lunes, 21 de septiembre de 2009

Los lunes, a veces, publicidad


¿Es esto publicidad? Yo creo que sí, ya que se trata de hacer público algo que a muchos nos parece la mar de natural, aunque otros se asombren. Vale la pena ver a Nacho y su epopeya del pollo.

13 comentarios:

Bernardo dijo...

Más que publididad, es catequesis de la buena.

Isa dijo...

Muchas gracias. Esto vale muuucho más que toda la publicidad del mundo.

mar dijo...

Genial! Genial!

María dijo...

Hombre, D. Enrique, "natural, natural"..no sé, hay que hacer un gran esfuerzo para aguantar al personal, y ese esfuerzo lo haces por Dios, porque te acuerdas de que el/ella también son objeto del Amor de Dios, y rezas..pero vamos que la santidad es "subir el calvario con la cruz a cuesta", o en este caso, el pollo y la señora. Me ha encantado, saludo!

Boo dijo...

Desde luego que es una lección de paciencia...

Almudena dijo...

Yo no soy del Opus, no es mi vocación, pero como publicidad me parece excepcional y totalmente convincente. Lástima no saber dónde está su tienda para comprarle un pollo y que rece un poquito por mí y por toda mi familia.

forosacerdotal dijo...

Buenísimo. Ya lo conocía; pero, te anima a saber trabajar por Dios. Gracias

Anónimo dijo...

Me ha encantado , voy a intentar aplicármelo , porque yo soy de las que hubiera tirado con el pollo a la señora.
Gracias.
Inma

Anónimo dijo...

Fantástico!!!

Cristina

Anónimo dijo...

Paciencia, Abnegación y Caridad.
Dios se lo premiará, seguro.

Anónimo dijo...

Me descubro ante Nacho

Adaldrida dijo...

Es una maravilla. Una maravilla.

Rosa dijo...

Es magnífico! Muchas gracias