martes, 14 de octubre de 2008

Pulseras


Se llama Ike (supongo que con k), tiene 17 años, es flaco como un lobo y barre el pavimento con un pantalón vaquero que le nace a media cadera y le da un aire indolente y simpático.

Vino a verme a la capellanía. Se sentó frente a mí y apoyó los brazos en la mesa.

Ya no recuerdo de qué hablamos: no pude apartar la vista de sus muñecas, sobre todo de la derecha.

Oye, esa pulsera...

Es un tenedor retorcido. Mola, ¿verdad?

¿Me dejas que te fotografíe las manos?

¿Sólo las manos?

—Es que entero sería demasiado. A ti hay que estudiarte por zonas.

Extendió los brazos y saqué la foto. Tengo que preguntar a Kloster si debo adaptarme a mi clientela y visitar la ferretería para colocarme algún adorno.




18 comentarios:

Boo dijo...

Pues las manos delatan que es un niño "bien cuidao", ya se ve que los accesorios (bien estudiados)cumplen la misión fundamental de llamar la atención sobre su persona.

Andrea Rodil de del Valle dijo...

Mi hijo de "casi 13 años" tiene también un chorro de pulseras y casualmente tambien le nace el pantalón a media cadera... eso sí, el boxer cuadriculado se queda en la cintura, lo "cool" es que se vean los cuadritos de la tela.... Tuve que escoger mis batallas, hoy en día hay que pelear tantas, que a lo mejor esas de imagen se pueden dejar ganar. Eso sí, cuando hay que estar elegante, hay que estar elegante: sin pulseras y con el pantalón donde debe de ir, aunque sólo dure lo que dura el evento.
El otro día vi una tertulia en la que San José María le dice a unos papás que no se preocupen del pelo largo, antes estuvo de moda.... me convenció!

Yuria dijo...

No lo dude. Ya lo decía Jesucristo: "Haceros como ellos".
Usted debe de ir a la ferretería, sin perder tiempo, y conseguir una pulsera de esas. (-)

JUANMA SUÁREZ dijo...

JAjajaja, don Enrique, creo que el comentario de YURIA va un poco con mala uva (en el buen sentido). Con otra frase de San Josemaría, recuerde que "hay que ser del mundo sin ser mundanos". Además, si le soy sincero, no le veo yo con un tenedor de pescado enrollado en la muñeca.

c3po dijo...

Yo no puedo ponerme nada metálico, porque todo lo que me ponga tintinea y, al final, parezco una jaca en el Real de la Feria.

Pero está bien eso de ir enseñando los gayumbos. Por lo menos, se ve que los llevan!!!

Rocío Arana dijo...

Pues lo de las pulseras es muy socorrido. Yo para hablar con mi prima de 16 años me pongo unas cuantas y siempre se fija, es bueno comenzar la conversación con un "mola".

julio dijo...

Pa que uste vea: ¿qué tiene en su despacho? un pájaro en sobre la vitrina... ¿cuál es? así es la afición a observarlos...

Historias del Metro dijo...

Cuál es el vídeo donde San Jose María les dice a los padres que no se preocupen por los pelos largos? Me interesa!
Yo la verdad, creía estar muy informada, pero en mi vida había visto un tenedor enrroscado en la muñeca de nadie...
A mí me encanta llevar un montón de pulseras, y tengo las orejas llenas de agujeros donde antes hubo pendientes (ahora ya no, me he vuelto más clásica).
Pienso, como Andrea, que hay otras batallas más importantes que ganar... siempre que las criaturas vayan limpitas y respetables, la verdad a mí me da un poco igual sus gustos... Si están bien educados y tienen buenos ejemplos en casa, las cosas volverán a su cauce cuando se hagan mayores. Por otro lado, muchas cosas de la moda de ahora son geniales, no porque sea "actual" o "poco clásico" tiene que ser feo o de mal gusto... (aunque lo del tenedor no lo he visto en ningún desfile, la verdad...)
Como le pasa a Rocío con su sobrina, yo hago lo mismo con mi prima. Hace poco me vi a mí misma metiéndole un pendiente horroroso en el cartílago mientras la pobre sufría en silencio.

Anónimo dijo...

Lo del tenedor puede resultar muy práctico en algún momento. Está bien eso de la pulsera de doble uso.
Lo que me intriga es si es de quita y pon, o una vez doblada ya no se la quita y duerme con ella. Puede ser muy peligroso. Y supongo que no todo tenedor vale, porque no todos somos Uri Geler.

Sunsi dijo...

