jueves, 14 de enero de 2010

Antonio Fontán

Esta madrugada ha fallecido en Madrid a los 86 años Antonio Fontán Pérez, catedrático, humanista, escritor, político... No me detendré a enumerar (me sería imposible) sus numerosos títulos. 
Antonio ha sido hasta el último minuto de su vida un hombre bueno y fiel. He tenido el inmenso privilegio de estar a su lado estos últimos años y podría contar tantas cosas. Ahora pienso en sus grandes amores: Jesucristo, la Santísima Virgen, el Papa, San Josemaría (por el que sintió siempre una devoción tierna y recia) y su país: España. 
No escribiré más esta mañana. Dentro de unos minutos celebraré la Santa Misa por su eterno descanso. La capilla ardiente está a partir de las 10 de la mañana en el Colegio Mayor Castilla.

13 comentarios:

Bernardo dijo...

Muchas gracias por el aviso. Nos acordaremos.

Descanse en paz.

Isa dijo...

Gracias por ponernos al corriente.
¡Otro amigo más en el cielo! ya podemos pedirle cosas...
Un saludo.

Emilio Muñoz dijo...

querido D. Enrique, me he enterado por el mundo (y por su blog) del fallecimiento de D. Antonio Fontán. Nos quedamos los mediocres... Que descanse en paz. y mi más sincero pésame a todos los que vivían con él (incluido usted, por supuesto).
De todos modos, un hombre como él en el cielo. deben tener un fiestón ahí arriba. Está con el Amor de su vida... con tanta gente conocida y querida.
Un abrazo muy fuerte, D. Enrique.

Amigo Del Agua.

Emilio Muñoz dijo...

¿es usted e.m. de abc?
saludos...

Ourense San Francisco dijo...

Gracias D. Enrique... Más oraciones con "efecto bumerán." Otro santo de nuestro tiempo.

Àngel dijo...

Sin duda un hombre de Dios, comprometido con Él y también con España.

Un abrazoa

Àngel dijo...

Sin duda un hombre de Dios, comprometido con Él y también con España.

Un abrazoa

virtual nurse dijo...

Hoy ha llegado su blog a muchos ordenadores del Senado. Nos unimos a las intenciones de su Misa. Gracias por todo

Anónimo dijo...

Le encomendamos y aprendemos tanto de él. Gracias por el ejemplo que nos ha dado y el agradecimiento se traduce en oraciones por su alma.

Anónimo dijo...

Era un hombre con gran espíritu de servicio. No se dejaba servir, no daba que hacer,comía lo que se le ponía. Siempre agradecia con una sonrisa lo que se hacía por él. Se hizo la cama él mismo hasta dos meses antes de morir.
Era muy alegre y piadoso, con el rosario y el crucifijo siempre a mano.
Ha sido un ejemplo para los que hemos tenido la oportunidad de hacer algo por él.

Teresa dijo...

¡Qué pena que se mueran estas personas tan especiales! ¡Y qué suerte los que han compartido vida con él!
Habrá sido recibido en el cielo con la alegría de muchos que le han precedido.
Si puede, cuéntenos algo más de él.
Rezo por él y por los que se han quedado sin él.

Andrés dijo...

Nuestras oraciones por él seguro que son "de ida y vuelta".

Descanse en paz

Anónimo dijo...

SIERA MUY BUENO YMUY LISTO ENTENDIO COSAS QUE OTROS NO PERCIBEN TENIENDOLO CERCA YO LE PIDO COSAS Y ME ESTA AYUDANDO