viernes, 25 de febrero de 2011

In necesariis unitas, in dubiis libertas, in omnibus caritas


Todos lo habéis traducido bien. Incluso Antuán con sus sorprendentes interpretaciones lírico-surrealistas.
La sentencia se atribuye a San Agustín, quizá porque “suena” muy agustiniana, pero los que saben dicen que es posterior. En cualquier caso, nos enseña que los cristianos hemos de estar de acuerdo en unas pocas cosas: en la fe, en la moral…: in necesariis, unitas. Esa unidad en lo esencial está garantizada por la cátedra de Pedro y es nuestra mejor arma contra el escepticismo dominante.
A partir de ahí ¡hay tantas cosas opinables! No seamos dogmáticos fuera de los límites del dogma: in dubiis, libertas! En la duda, ¡viva la libertad! Respetemos, y amemos con toda el alma, la libertad de los que discrepan.
―¿Y esas personas que, más que opinar, vociferan o dicen lo primero que se les viene a la boca? ¿Llamaremos a eso “opiniones”?
Quizá no podamos llamarlas así, pero seguiremos tratando con cariño a los que las profieren y procuraremos enseñarles que opinar implica reflexionar, no dar rienda suelta a sus vómitos.
In ómnibus, caritas. Éste es el secreto. En todo y con todos, caridad; es decir, afecto, verdadera amistad, capacidad de acogida, respeto…
―¿Y tú te aplicas el cuento, colega?
―Ojalá, Kloster, ojalá.

7 comentarios:

Relicary dijo...

Buenos días ante todo, que ya se vislumbra la aurora del Fin de Semana :)

Está interesante la reflexión que puede sacarse de una frase tan aparentemente simple.

Invita a la paciencia en mi caso, a escuchar antes que "vomitar" nuestras respuestas, que de eso también hay que aprender.

Relicary dijo...

Ésta no hace falta publicarla: hay una pequeña errata en la palabra "reflexiónar"

Un saludo

Anónimo dijo...

Como no lo publicará voy a dar rienda suelta lo que me evoca la entrada de hoy:

Exáctamene este es el espíritu que me tiene arrebatada. Tal vez hace muchos años no lo supe descubrir en la gente de mi alrededor, tal vez ahora las casas han cambiado y son mas evidentes, espero que tal vez sea también porque ya he madurado, aunque me resista..., no sé...

Arrebata, encontrarse con este acogimiento (también "a los de antes"), cariño, respeto; sí, muchísimo respeto a la libertad de las personas que está en todo el ambiente y trato humano que estoy viviendo. Amistad que, aunque hayan pasado 15 o 20 años, sigue ahí la confianza como si fuera hace una semana la ultima vez que nos vimos... ¿cómo no va a atraer todo esto?.

Y ahora el halago:

Le puedo asegurar que la primera persona en la que lo vi todo esto tan de cerca, que no me pude resistir, fue en usted. Así que, sin duda alguna, se está aplicando el cuento de maravilla y nos arrastra a muchos tras estos mismos pasos. !!Bendito arrastre!!

Je,je imposible que lo publique, y no es mi pretensión.

Que tenga un buen día D.Henry y gracias mil por todo lo que hace por mi.

Antuán dijo...

Anonimo/a de las 11 como verás d. Enrique no desecha a nadie, te ha salido el tiro por la culata. ¡Bien! y más despues de lo que está pretendiendo que es elevar el globo y hacernos discurrir como decía una abuelita que conoci. ¡Ansias de libertad! Eso no esta mal. Madurar con el tiempo? El tiempo no madura quizá los acontecimientos si vamos derechos a aceptarlos porque si vamos a enfrentarnos solo conseguiermos estrellarnos. Hay jóvenes que la Vida les hizo crecer y madurar deprisa porque no tuvieron más remedio que tomar sus propias decisiones digamos las riendas y hay mayores que están en vabia y son infantiles a los 5o y viven del cuento y no esque sean tontos, son demasiado listos como el niño que le pregunta a otro: tu cuando aprendiste a andar? -al año 1/2. pues yo hasta los 5 me llevaban en brazos mira si soy listo. Mi hermano me contaba el otro día cuando vino a ver a mi madre, se estaba atando los cordones y dice: yo a mis chicos eso de que te pongan el zapato paque le ates los cordones, ni hablar antes del año ya sabían atarselos y con dos nudos. todo porque me cambió unos de unas deportivas viejas a otras mas presentables.

Anónimo dijo...

Anónimo ha dado en el clavo exacto. Coincido en todo, pero yo también voy a anonimizarme para que no sepa quién soy, incluso si decide publicarlo también.
Gracias por seguir estando disponible para enseñarme lo que de verdad significa caritas

cannica dijo...

Hoy estoy haciendo un gran esfuerzo porque llevo unos dias pachicha y no estoy rntrando a internet.Pero es que quería ponerme al dia del blo.
Me gusta esa frase, mienteas tengamos la misma fé y moral, el resto no tiene importancia.
Claro q los representantes de la iglesia son personas humanas y como tal tambien pueden cometer errores. Habrá que pedir tambien por ellos, digo yo. Que opina señor bloguero? no sé si publicará esto pero............

DAVID DIAZ CRIADO dijo...

IN DUBIO PRO REO