martes, 7 de octubre de 2014

Miedo, odio e Internet

Internet es un eficaz catalizador de los sentimientos más rastreros . Hoy el pánico se refleja en la red. Y con el pánico, el odio, el afán de venganza, el rencor. Y esa tendencia españolísima de politizarlo todo. ¡Que caigan cabezas!
Hay tantas y tan sucias secreciones orgánicas en los chats de Internet que no me extrañaría nada si nos dicen que el virus del ébola ha mutado y ha comenzado a infectar también nuestros ordenadores.

9 comentarios:

AguascalientesBonaterra dijo...

Seguro que ya mutó a los ordenadores. Lo que sucede es que por razones políticas y para evitar una estampida de pánico no lo hacen oficial.

Enrique Monasterio dijo...

Contesto a mis 5 anónimos comentaristas:
Nunca me han gustado los cortadores de cabezas, y ahora menos que nunca.
¿Que fue un error repatriar a los misioneros? ¿Preferíais un hospital de campaña en Sierra Leona sin la menor garantía? Eso decís dos o tres. Supongo que vosotros estarías dispuesto a ir en la expedición. Yo no estoy de acuerdo con ese plan suicida, pero aunque lo estuviera, no hay que lanzarse a decapitar ministros por eso.
Dije esta mañana que Internet es un catalizador de todos los más bajos sentimientos.
Me pregunto si superaremos esta fase y podrá haber algón día debates correctos, sin blasfemias ni insultos.
Twiter es esta mañana un estercoleros

Hexamamá dijo...

Pero si es inevitable que, en estos tiempos de globalización, las epidemias se extiendan por todo el planeta.
A mí me parece que podemos extraer dos lecciones positivas de todo esto:
Una, que la mentalidad de "esto no me pasará nunca a mí" se derrumba ante la evidencia. Señores, la vida no está exenta de riesgos; todo es posible. Por lo tanto, disfrutemos al máximo lo bueno que tiene que ofrecer, porque lo mejor (como lo peor), también puede pasar.
Dos, que lo que le pase al prójimo también te afecta a ti, aunque ese prójimo no esté tan próximo.
¿Lo ve? Algunos también ponemos nuestro granito de arena para expandir el optimismo.

Juana la loca dijo...

Disfrutemos al máximo lo bueno? O sea lo que pensamos que es agradable a los sentidos y a la inteligencia? Y que tal disfrutemos al máximo lo malo? El sufrimiento, el dolor, la soledad, el cansancio... Disfrutemos pues también de esto pues nos lleva a acercarnos más a Dios. Gracias Dios mío, hasta por los palos.

Cordelia dijo...

Hoy me han dicho en el trabajo que "los curas nos han traído el Ébola" y que los repatriaron porque lo dijo Rouco. Me pregunto si fueran médicos o enfermeros de una ONG, ¿les parecería bien dejarlos allí? Claro, que a lo mejor las ONGs no se atreven a ir a las zonas del Ébola. Igual va a ser eso...

Tumismo dijo...

Juana la loca,lo que tu propones es lo que se llama masoquismo.....yo no estoy por esa labor.

Isa dijo...

Dos virus, o más, ya se han extendido: la ignorancia y la ruindad de corazón.

Poco a poco les va deshumanizando. Se vuelven monstruos incapaces de razonar, incapaces de decir la verdad, incapaces de sentir compasión.

En la web no son capaces de dialogar, de seguir un razonamiento, de mirar desde otros puntos de vista, mera intolerancia.

Son clericales hasta la médula, si no se ríen de algún cura, obispo o del Papa una vez al día, esa noche no duermen. No saben pensar sin criterios políticos. Son partidistas.

Y aún así, lo peor no es la cerrazón de mente, sino la del corazón. No ven personas, ven oponentes. Disparan en los blogs como quien dispara en un juego virtual.

Desconocen lo que es el sentido del humor. Todo lo toman en serio como si todo tuviera la misma importancia. Salvo a las personas, que son lo realmente importante. A las personas no les dan ningún valor, salvo a ellos mismos, claro, y salvo a "los suyos" (son partidistas). Pero no por ser personas, sino por mera adhesión temporal a un lider que les dicta lo que decir y qué eslogan repetir.

Así los veo yo. Es mejor ignorarles, aunque son muy cargantes. Pretenden ser Dementores, pero no pueden porque son vulgares. Y porque, además, en los blogs en los que intentan encizañar se encuentran que hay gente que reza por ellos.

Juana la Loca dijo...

No, no es masoquismo pues no lo vas buscando. Lo que no se puede es pretender vivir sin sufrimiento alguno porque al final te va a dar en todos los morros. Por eso cuando viene el de animo, un dolor de cabeza, o la poca gana de trabajar, uno se lo pone a dios en el altar unido al sacrificio de la cruz, y se convierte en salvación, en amor rebosante del costado de Cristo en la Cruz. Verás como ahí sí encuentras la verdadera alegría.

goyo dijo...

y ¿ que os parece la falta de solidaridad y cariño de los vecinos? todos agolpados en la puerta pidiendo a gritos ...Que nos digan algo !! hemos compartido ascensor y zonas comunes con esta gente. Luego sale el marido haciendo campaña para que no maten a su perro.Seguro que se apuntan 300.000 .La verdad que si no fuera porque hay una persona enferma seria para partirse de risa.

Y como no los titiriteros de turno a la puerta del ministerio gritando Mato dimision, en fin como digo somos un pais de chiste