Qué alivio, por lo de San Josemaría. Explico el repertorio: uno con 3 piercings en las orejas y otro en el labio... también enseña un poco los gallumbos y antes descalzo que ponerse unos zapatos (estudia para ser actor), otro con unos pelos que se puede hacer coleta, con patillas a lo Curro Jiménez y barba de chivo (éste quiere esr poli), otra con tantas pulseras que le llegan al codo ... pero tira a clásica), otra que imita a la anterior pero más ...pulseras en los dos brazos... Y sí Don Enrique. Las pulseras de tenedores existen. Yo tenía una que no sé dónde está ¡lástima! Le haría una foto y se la enviaría. La buscaré. Pero usted no se la ponga, por favor. Mejor algo discretito, de cuero...
Saludos

Yuria dijo...

Juanma: no va con mala uva, va con sentido del humor, de ahí el guiño entre paréntesis, creo que D. Enrique me entendió.

Encantada de haber tenido la ocasión de saludarte.

Generación del 91 dijo...

Perdón por incurrir así, pero me quemaban las vísceras... soy el tal Ike. Tengo diecisiete años y sí, cogí el año pasado un tenedor en el colegio, lo doblé, y guiándome por una película de Gus Van Sant me puse el tenedor en la muñeca. No he podido evitar curiosear, y sé que caeré en la principal tentación del adolescente, pero vengo a defenderme, y a defender a la juventud. En primer lugar no, la verdad es que no me cuido, intento evitar las pijerías todo lo que pueda, tengo las manos muy, pero que muy feas (las articulaciones se me hinchan y los dedos se me tuercen de crujirme los dedos) y tengo una circulación pésima, que me hace tener siempre las manos con puntitos rojos. Sí, es cierto que barro los pasillos con mis pantalones, y que nacen a media cadera, pero no es por moda. Quién me conoce, bien sabe que mis camisetas y mis sudaderas tamaño XL tapan todo lo que no se ha de ver. Me gusta mucho, quiero decir, me hace mucha gracia que observéis a la juventud tatuada, con los pantalones "tiraos pa bajo", con los piercings... A mi padre le pasa exactamente igual. Pero yo soy tan de mi padre, que se ver en sus ojos, cuando se enfada por los pantalones, las pintas, el pelo sin peinar (no me peino, y así no me despeino), el tenedor, o lo que sea, la añoranza que le causan sus casi cincuenta tacos. Y es así. No se nos valora, sólo se nos critica. Cuando solo es nuestra el 50% de la culpa. Acaso no recordáis vuestros diecisiete años? A veces pienso, y no quiero faltar al respeto, que añoráis esos dias en lo que todo eran risas, amigos, salidas, etc, y lo cargáis con nosotros, los hijos.
Perdonad que hable así, pero es algo que viene de hace mucho. Supongo que cuando me saque la carrera el tenedor desaparecerá de mi muñeca (Dios lo quiera, si no sí que deberíamos empezar a preocuparnos). Pero tengo diecisiete años. ¿Qué otra cosa quieren?

Enrique Monasterio dijo...

Tienes razón, Ike: yo sí que añoro tus 17 tacos, y tu capacidad de vestirte como te da la gana. Con los años, nos volvemos convencionales. Tenemos miedo a los colores, a los adornos insólitos...
No quiero darte coba: me caes demasiado bien.

Anónimo dijo...

Dirás lo que quieras, pero tus manos son muy bonitas. No las estropees

Anónimo dijo...

¡Qué alegría, c3po! Te suponía ya muerto, pero los gallegos soís unos fieras. Espero que encuentres de una vez el definitivo y puedas volver a jugar a fútbol o al parchís, que a ciertas edades ya ... Un abrazo. (En mayo estuve pescando con Jali, pillé una morena de 5 kilos)

JUANMA SUÁREZ dijo...

Jajajaja, ¿nos ha llamo viejos? Y sin anestesia ni nada.

Vale, yo cuando tenía 17 también veía viejos a los de 20. Ahora que tengo el doble que tú...más 1, veo viejos a los de 50. Es sólo cuestión de perspectivas.

En realidad, Ike, tienes razón en casi todo lo que dices: añoranzas, envidia (sana), recuerdos... Aunque no lo creas yo sigo discutiendo con mi padre por lo mismo que tú: por esa visión un tanto estereotipada que se tiene de los jóvenes (vaya, ya estoy hablando con frases de persona mayor) y ese juzgar las apariencias más que lo que esconden dentro.

Supogo que son cosas del salto generacional. A ti te pasará lo mismo cuando vayas cumpliendo años, aunque espero que sigas llevando ese tenedor en la muñeca (al menos de forma metafórica).

maru dijo...

porque en la pelicula elephant elias usa una pulsera tenedor?

maru dijo...

porque el na la pelicula elephant elias usa un tenedor como pulsera?