sábado, 25 de abril de 2009

Misa de acción de gracias, que no de despedida

Belén

Hablé de Belén aquí hace unos días. Dentro de muy poco ingresará en la congregación de las Misioneras de la Caridad. Ayer, a las 8 de la tarde, nos encontramos en Aldeafuente de nuevo para celebrarlo.

Estaba previsto que me distrajera durante la homilía. La culpa no fue de Belén, que, con una sonrisa de oreja a oreja, asentía a todo lo que yo iba diciendo, sino de sus amigas, que llegaron a la Misa de acción de gracias un pelín tarde y, aunque estuvieron muy atentas, contribuyeron a que yo perdiera el hilo. Estaba hablando de la estrella que se le metió en el ojo a Simeón y de pronto descubro que aquella pequeñaja morena de la segunda fila era Sofía y que a su izquierda estaba Sonsoles. Y aquella jovencita con cara de bachillerato no era una antigua alumna, sino Chelo, una profesora de mis tiempos de Aldeafuente…

Luego llegó la cena de despedida, los besos, los abrazos… Enrique y Pilar, los padres de Belén, se mantuvieron en un discreto segundo plano. A Enrique lo vi emocionado, con los ojos húmedos y pocas ganas de charlar. De hecho, desapareció al terminar la Misa. Me habría gustado darle la enhorabuena y decirle que no perdía una hija, sino que la ganaba para siempre; que la vocación de Belén era un premio para él y para toda la Iglesia; que había sido muy generoso, pero que Dios no se dejaría ganar en generosidad.

Él lo sabe, por supuesto.


Begoña, la presidenta
de la Asociación de Antiguas siempre
ha tenido una voz profunda y bien modulada

21 comentarios:

juanjomolina dijo...

Gracias por alegrarnos el día con estas entradas. Un saludo desde el café de redacción

lolo dijo...

Una amiga monja de una Orden que se dedica a la enseñanza me decía que, en los tiempos que corren, la gente joven es más radical y se enamora de estas vocaciones, como la de Belén.

Conozco a otra chica de Bilbao que pasó de un mundo absolutamente confortable...a buscar el Amor de la misma manera.

Me llena de Esperanza, doy gracias por su vocación.
Rezaré por ella y por su familia.

Ya tenemos un mundo un poquito mejor allí donde vaya Belén.

Gracias, Don Enrique

lolo dijo...

Ah! Es una belleza de chica.

INÉS dijo...

A veces las vocaciones de los hijos cuestan pero...Dios premia siempre.
¡Otro mensaje para el padre de Belén!

Diana Márquez Luna dijo...

Mi más sincera enhorabuena para Belén que, aunque no la conozco, por la foto ya se hace querer. y renunciando a las cosas de este mundo, encontrará la Verdadera Libertad.

Isa dijo...

Perdone mi ignorancia, ¿Aldeafuente es un colegio de Fomento? es por situarme...
Qué bonita debió ser la misa; ¿era por ación de gracias por lo de Belén? qué impresionante...
¡Claro que no pierde una hija! Qué suerte que Dios se fije en ti y quiera que seas sólo para Él, ¿no? menuda maravilla es eso de la vocación...

Enrique Monasterio dijo...

Tu ignorancia, Isa, es perdonable. Sí, es un cole de Fomento

Anónimo dijo...

Muchas felicidades a Belen, y sobretodo a los papas de ella. El que Dios Nuestro Señor los premie de esa manera es como para querer estar en sus zapatos. Tengo tres hijos -uno de ellos aspirante- y espero que algun dia podamos mi esposo y yo asistir al menos a una Misa para dar gracias a Dios como hoy lo han hecho los padres de Belen.
Por favor no deje de encomendar a mis chavales.

Altea dijo...

Rezaremos para que se mantenga al pie del cañón. A mí las vocaciones religiosas me impactan muchísimo.

Altea dijo...

¡Ah, pero si son las de la Madre Teresa! ¡Uaaaauuuu! Lo acabo de buscar por ahí, que no lo sabía.
Ahora sí que me quedo más "impactá" todavía.

Anónimo dijo...

Gracias D. Enrique por sus "piropos" a esa añada espléndida a la que pertenece tb mi hija María T. Y gracias por los años que dedicó a formarlas. Puede sentirse orgulloso, son Buenas, Listas, Guapas,... Y algunas Santas. AC

GAZTELU dijo...

La verdad es que la ceremonia fue muy emotiva,yo soy ajena a este tema pero andaba por el cole en otra charla y no pude mortificar mi curiosidad de conocer a esta santa y al cura que creo que era un tal ENRIQUE MONASTERIO, me lleve una sorpresa, tenia una idea formada en mi mente suya muy distinta a la que vi.
Begoña como siempre con su voz envolvente y juan siempre dispuesto a servir.
Quisieron presentarnos pero me negue,ahora me arrepiento,ya habra mas oportunidades!!!
GRACIAS

Mariano C dijo...

