sábado, 8 de enero de 2011

De qué me quejo

Después de ver este vídeo, hice un propósito que no podré cumplir: no quejarme nunca de nada... 
Y el caso es que hace unos días aconsejé a un colega amigo mío que nunca hiciese propósitos "negativos", de esos que empiezan con la palabra "no".  Así que rectificaré el propósito: cuando tenga ganas de quejarme, trataré de acordarme de Rosa.



14 comentarios:

GAZTELU dijo...

GRACIAS!!!

Que señorio Dios mio...
Providencial

Ana Belén dijo...

Yo también quiero darte las gracias!!
de todo corazón. Este video me ha levantado el ánimo para todo el día.
Me alegra haber visitado tu blog.
¡Saludos!

María Gil-Casares Gasset dijo...

Gracias por esta entrada, D. Enrique y gracias a Rosa porque nos ayuda tanto a todos.
Desde aquí le digo que nos apoyamos en ella. Por supuesto, gracias a Dios porque nos pone cerca gente como Rosa.

Anónimo dijo...

Bueno, es cierto que Rosa desprende vitalidad, humildad, paz interior, alegría, pero creo que eso no está en contradicción con quejarse . Para mí, todo no puede ser positivo también las cosas tienen su lado menos alegre y quejarse de las cosas negativas o inconvenientes no nos hace menos fuertes.
Sara

Luis y Mª Jesús dijo...

joooo...!

propongo oír el vídeo sin verlo, y luego verlo, se hace más increible

Papathoma dijo...

A los que somos de natural quejica nos resulta complicado eso del "no".

Lo que tengo claro es que a partir de ahora, cada vez que me lamente por algo -aunque solo sea por dentro, que eso si que es dificil de evitar- simplemente repetire "Rosalia".

Madre mia, eso si que es tener claro el sentido de la propia vida. Y tan normal, tan natural...que hasta parece facil.

Antuán dijo...

Rosa Cruz lo lleva en el nombre y esto así casi de repente. vamos que ya lo de llorar con Tony Menendez es nada. Aqui además pasas de lagrimas a alegría aunque no tiene ninguna gracia. pero esque esta mujer la tiene: ¡Toda la Gracia de Dios!... ¡Su Fuerza! sino como dice el señor este no hay quien pueda. La vida no se acaba es lo que nos viene a decir hasta que Dios quiera, antes servía ahora dejarse servir. bonita manera de ver la vida. Adiosle.

Vila dijo...

Simplemente gracias por ponerlo, no puedo decir mucho más. !Qué alegría transmite con sus palabras, y con qué claridad lo dice!.

Efectivamente ¿de qué me quejo yo?. Esto si es una vida entregada..., quién pillara una miaja.

Una lectora habitual dijo...

Gracias por el vídeo Don Enrique.
Yo quería compartir este otro, en el que se habla de la superación, de la esperanza y en el que vemos también a Juan Pablo II. ¡Me encanta!

http://www.youtube.com/watch?v=RoLoFe3Eze8

Yuria dijo...

Sin palabras, D. Enrique. Ha habido un momento en que he estado a punto de llorar, pero la vitalidad que desprende esa mujer lo ha evitado.

Anónimo dijo...

Gracias Don Enrique y gracias Rosa
Buenísimo para empezar este año lleno de incógnitas, ¡Si Señor!

DAVID DIAZ CRIADO dijo...

pues algunos que se quejan por todo podrian hacer el proposito de no quejarse tanto pero otros que nunca nos quejamos de nada deberiamos hacer el proposito de quejarnos un poco de vez en cuando.
ni tanto ni tan calvo diria yo.

Anónimo dijo...

que manera de vivir tan contenta.lo que Dios quiera ella tambien lo quiere,qué ejemplo de alegria da.
Gracias Don Enrique

Isa dijo...

Impresionante; está llena de paz, llena de alegría y, en definitiva, llena de Jesucristo.
Así me gustaría ser a mí...