jueves, 17 de julio de 2008

Huelga de hambre (otra)


Qué pena, Señor qué pena:

me han contado esta mañana

que nuestro amigo de Juana

ha rechazado la cena.

¿Rematara la faena?

¿Sufrirá otra cruel hambruna...?

…Se está ocultando la luna,

entra el sol por la ventana,

abre los ojos De Juana.

Apuesto a que desayuna.





9 comentarios:

c3po dijo...

Está visto que algunos especímenes de la raza humana nos acercan muy mucho a los grandes simios.

Y pensar que hay gente que se muere de hambre mientars este hijo de la gran meretriz se dedica a juguetear con algo tan serio...

Lo dejo ya porque me pongo malo y aún no hace ni 24 horas que me han dado el alta (y van...) y no me conviene nada ponerme a mil.

Me voy a ver al Papa por la tv.

Historias del Metro dijo...

La verdad es que el pobre desgraciado desata los peores deseos. Lo que pasa es que es demasiado cobarde como para llevar hasta sus últimas consecuencias la huelga. Y encima los suyos le considerarán un mártir, una víctima, un patriota y un valiente. Un mártir que come lonchitas de jamón york. Es el mundo al revés. Él pidiendo derechos. ¿Quién es él para exigir nada? ¿Dónde estaban los derechos de sus asesinados? No lo soporto.

LUISA dijo...

Hablando de comida,yo pasaba por aquí para invitarle a una cervecita en mi blog.
Un Salu2 desde el Sur de España
Luisa(¿se ha dado cuenta de que ya no soy tan "incisiva",je,je)

Myriam dijo...

Sabe que su huelga de hambre sólo durará 15 días así que no pone en peligro su salud, pero así desvía la atención de lo importante, que es, que sus victimas tendrán que convivir con él.

Juanan dijo...

Todo esto le viene de pequeño:

- Mamá, Juanito no hace más que decirme matón y tonto y malo porque le pego.

- Bueno, ¿y qué? ¿Acaso no crees que lleva un poco de razón?

El pequeño de Juana pone pucheros:

- Ea, pos no como. ¡Hm!

Sunsi Estil-les Farré dijo...

Yo, Don Enrique, me quedo con su poema. Con fina ironía lo dice todo.

Yo creo que este personaje no anda demasiado bien. Con tantas muertes en sus espaldas y en su conciencia (porque supongo que tiene...) va y decide no comer. Los que tendrían que hacer una huelga de hambre son los familiares de las víctimas para no tener que sufrir cada vez que se lo encuentren por la calle.

Boo dijo...

Y mientras tanto el ministro dice que "no se le ocurre una manera de que no viva cerca de sus víctimas,porque si se le ocurriera lo haría" (sin comentarios)

Carlos Bernaldo dijo...

Desde un punto de vista cristiano, lo mejor es pedir por él, para que vea el mal que ha hecho y se arrepienta.

Desde otro punto de vista, que haga la huelga por una vez real, pero para eso debería ser valiente y está claro que esa no es una de sus cualidades, claro, que dudo que tenga alguna.

edna dijo...

mmmm a mi se me pasan todos los sentimientos cristianos con esta gente... (o me entran los del leon que bendijo a los turistas antes de comerselos)

No me daría demasiada pena si llevase la huega hasta el final... ¡Animo Juanito! ¡¡Esa operación bikini!! Mira a la vicepresi que bien le sienta... :S