sábado, 19 de septiembre de 2009

Añoranzas de papel


No se llama Carolina, pero como estoy cansado de escribir "la-antigua-alumna-enferma por la que rezamos tanto, etc," de ahora en adelante, mientras ella quiera ocultar su identidad, le daré ese nombre.

Bueno, pues Carolina me ha mandado un sms. Me cuenta la evolución, positiva pero lenta, de su enfermedad y añade:

"¿Me harías una figurita chula de papel si tienes tiempo y ganas?"

El recuerdo de esas figuritas, que en efecto fueron mi manía más notoria en los años del cole, me ha hecho revivir y añorar tantas cosas... Kloster diría que se me reblandecen las meninges cada vez más.

Gracias por acordarte, Carolina. Antes yo era capaz de convertir en papel cualquier animal. Ahora..., no sé. El domingo trataré de llevarte a la clínica un burro con alforjas. Y a lo mejor también un tiranosaurio.

Mientras tanto, seguiremos rezando por ti y contigo.


8 comentarios:

GAZTELU dijo...

Carolina,a mi tambien se me ha olvidado hacer figuritas de papel pero si puedo ofrecerte mi oracion diaria para que te reconfortes y encuentres ayuda en el Señor,lo hago desde que me entere de tu enfermedad.bs fuertes
GRACIAS D.ENRIQUE

Isa dijo...

Gracias por contarnos su mejoría.
Dígale a Carolina que tiene a muchos blogueros de todas partes del mundo rezando por ella, aunque no todos seamos expertos en papiroflexia como usted...

Almudena dijo...

A lo mejor es una burrada, pero ésto me recuerda a cuando era pequeña y si no protestaba en el médico, a la salida me compraban algo rico. Una vez que me pincharon hasta 23 veces seguidas mi madre estaba para desmayarse y yo feliz, pensando sólo en el pedazo de bollo que me iba a zampar. Creo que el dolor de "Carolina" se debe estar quedando en "ná". Felicidades a ella por el amor que despierta y a los que la quieren, que la están curando...

AleMamá dijo...

Las figuritas de origami son todo un recurso para ser popular entre mis nietos.... veo que también para el apostolado y misión de un sacerdote.
Saludos a Carolina.

Àngel dijo...

Ánimo... y pedirle al Señor. Él siempre da si uno ofrece lo que tiene.

Un abrazo

Bernardo dijo...

Mucho ánimo a Carolina. Tengo la impresión de que si algún día nos dice su nombre y dónde está ingresada, necesitará guardaespaldas para ahuyentar a los paparazzi.

chon dijo...

Gracias por ponerle un nombre. Es lo que le pedía la otra vez, D. Enrique. Parecerá una tontería, pero así es más fácil rezar por ella.

Anónimo dijo...

Dónde hay que apuntarse para el burro, el tiranosaurio y las oraciones?