dirigieran más personas, dejaría de leerlo... (porque como usted dice, lo atarían demasiado, y donde no hay libertad...)

Gracias por dejar al "globo" que sea como es!!!

Anónimo dijo...

Don Enrique yo le tengo en Google Reader, y la verdad es que le leo muchas veces y nunca me defrauda. No tenía ninguna duda de que Usted, al igual que todos los sacerdotes de la Obra, esta liadísimo trabajando en la viña del Señor. También estoy seguro que este globo suyo va a elevar a muchas personas a Dios con el viento del espíritu Santo que lo va empujando siempre hacia arriba, cada día por una corriente distinta, pero siempre hacía lo alto. Siga igual, haga lo que pueda, que es mucho, y no se procupe de nada. Todos agradecemos sus posts. Usted es de los que hace el bien hasta cuando duerme. Ah! Y gracias por poner a mis hijos, aunque desentonen villanciqueando, y por llevarnos en sus pensamientos... Nos ayuda mucho, sólo con eso.

Yuria dijo...

Oooos, D. enrique, qué detallazo.
Pues sí, nos engancha casi tanto como la telenovela "El clon", que no me pierdo ningún día.

Yo trato de que mi propio blog no me cree dependencia, pues reconzco que a veces me entusiasmo demasiado. Me digo, a ver, cosas que tengo: la familia, mis perros, la casa del pueblo, blablabla y mi blog.

Pónganoslo con dosis grandes de cercanía, con sal, condimentaditos, y verá como no le dejamos en la estratosfera.

Bye, bye.

yomisma dijo...

Si uno escribe obligado y presionado deja de pensar por libre. Le admiro la paciencia y la buena educación.

filósofo dijo...

D. Enrique,

Yo creo que lo tendría que organizar mejor y avisarnos personalmente cuando va a poner una entrada, de qué va a tratar; someteremos entre todos, con más puntuación para los más antiguos, a democrática decisión si conviene o no al blog (suyo por supuestísimo) si aprobamos su incorporación. Una vez que vd. decida la redacción debería mandarnos unos pre-borradores, antesala del borrador, que juzgaríamos con las mismas reglas democráticas. Por último tras su publicación sugiero nos comunique por SMS el momento en que será publicado, ah ! y el lugar y la hora, y el tiempo de donde está vd. por si le tenemos que decir "directamente" alguna opinión.

Saludos

PD. Luego, si me acuerdo y todos están de acuerdo, gastaré una broma... muy ocurrente.

Isa dijo...

Disculpe si alguna vez me he puesto pesadilla. Gracias por todo lo que escribe (a la hora que sea y cuando sea) y por tener tanta paciencia con nosotros.
Pero también reconozca que se lo pasa un poquico bien con sus foreros...¿no?

Anónimo dijo...

La verdad es que si dividimos esos 50 minutos entre todos, salimos a.... Sé que son muchas cosas y muchos días, por ello agradezco y alabo- lo justo- el tiempo que nos dedica. Soy incondicional y afortunada. GRACIAS. AC

Vila dijo...

Gracias, simplemente gracias por estar ahí.

Antuán dijo...

Asi es como se ve como un camello? Espero que no reparta... aunque esto es casi drogadicción. He de reconocer que yo empecé a entrar en los supermicv. me animó d. A.S. que aunque no quiera da la nota, se nota que de vez en cuando le echa una mano. Esta mañana mientras encendia el ordenata x no decir la patata más lento que el caballo los malos. No había imagen y yo tenía tarea. ahora es tarde de domingo, salí a ventilar el cocotero que necesitaba aire pero ahora mientras quiero escribir disfruto de la musica del PemD y si sale algo marchoso bailaré aunque sea con las botas de monte, tengo un pie jorobao pero bien atado funciona. Vale, que aunque esto lleve años entro si puedo, me perdonareis si es demasie pero es mi oportunidad de expresarme, es un ensayo y lo que me divierto! Ah! que aparecia un lienzo en blanco esta mañana y me largue pensando: tengo un lienzo de regalo para pintar, pues he de decir que pinto en tabla xq me sale gratis. mi mecenas es el carpintero, cuando me ve me dice:
¿Que hay Daly? buen piropo. Adiosle

Pierre Nodoyuna dijo...

Mucha mujer suelta....

Anónimo dijo...

A estas horas ya buenas noches, y lo primero que yo hago es dar gracias a Dios por su "globo". Y usted también debería de darle gracias, porque siempre he pensado que le llevaría mucho tiempo y con lo ocupado que tiene que estar, pero está visto que tiene un don especial, espero y pido para que no se le agote. Rezo por usted y por las intenciones de los "globeros".

pazvalldosera dijo...

Como dice alguno este es su globo y por eso el que manda ,cada uno con respeto puede decir lo que quiera.

Anónimo dijo...

Llevo tiempo leyendo su globo, y muy rara, pero que muy rara vez escribo. Y su entrada de hoy me ha hecho pensar... Nunca le he dado las gracias por tomarse la molestia de escribir todos los días. Y hoy es el día. GRACIAS, MUCHAS GRACIAS. Por escribir, por acercarnos a Dios, por su vida entregada, gracias por ser sacerdote.
rezo por usted.

Anónimo dijo...

Pues muchas gracias. Yo visito en plan saltamontes: un día me zampo varias entradas porque no sé cuándo volveré, pero las disfruto una a una.
Un afectuoso saludo,
Eva

Anónimo dijo...

Yo soy asidua al globo, entro a primera hora, y si todavía no ha escrito insisto hasta que le leo.

Soy adicta, lo reconozco ,a veces me hace reir,otras me llena de paz, me acerca a Dios, me ayuda a rezar , vamos una maravilla.

Algunas veces hago comentarios anónimos, pero es sorprendente, es como si conociese a cada unos de los comentaristas asiduos, y que me dice de las cadenas de oración.

Perdone D. Enrique , por las exigencias, e incluso por el exceso de confianza , pero ¿no pondrá en duda el valor del globo? , usted siga navegando cuando quiera, y como quiera.

MUCHAS GRACIAS

Nubosidad variable dijo...

Quería agradecer que nos mande unas palabras, un video... cada día. Todas las mañanas antes de comenzar el trabajo leo la entrada de ese día me ayuda a comenzar la jornada con una visión más sobrenatural o con una sonrisa... Gracias

rocio molina dijo...

Yo estoy enganchada al globo.Me parto algunas veces ,otras me hace pensar,me gustaría que mis hijos cuando sean mas mayores le lean.Un saludo Y muchas gracias

Dani Morcillo dijo...

Pues mire, don Enrique, yo soy de los que se sube al globo una vez por semana, o a veces solamente cada dos semanas. Y me lleva un buen rato ponerme al día. Así que supongo que le aliviará la sugerencia de, por lo menos, escribir entradas más breves.
Un abrazo con todo cariño y respeto.

Anónimo dijo...

giboso, giboso... qué malas son estas buenas señales...

Nico dijo...

A veces es una verdadera odisea sacar 10 minutos para leer sus entradas.