Aldeafuente es la pera y uno de los grandes responsables es Don Enrique.
Felicidades para Belén y un agradecimiento enorme a Pilar y Enrique.
Isa, Aldeafuente.....no es que sea un colegio de Fomento............. Aldeafuente.........Es El Colegio

Hadasita dijo...

Ya que hablan del colegio, un favorcillo quizás me podría hacer, porque yo no vivo en Madrid y no me es posible hacerlo yo misma: ese cuadro que sale en la foto de abajo (¿es Tobías, verdad?), ¿le puede echar otra, que salga centrado y con menos brillos? Me ha llegado... Gracias.

Enrique Monasterio dijo...

Hadasita, si me das tu dirección de correo electrónico te mando una foto sin brillos de ese cuadro

Anónimo dijo...

Hola, hola:

Una de mis mejores amigas del colegio, Marta, poco después de terminar Bellas Artes, entró en un Convento de Clarisas. Unos años más tarde (creo que tres) ingresó su hermana quien había terminado la carrera y ya había empezado a trabajar. Las dos iba a Aldeafuente.

En Septiembre del 2003 fui a la profesión de Fe de Marta (creo que es cuando hacen los votos perpetuos). La ceremonia fue muy emocionante y no faltó una oración/recuerdo para Rafa, su hermano que se fue al cielo a los 11 años.

Después, en el receptorio(creo que se llama así) a través de la verja, podíamos hablar con las hermanas clarisas. Conchita pidió unas palabras a su padre quien recuerdo que pidió "tres efes" para sus hijas: Fidelidad, fortaleza y felicidad con una sonrisa de oreja a oreja.

Me emocionaron más las palabras del padre que la generosidad de las hijas. Pense qué de alguien tendrían que haber aprendido. Creo que estuve llorando durante más de dos horas.

Unos días más tarde llamé a su madre para darle las gracias y su respuesta fue aún más emocionante.

Comprendí que la grandeza de los padres también se trasmite con el ejemplo.

Cada vez que lo recuerdo, todavía me emociono. Hay gente extraordinariamente buena, generosa y alegre!!.

Begoña dijo...

Soy Begoña, realmente, como dice Mariano, Aldeafuente es El Colegio, y como también decis, en gran parte se lo debemos a D. Enrique, que aunque no esté físicamente, siempre estará en nuestros corazones, ¡y en internet! os pido oraciones por todas las Antiguas Alumnas de Aldeafuente para que seamos coherentes con la formación recibida y sepamos responder a Dios con la misma generosidad que Belén.

Anónimo dijo...

¡¡¡Enhorabuena a Belén a sus padres y hermanos!!! No hace , creo, ni un mes que por internet nos enteramos de la boda en la familia... disfrutamos mucho marujeando las fotos;... que guapa!!!... esa debe ser Almu!!!.. dónde está Belén...mira a Kike, está enoorme!!! ... quita, quita que quiero ver una de los padres.. pero si ésta es nueva, no había nacido cuando los dejamos de ver... que guapos todos!!!.
Esta familia ya nos tocaba el corazón cuando los acompañábamos a celebrar "cumples" en Rivas Vaciamadrid???
Enhorabuena otra vez de corazón a la familia y particularmente a ti Belén -que sigues conservando el "sonrisón" encantador de entonces- de Los Bofarull.
Kika.

Belén dijo...

¡GRACIAS, Don Enrique! Le estoy descubriendo, y eso que le conozco desde hace ya mucho... pero no deja de sorprenderme.
Muchísimas gracias a todos por vuestras oraciones, y sabed que contáis con las mías; Cada día desde ahora y para siempre rezo por las personas q rezan por mí. Me suena un poco impersonal, pero la comunión de los santos nos permite rezar mucho unos por otros sin conocernos siquiera, ¡QUÉ MISTERIO TAN GRANDE!
Yo no soy todas esas cosas que decís... ¡¡¡pero eso es lo más fuerte!!! SÓLO PUEDE VENIR DE DIOS LA GRACIA DE RESPONDERLE SÍ, COMO LA VIRGEN. Yo por mí misma no soy capaz de nada. Así que: enhorabuena a Él, que ha hecho el milagro. Y también a mis padres, que me lo han dado casi todo, a Aldeafuente, que ha hecho el resto... y a tanta gente que me ha ayudado y me ayuda.
Un abrazo a todos, y seguiremos en contacto vía internet o... la vía que Dios quiera.

chelo dijo...

Gracias D. Enrique por sus años entragados al colegio y a tantas niñas, y no tan niñas, que por aquí han pasado. Realmente usted dejó huella en ellas como puede verse.
Gracias Belén porque para las personas que hemos estado ahí, no voy a decir que hayamos hecho mucho, es una inmensa alegría ver tu entrega, que será difícil pero llena de mucho amor. Sólo puedo decir que me emociona y que contarás con el cariño de todas las personas que componemos el colegio, y por supuesto, con nuestras oraciones.

Anónimo dijo...

¡Qué envidia! Reconozco que la vocación -la TOTAL- es lo que más envidia me da en el mundo. Todos los días desde que nacieron mis hijos la he pedido...NADA ????