jueves, 10 de febrero de 2011

Superpoderes


Álvaro , un chaval gordito con cara de espía, ha empezado a hablarme de su futuro, de lo que le gustaría que sea su vida dentro de veinte o treinta años. Le he provocado yo, por supuesto, y él responde que se ve casado “con una tía buena”. No especifica a qué tipo de bondad se refiere, pero añade para que quede claro:
―Con mi novia de ahora, no; con otra.
En vista de que no entro al trapo de esta pequeña provocación, se pone chulo y describe unos planes en tecnicolor no muy originales.
―¿Y qué más?
Álvaro estira las piernas, se despereza un poco y añade:
―A mí lo que me gustaría es tener poderes.
―¿Poderes?
―Sí, como los superhéroes.
Es una broma, desde luego; pero, cuando empieza a detallar los poderes en cuestión, comprendo que más de una vez ha fantaseado con ellos. El pavo es así.

A Álvaro le gustaría tener una fuerza descomunal y visión de rayos equis, como Superman. Lo de volar le importa menos; pero leer el pensamiento de la gente, detener el tiempo, trasladarse a épocas pasadas o futuras…
―A que estaría bien…
―Sería espantoso ―le contesto―. Un tipo como tú, perezoso, inmaduro, egoísta y con poderes sería un peligro para la sociedad y para sí mismo. Acabarías en la silla eléctrica.
―Tampoco se pase…
―Yo en cambio pienso que aún estás a tiempo de ser un tío normal; un tipo capaz de estudiar dos o tres horas diarias sin que le tiemblen las orejas; que no se agobia ante la menor dificultad; generoso, con corazón, que piensa en ayudar a los demás antes que en tener forrado el riñón; que habla con Dios cada mañana y se entrega con alegría en el cumplimiento del deber… Éstos son los auténticos superpoderes. Y están a tu alcance.
Álvaro por una vez no responde. Entonces le enseño las tres palabras que he escrito debajo del búho:  fit via vi. Con fuerza se hace el camino…
El resto de la conversación transcurre por otras vías tan “secretas” como el verdadero nombre de Álvaro.

12 comentarios:

Anónimo dijo...

Tengo que reconocer que es usted único provocando a la gente. Pero consigue sacar lo mejor de nosotros...

El otro día también consiguió dejarme callada -y bien difícil que es eso ¿verdad?, siempre me regaña porque me enrollo-.

Rece por mi "mas" porfa, el evangelio de cada uno de los últimos domingos ya me hacían pensar en ello.

Buen día

Anónimo dijo...

Pues a mí, o me provocan o el silencio me abotarga.

Gracias, porque hoy me ha hecho pensar en si no seré otro Álvaro al que necesitan que le digan que puedo ser un ti@ normal....

Y a su frase "Con fuerza se hace el camino…" le añado:

<>

Rece también por que salga más frecuentemente de ese silencio, sin necesidad de una provocación. Aunque ya cuento que reza diariamente por todos nosotros incluso por los GAAPL (Globeros Anonimos Asociados al Pensamiento Libre).

Relicary dijo...

No me gusta escribir porque sí en su blog, pero hoy desearía que existiese un botón como el de FaceBook, el de "Me gusta"

Un saludo

maria dijo...

Buena lección, pero le voy a confesar algo; los adultos también soñamos con tener superpoderes ... el mió sería retroceder el tiempo e intervenir; y que me perdonen los "vecinos" de los otros países , al tiempo de la "Guerra del Pacífico" y así con los conocimientos históricos de ahora se podrían haber ahorrado tantas muertes ... pero quizás de haber intervenido no tendríamos los héroes a quienes nuestros pueblos admiran tanto : Prat y Grau

Antuán dijo...

Hola hoy comemos de picnic (se dice asi) de bocatas asi no hay que fregar hay que preparar el albergue pa el finde. Ya no recuerdo de que era pero de todad todas lo mejor es el pan con diferencia. yo reconozco que a los 15 no sabía exactamente lo que quería ser. me matricule en Puertollano y vino mi hermana un sábado retiramos la matricula, me compro una bolsa de viaje y el lunes de madrugada vaniamos de viaje para Madrid aestudiar algo que ni sabía si en realidad tendría futuro. Cosa que veo que si. lo que más me gusto de su conversa. con Alvaro es lo que no dice. Eso que queda entre amigos. O si aprendes a hacer oración, que es el mejor de los poderes... lo que queda entre Él y yo. hasta otra. Adiosle

Almudena dijo...

Qué mal rollo... yo también soy perezosa, inmadura y egoísta y más de una vez he fantaseado y fantaseo con tener superpoderes... ¿Quiere eso decir que estoy aún en la edad del pavo o lo mío es algo patológico? Menos mal que cuando leo sus "acorralamientos" a pobres adoles indefensos me entra la risa y no le tomo muy en serio

Vila dijo...

¿Pobres adolescentes indefensos????? desde mi punto de vista, me temo que no y menos estas generaciones.

Mis hijos todavía no han llegado a esa edad, pero recuerdo mi adolescencia .... y yo indefensa precisamente no era... menuda dialéctica tenía para rebatir lo que no me gustaba, y a veces en volumen muy alto.

Bueno, esto es solo una opinión.

Altea dijo...

Jo con el superman de la imagen. Parece que está llamando al toro.

Altea dijo...

Bueno, por lo menos se ve casado y además con una tía.

GAZTELU dijo...

Almudena, creo que vas por el mejor camino. Soñar es bueno y hasta te diría que necesario para el hombre y además es gratis, lo importante es trabajar y luchar por tus sueños y dejarte aconsejar por alguien que entienda de ellos para decirte cuando tienes que aterrizar y donde.

Lo del pavo se pasa,te lo asegura una madre experta en esos temas.
Lo más importante: no pierdas esa alegría de la que haces eco, con ella cumplirás todos tus "sueños·

GRACIAS POR TU TESTIMONIO

filósofo dijo...

D. Enrique,

Buenísimo !!

Saludos

EB dijo...

D. Enrique, ¿cuándo le envío a mi hijo?
Un saludo...Eva