lunes, 7 de febrero de 2011

Dice el búho: "El que sirve a su cuerpo no es libre"

La sentencia es de Séneca y tiene razón: "nemo liber est qui corpori servit". También pudo decirlo San Pablo, quien escribió aquello de que algunos "tienen como Dios a su propio vientre" (cuius deus venter est), una afirmación que ha dado mucho juego a lo  largo de los siglos. 
"Epicuro grita en voz alta: la tripa llena está segura; el vientre será mi dios", leemos en uno de los poemas medievales de "Carmina Burana": 
Alte clamat Epicurus:
venter satur est securus,
venter deus meus erit...
Ya se ve que la naturaleza humana ha cambiado poco. Pero éste es un tema complejo que hoy no tengo tiempo de abordar. La cultura dominante, más que hedonista, es epicúrea, es decir moderadamente guarrindonga. A ver si un día de estos tengo tiempo y redacto unas líneas.

7 comentarios:

Autoayuda dijo...

Video meliora, proboque, deteriora sequor (Horacio: "epicuri sum de grece porcis" quoque dixit). Verumtamen nihil humanum alienum me puto.

Anónimo dijo...

Siento discrepar:
Epicuro era muy poco "epircúreo", o mejor dicho, poco hedonista. Otra cosa es lo transmitido o la degeneración de la doctrina: cuando dice que "el bien supremo es el placer" se refiere a nivel corporal a que no duela nada, y a nivel espiritual a la ataraxia,-la tranquilidad del alma-.
Y los placeres espirituales por encima de los corporales. Y la amistad uno de los mayores placeres. Y dice que va a ser feliz con un vaso de agua y un trocito de queso...

En fin, casi un estoico y muy ascético.
ROPEGRA.

Enrique Monasterio dijo...

¿Y por qué "sientes" discrepar?

Vila dijo...

Ni idea de lo que dice autoayuda. Como todos nos pongamos a escribir en el idioma que nos de la gana, esto ya no es divertido.

Una cosa es el juego del buho y otra distinta estas parrafadas.

Hasta mas ver.

Almudena dijo...

¿Y no será que ni guarrindonga ni epicúrea ni... sólo un poco desubicada? Yo esque no llego a ver "cultura" o "ideología" en lo que veo. Sí. Cuando tenga tiempo, explayese un poquito, por favor

Anónimo dijo...

Todos los seres humanos hemos nacido con la posibilidad de experimentar placer.
El placer no es bueno, ni malo, simplemente existe.
Lo bueno o lo malo del placer reside en cómo se busca y hasta dónde llega.
Todos los extremos son inconvenientes, el exceso de placer se convierte en vicio.
El placer no es solamente la gratificación sensual o sexual como piensan la mayoría de las personas.
Hay placeres tan simples y deliciosos como comerse un pedazo de tarta, o mirar la última alineación planetaria.
Existen placeres que a la postre traen infelicidad, insatisfacción o contratiempos, por ejemplo la popularidad o la fama.
El mayor placer para el género humano debe girar entorno del servicio de los demás.
Conclusión
Si aprendemos a distinguir verdaderamente lo que es placer, podremos vivir muchos momentos de felicidad.
AC

Antuán dijo...

Vale que el que sirve a su cuerpo no es libre. Pero tampoco hay que gastar en balde y eso lo digo yo que soy de los que opinan que: prefiero gastarme, vaya a ser que me falten días y me sobren energias o viceversa. Si piensas o te dicen: no me encuentro bien. Ponte algun quehacer y lo olvidarás. Si ya lo dice la sabiduría popular, mi madre: Gente pará malos pensamientos. Y eso que vengo del cementerio, casi salto la verja, no habia manera, Maria la llave, tuve que escupir. porción magica. y después nos fuimos al bar de Mariano donde Cruz rapaba a su sobrino. Tambien a mi me cortó más de una vez. Buena gente. Y nos invito a una cocacola. ¡que raro! yo le lleve mis presentes, es un goloso, ¿es mucho pedir? Es amistad como dice ese que usa palabras tan raras. Adiosle.