miércoles, 16 de julio de 2008

La Virgen del Carmen

Procesión de la Virgen del Carmen en Santurce

Ando
mal de tiempo y aún peor de imaginación. El sol ha decidido renovar sus pilas y ya aprieta ese calor de Madrid que me derrite el encéfalo todos los años.

Hoy celebramos la fiesta de Nuestra Señora del Carmen. Dentro de una hora celebraré la Santa Misa y me llenaré de cantábricos recuerdos cuando predique. Rezaré por mi abuela Carmen y mi tía Carmen, que ya están en el Cielo; por mi hermana Carmen, que últimamente se ha buscado un seudónimo para no dar la cara en el blog, y por quince o veinte Cármenes más de todas las edades, que he apuntado en la agenda. No diré quiénes son para que nadie se sienta olvidada.

También pediré por Carmen Chacón, que no quiere celebrar su santo en Marín con la Armada porque habrá una Misa y ella no le gustan estas ceremonias . Uno piensa que en el sueldo de ministro se incluye alguna que otra incomodidad, pero quizá sea un alivio para todos no verla allí con cara de enfado.


4 comentarios:

Mariazell dijo...

Yo sé que no se le olvida ninguna Carmen, pero por si acaso, le recuerdo que pida mucho por mi hermana Mamen, Mamen Gracia, ya sabe. Gracias

Myriam dijo...

Yo creo que Carmen Chacón no sabe lo que se pierde.

Anónimo dijo...

Hoy me ha emocionado la meditación en la que nos ha hablado de la Cruz, ha sido una pasada. Gracias.
Por la tarde, como ha sido el santo de mi hija Carmencita, hemos visto en el cine la película "Kung Fu Panda"(de dibujos animados) y hay diálogos bastante buenos, uno de ellos especialmente: "No te preocupes por el ayer, que ya es historia, ni por el futuro que es incierto, preocúpate por el ahora que es un REGALO y por eso lo llaman PRESENTE"
¡Cuidado con los Dinosaurios que muerden!
Bárbara

Nuevepornueve dijo...

me viene que ni pintada esta entrada de hoy (ayer) para felicitarle a Ud. por el día de San Enrique, aunque sea tan tarde. Desde el Puerto de Santa María, donde, por cierto a la Virgen del Carmen se la honra también mirando al mar, como en esos cantábricos recuerdos suyos, me acordé el dia 13 de los Enriques, aunque no haya tenido conexión para decirselo antes.
Anónimo: qué casualidad. vengo de ver la misma peli con mi sobrino y justo esa es una de las frases con las que me he quedado.