martes, 22 de febrero de 2011

Comuniones, Bodas, Funerales

Ya me lo advirtió don Remigio poco antes de mi ordenación sacerdotal:
―Durante unos años celebrarás muchas primeras Comuniones. Luego vendrán las bodas. Después, las bodas de oro. Y con los años serás especialista en funerales.
―¡Qué cosas tienes!
¿Será verdad? Esta tarde a las 8, en la Iglesia del Espíritu Santo, celebraremos la Misa de exequias por Ricardo Villanueva, un hombre de fe, que falleció en Briviesca el pasado día 14. En marzo de 2010 fue al Cielo Cristina, su esposa, que también fue una gran mujer, y, en efecto, me tocó presidir su funeral.  
Antes de todo eso, pasaré por Los Olmos para ver a mis insectos de tres, cuatro y cinco años. Y a sus padres, que también son unas criaturas. O sea, querido Remigio, que el ciclo se repite: dentro de nada, volveré a las primeras Comuniones. Luego..., ya veremos.

10 comentarios:

Anónimo dijo...

pues yo trabajo al lado del ES.

Yomisma dijo...

Lo bueno de esto es que cuando se mude de casa a la definitiva va a tener un montón de conocidos y amigos. Hasta dan ganas de irse!

DAVID DIAZ CRIADO dijo...

JA.JA.JA...ES MUY FACIL...ANIMO.

Vila dijo...

En efecto, por lo pronto ya se ha comprometido públicamente con la de mi hijo. Así que reserve fecha para el año que viene.

Y no se olvide las bodas de plata, espero que acepte también presidir aquellas en las que fue, inicialmente, testigo privilegiado de nuestra unión.

Vamos, que tiene trabajo aún...

Antuán dijo...

Pues yo no tengo ningunas ganas de mudarme. Contando conque Dios vive enmedio de nosotros. El otro día estuve en la Misa de cuerpo presente como se dice en el pueblo de un Manuel pero xq era a las 4:30 de la tarde y la de las siete ya vienes de noche mientras Carmelo se queda fregando los platos que yo ya acarreé la leña dos dias. A lo que iba al terminar la Misa ponen unas sillas y los familiares suben delante del altar y la gente va pasando delante y to lo más que hace es un gesto con la mano. Es un poco frio cuando mi padre los más allegaos y amigos subiero los 3 escalones a darnos un abrazo. Yo estaba en la capilla acabando mis oraciones y al salir sin conocer al difunto y en dirección contraría subí los escalones y les di la mano y repartí algun abrazo. les dije que sabia lo que era eso. pero tenía a mi padre en el corazón. Bueno y la Misa del domingo 6 bancos de la derecha e izquierda eran todos de Primera Comunión porque no fueron pero los niños no rezan: ¡GRITAN! Los de 12 hicieron las lecturas, peticiones y llevaron las ofrendas y pasaron el cepillo. y más atrás estaban los mayores que tambien habia un grupo. Ah! despues había un bautizo o dos.. Os dejo, tengo tarea.. Ah! tengo que añadir que mi vieja como vine pronto, ya tenia pensao hacer empanadillas (la cocinera) con su ayuda, tengo que distraerla y sobre todo que mueva la mano. ¡no puedo! -Vamos a ver... y si que pudo. Le estoy pidiendo por ella a Juan Pablo II Ayudarme. mi hermana compró semillas para el patio y el sabado iran a buscar un sillon como Dios manda de rebajas digno de una madre. Adiosle

cannica dijo...

Ya sabe que le estamos esperando en Valencia.Cuando venga a casa y nos vea a todos con ciertas edades a cuando éramos unos críos, en todo caso le alegraremos a estancia enseñándole fotos de los hijos de los hijos de su amigo tocayo(se escribe con y?..de repente me empiezan a asaltar las dudas pero qué más dá.Lo importante será recordar ese día.Será como la visita de ese abuelo que ya no tenemos. Qué alegría.Yo deseo que esté mucho tiempo entre nosotros, con lo chulo que es este blog!

cannica dijo...

Lo que he puesto antes,no me importa si no lo publica.En realidad es para que lo lea.Un abrazo.Estrella

Anónimo dijo...

D. Enrique, ya que no ha bautizado al 100% de mis hijos, ni les ha dado la comunión al 50% de mis hijos, y no se la va a dar al otro 50% (d.m.), al menos rece por ellos.
Aquí todos barren para "casa". ¡Me apunto!!!!!!!!!!!!!.

Anónimo dijo...

¡Eh, eh!: tú estás muy bien donde estás, yomisma...
Tu madre.

Yomisma dijo...

Ay, madre! Ya ni con seudónimos le dejan a uno en paz...