jueves, 31 de julio de 2008

El Rosario al volante


Me pide Luis que matice mi afirmación de ayer: quien no es capaz de rezar bien el rosario mientras conduce, "o no sabe rezar el rosario o no sabe conducir".

Un poco rotunda sí que parece la sentencia; trataré de explicarla.

El Rosario es una canción con música, letra, tono y guitarra.

La letra son las cincuenta avemarías; la música, cada uno de los misterios que se contemplan; el tono, el estado de ánimo y la pasión que pone el cantante, y la guitarra, la corona que sirve para llevar la cuenta.

El que canta abrazado a su guitarra apenas piensa en las palabras, que conoce de memoria, sino en la música, que nace de la guitarra y de su corazón. La letra ayuda, pero el pensamiento no se queda allí: va como una flecha a la persona destinataria de la canción. Por eso cada canción es nueva, aunque la hayan interpretado muchos.

El que reza el rosario, como todo buen cantante, se "distrae" de la letra pensando en la música: piensa en cada una de las escenas del Evangelio que se representan en los Misterios. Uno va recitando avemarías, pero el corazón está con la Virgen en Belén, en el Templo de Jerusalén, en el Calvario, en Caná de Galilea...

Y con tanta distracción las avemarías se pasan, y cada Rosario es distinto, es el "cántico nuevo" que pide el salmo.

Es sencillo conducir así. Igual que es sencillo cantar en la carretera sin descuidar el volante.

Espero que no lo prohíba la Dirección General de Tráfico.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Esa rotundidad con que usted lo dice me ha convencid. D. Enrique, me parecía a mi algo espantoso eso de rezar el rosario en el coche y mira por donde con este argumento musical que usted da.............. lo dicho!!!! a rezar todos el rosario en el coche.

La Persona dijo...

Un saludo.
¡en verdad esa foto, "ese lugar con esas señales" existe! si es así vaya sorpresa.

En cuanto a Adriano si no mal recuerdo hace mucho teinmpo ví una pelicula de él en el que hacía de cra y es muy buena, tengo un buen recuerdo de su papel en ella con sus bromas y sus bailes.
lo dicho un cordial saludo. Juan Carlos.

Juanan dijo...

Jeje, estaría bueno que te parara la Guardia Civil por ir rezando el rosario.

- ¡Esto qué es! ¿Un rosario? No estaría usted rezando, ¿verdad?

- No, señor agente, es que me lo ha regalado mi cuñada que ha vuelto de Fátima...

- Ya, ya, bueno. Vamos a hacer la prueba. ¡Bendito es el fruto de tu vientre, Jesús!

- Santa María, Madre de...

- ¡Ajá, le pillé! son 200€ de multa y cuatro puntos menos. Y que no le vuelva a ver.

- Mecachis, iba ya por las benditas ánimas del purgatorio...

JUANMA SUÁREZ dijo...

Bueno, la DGT no sé, pero la SGAE, como se entere de que el Rosario es una canción, seguro que nos pone un canon cada vez que compremos uno de dedo. Claro que lo peor será con los de toda la vida, que ahora está de moda llevarlos al cuello. En cuanto se den cuenta de que se pueden usar como una forma de cantar, se van a poner por las nubes, porque el Rosario está registrado en la SGAE, ¿verdad? Si no, ahora mismo me pongo a cantarlo, grabarlo y registrarlo... ¡¡Me voy a forrar!!

Anónimo dijo...

y nadar en la piscina,cocinar, pasear por la calle...

Yuria dijo...

D. Enrique: me ha descubierto la gracia de rezar el rosario. Visto así, claro que lo entiendo. Con "guitarra" incluida.

Es que la gente de mi generación,... Recuerdo que una amiguita iba a casa a buscarme y mientras me preparaba, le decía mi abuelita: "Pasa a la sala, que estamos rezando el rosario y nos acompañas"
"No, no. Si ya me voy, ... "- contestaba la cría, así como asustada.

Muchas gracias.