martes, 8 de julio de 2008

Cuando la verdad no importa, el lenguaje lo es todo


Leo los periódicos de hoy y se me pasan las ganas de escribir cosas "simpáticas y optimistas", como me pide Sonsoles.

No puedo ser optimista, y bien que lo siento. Soy sólo un pesimista esperanzado con cierto sentido del humor.

Lo de la simpatía depende de la hora, del día de la semana y de la prensa matutina. Sería simpático poder hablar de Nadal, del Tour de Francia o de los encierros de San Fermín. Pero, cuando leo que la Vicepresidenta del gobierno nos "promete" una ley "progresista" para que haya "más aborto en España", y el Presidente habla de la "muerte digna" como un "avance social"..., a uno le dan ganas de huir a otro planeta donde las palabras signifiquen algo sólido y los políticos amen y busquen la verdad sobre el hombre antes que los votos.

Trato de buscar consuelo en el "National Geographic" que me acaba de llegar y me detengo en un amplio reportaje sobre los gorilas de Virunga, que, según dicen, murieron "asesinados a sangre fría por soldados armados hasta los dientes". "El asesinato de esos animales inteligentes y vulnerables, a los que los guardias forestales llaman 'nuestros hermanos' provocó la indignación internacional..."

La foto del gorila es espléndida. Tiene una mirada triste, como de resignación. Yo trato de animarle:

"No sufras, amigo mío. Sólo te han aplicado una muerte digna sin tu consentimiento, o sea, como en Holanda sin ir más lejos. Consuélate pensando que, al menos, no eres un embrión sospechoso. Y tus descendientes podrán llegar a ser ministros del gobierno.

Por cierto, yo me pido una muerte indigna. Que conste.



14 comentarios:

Myriam dijo...

D. Enrique:

En este mundo preocupa más la muerte de los animales que el asesinato de la persona, habrá que rezar para que esto cambie.

maisa dijo...

Don Enrique, hoy es mi cumpleaños. Echeme un recico. Gracias.

E. G-Máiquez dijo...

Gran post; no siempre se puede estar simpático.

la jose dijo...

que nos pasa ?? avesces pienso que estamos como dormidos o esquizofrenicos o algo asi, ...no nos damos cuanta de las cosas importantes de la vida ..y mesclamos las cosas ,y los únicos perjudicados somos nostros y nos seguimos unidiendo y undiendo a otros....
que Dios nos ayude Don Enrique , para poner el despertador a todo volumen.

JUANMA SUÁREZ dijo...

Don Enrique, siento discrepar con usted: yo sí quiero una MUERTE DIGNA, o sea, cuando me toque, con los sacramentos bien administrados, la conciencia tranquila y en paz con Dios y la gente que me quiere. Lo demás son sólo, permítame que lo diga, pajas mentales de un señor que se cree que porque es presiedente del gobierno, tiene el poder de decidir sobre la vida y la muerte. Creo que lo que deberíamos hacer es rezar por él, porque este pobre infeliz, cuando se vea delante de Dios, lo va a pasar muy mal... si sigue así.

Por cierto, MAISA, muchísismas felicidades...

ELE dijo...

Sí, sí, yo también me uno a la muerte indigna!
Y por Dios, que dejen de matar bebés... que sólo imaginármelo la depre post-parto hace estragos

c3po dijo...

Tengo para mí que el PSOE, desde la caida del muro se ha quedado sin ideología. Y como en economía es muy dificil ser original sin meter las patazas, resulta que en lo único en que el PSOE se puede distanciar de sus oponentes es en todo aquello que refleje el humanismo cristiano.

Por eso la reforma del aborto, y por eso la propuesta de legalizar la eutanasia, y la de revisar los acuerdos con la Santa Sede, o la decimonónica idea de impulsar el laicismo (confundiendo el culo con las siete témporas, todo sea dicho).

Frente a esos planteamientos, lo mejor es difundir lo que dice el Catecismo de la Iglesia sobre esos mismos aspectos, porque es la verdad y, al final, la verdad siempre triunfa. No hay más que ver lo ocurrido en Viena y en Londres con la Roja y mi vecino Rafa.

Anónimo dijo...

Hagamos que estos videos sean los más vistos. ¿Porqué no?.


http://es.youtube.com/watch?v=nFK8M6_xEt8&feature=related

http://es.youtube.com/watch?v=wgWcZiudO94&feature=related

http://es.youtube.com/watch?v=bH2EvW7wirc&feature=related

non possumus dijo...

"Cuando la verdad no importa, el lenguaje lo es todo"

Texto magistral incluso en el título: todo un programa de reflexión.

Enrique Monasterio dijo...

Así que estamos todos de acuerdo. Incluso Juanma Suárez, que dice que discrepa.

Viator iens dijo...

¿Políticos más preocupados por encontrar la verdad que por conseguir votos? Dígame Usted donde están que igual voy y les voto.

Una de las más grandes idioteces de nuestro tiempo consiste en pensar que no hay una sola verdad, sino muchas, tantas (casi) como personas, y que la única manera de actuar rectamente consiste en aceptar bovinamente la de la mayoría como la más respetable.

Yo digo que no. Que lo único verdaderamente humano es buscar, encontrar y defender "la" verdad. Y defenderla con caridad, pero sin dar un paso atrás.

yomisma dijo...

Hola a todos. Os escribo...¡Desde Madrid! Este es el tercer dia de pisar patria y ya he estado en Molinoviejo!!! Por cierto D Enrique Cómo ha cambiado todo por fuera y nada por dentro! En cuanto al blog de hoy sólo tengo que decir ¡Viva la vida, alegre y divertida! que deciamos cuando eramos pequeños.

Juanan dijo...

Hace unas semanas leí un libro sobre la Rosa Blanca, el grupo de estudiantes alemanes que fueron ejecutados por repartir panfletos subversivos en la alemania nazi. Dan ganas de hacer copias de sus panfletos con hectógrafo otra vez y repartirlos por la Universidad a ver si alguien se entera de que el aborto es perfectamente comparable al Holocausto.

¡Viva la Vida! ¡Viva la Libertad! ¡Viva el Hombre!

JUANMA SUÁREZ dijo...

Jajaja. Don Enrique, supongo que ha entendido perfectamente mi "discrepancia". Sólo hacía honor al título de su entrada "...el lenguaje lo es todo". Porque estos politicastros que nos han tocado se están apoderando de él para vendernos crímenes como avances humanitarios en favor de la dignidad del individuo (en el que, por cierto, no creen, de ahí el aborto y la eutanasia, por ejemplo).

Por eso quería yo hacer una apología en post de la VERDADERA MUERTE DIGNA, que es todo lo contrario a lo que ellos pregonan. Que no nos manipulen el lenguaje y el verdadero significado de las palabras... (ha salido mi espíritu de filólogo).