miércoles, 1 de abril de 2009

Pedro Plans



Son las once de la noche. Abro el correo y me encuentro con la triste noticia del fallecimiento de don Pedro Plans.

Fue mi profesor de Geografía en Gaztelueta durante mis años de bachillerato. Poca cosa, ¿verdad? Sin embargo no conozco un maestro que haya dejado una huella tan honda en sus alumnos como don Pedro. Años más tarde fue catedrático de universidad, y cuando le llegó la edad de la jubilación, nos sorprendió a todos empeñándose en ejercer su otra profesión, la de enfermero, en la Clínica Universitaria de Navarra.

Don Pedro fue un hombre sabio y santo, paciente, humilde, entregado a sus alumnos, con un corazón inmenso que nunca se reservó para sí. Estoy seguro de que pronto leeremos biografías suyas.

Mañana por la mañana, aniversario del fallecimiento de Juan Pablo II, me encomendaré a los dos en la Santa Misa. Hoy no puedo escribir una palabra más.

9 comentarios:

INÉS dijo...

Hay maestros en muchas materias.
Seguro que D Pedro se habrá dado un gran abrazo con Juan Pablo II, los maestros se reconocen en cuanto se ven.

Altea dijo...

¡Otro profesional de la sanidad en "zona clave"! Podremos pedirle que empiece a trabajar desde ahí para detener la máquina abortiva.

Isa dijo...

Rezaré por su alma.
Qué bien que puede hacernos intercediendo desde el Cielo...

GAZTELU dijo...

Hay personas que dejan una huella imborrable en nuestras vidas...que afortunados somos por haberlas conocido....
Para mi JUAN PABLO II FUE UNA DE ELLAS,le debo tanto
Gracias

chon dijo...

Mis hermanos también estudiaron en Gaztelueta!!

lolo dijo...

Me parece muy bonito que le haga un homenaje a su profesor.
Cuando somos más jóvenes no nos damos cuenta de cuánto pueden ayudarnos las personas que nos enseñan. Y de cuánto se queda en nosotros su recuerdo.

Creo que hay que saber dar gracias por esas personas que Dios pone a nuestro lado. Por los maestros.

Animo Don Enrique, que en el cielo va a ser una fieeeeeesta!

Anónimo dijo...

D. Pedro fue mi profesor en 2º de carrera en Murcia, allá por el año 83. Me daba Geografía Zonal. Era un Maestro. Disfrutaba con los "padres de la Geografía", nos llevaba sus retratos a clase. Trabajaba en la biblioteca del departamento, con los alumnos... Conocía el nombre de todos (éramos más de 100), nos felicitaba los cumpleaños, santos... Llegaba a clase diez minutos antes y se quedaba en el pasillo otros tantos para atender todas nuestras dudas... Cuando otro profesor publicaba, sacaba la plaza... nos lo decía a los alumnos para que lo felicitáramos... Recuerdo un día que estaba explícándonos las tormentas tropicales, se emocionó tanto que el mapa que tenía detrás colgado le cayó encima ¡qué susto nos pegó!, pero no se inmutó, se levantó, lo colgó y continuó. Tengo anotada, entre otras muchas, una frase con la que acabó una conferencia en un curso de jóvenes geógrafos, con voz poderosa y mirándonos profundamente nos dijo "Amo apasionadamente la Universidad"...

German Rueda dijo...

He entrado accidentalmente en el Blog, porque he puesto Pedro Plans en el buscador y me he quedado impresionado por su muerte y por su evolución después de la jubilación. El hecho es que yo también fui su alumno en la Universidad Complutense hace ¡cuarenta años! (en 1969-70). He dado muchas vueltas en la vida y como catedrático de historia he trabajado (y trabajo) en algunas cosas que, en cierta manera, había aprendido de él. Le buscaba para darle las gracias y mandarle algunas publicaciones, porque además de buen profesor se que era un hombre bueno y generoso. Se hubiera alegrado. En todo caso me apetecía volver a entrar en contacto con él. Si desde el Cielo pudiese leer el Blog... aquí estoy.

Ana García Berruezo dijo...

También fue mi profesor en la Universidad de Murcia, en clases que me producen muy buenos recuerdos. Acabo de enterarme de su fallecimiento y deseo unirme al pesar de todos aquellos que le conocieron y admiraron.