martes, 26 de enero de 2010

El bautizo de Karina

Vino de Perú en busca de trabajo y encontró mucho más de lo que buscaba en la casa de Álvaro y Carmen. Algún mérito tuvieron los niños, con los que aprendió todo lo necesario para remozar su fe y recibir los tres Sacramentos de la iniciación cristiana: el Bautismo, la Confirmación y la Eucaristía. Después de una catequesis pausada y profunda, hemos podido celebrar la ceremonia en la Parroquia de los Padres Carmelitas de la calle Ayala, en Madrid.

El párroco ofició la Santa Misa y yo me reservé la homilía. No recuerdo muy bien lo que dije, porque andaba medio tocado por algún virus invernal. Supongo que conté la historia de aquel anciano doctor de la Ley llamado Nicodemo que fue a ver a Jesús una noche y le saludó con un discurso algo ampuloso que había preparado para la ocasión. El Señor le bajó cariñosamente de su pedestal y le dijo que debía volver a nacer por el agua y el Espíritu Santo. Sólo así entraría en el Reino de los Cielos.

Luego hablé de la Gracia, que es la belleza que Dios crea en el alma cuando la traspasa con su mirada. Y expliqué que Karina fue una mártir del siglo IV y que su nombre deriva precisamente de la palabra griega “Kharis”, que significa “gracia”. Así que habría que traducirla como “agraciada” o “querida”.

Karina estaba elegantísima y un poco nerviosa. No dejó de sonreír ni un solo instante. Álvaro y Carmen, que fueron los padrinos parecían tan felices como ella.

Creo que no debo contar nada más. Aunque me diera permiso, algunas cosas no deben salir en un blog; ni siquiera en un globo como este. Las fotos, sí… María, ¿cómo no me has mandado una de todo el grupo: de los padrinos, los niños, los demás compatriotas que vinieron a acompañarla?


20 comentarios:

Relicary's Blog dijo...

Bonita e íntima historia para empezar la jornada. Madre mía, si que escribe usted pronto hoy. Un saludo.

Gilca dijo...

La verdad es que fue emocionante. Ser testigo de un milagro así es una suerte grandísima.
Como no, le mando la foto de grupo. ¡Qué despiste!

Capuchino de Silos dijo...

Preciosa y emotiva historia que ojalá se repitiese más.
Un fortísimo abrazo para Karina, para su familia, para sus padrinos y muchísima felicidad para ella, que a partir de ahora será toda una gracia venida del mismísimo cielo.

Carmen dijo...

Estamos todos muy felices y nos sigue dando mucha envidia Karina, por todo lo que usted dijo y por su bondad, alegría y generosidad. Es un ejemplo a seguir, de verdad. Además, El señor se volcó con su gracia para TODOS. Ya le contaré.... Fué un auténtico lujo contar con usted. ¡¡Millones de gracias, de corazón!!

Anónimo dijo...

Enhorabuena a todos. Me imagino que la ceremonia sería de lo mas emotiva.
El nuevo párroco de los Carmelitas, don Desiderio, es estupendo y las Misas de los Domingos se le llenan, dice unas homilías muy bonitas, bueno....no tan bonitas como las suyas, que quede claro.
Bueno don Enrique, si usted quiere y puede nos gustaría que bautizara a nuestra nieta Ana.
Cristina.V

CRIS dijo...

Hola Padre. Me alegro de volver a su blog tras mi baja maternal...sobre todo para leer este post que me ha encantado, sobre todo porque Desiderio es mi párroco y porque hace nada bautizó también a nuestro pequeño Mateo.

Siempre me conmueve cuando alguien se encuentra con el Señor y esto le cambia la vida...y a mí, personalmente, me anima a intentar dar más testimonio y, sobre todo, a pedirle a Dios que me ayude a poder amar más a todas las personas que forman parte de mi vida de algún modo y a quienes muchas veces, paso por alto.

Un abrazo

Papathoma dijo...

FELICIDADES, Karina, bienvenida a esta gran familia. Qué suerte, D. Enrique, poder vivir una historia así.

Bernardo dijo...

¡Bienvenida Karina!

(Karina ... "Kharis"... "Kharidad"... "Khariño"...)

GAZTELU dijo...

Felicidades Karina,ya eres miembro de la familia critiana.
Que Dios te bendiga en tu nuevo camino y prometo encomendarte mañana en misa.bs
GRACIAS D.ENRIQUE POR MOSTRARNOS ESTE TESTIMONIO

Adaldrida dijo...

Yo viví una historia parecida, en Pampaluna... Una chica búlgara que vino a hacer su tesis sobre Calderón... Y Calderón la convirtió. Me invitó a su bautismo, donde rezó el Padrenuestro en búlgaro, que era la única oración que había sabido nunca, porque se la enseñó su abuela de niña.

Almudena dijo...

Muchas gracias por la etimología. Ni lo sospechaba. Visto así, es un nombre precioso.
Enhorabuena a todos los participantes y a mí misma (que rara vez pueden contarte la historia de un recién bautizado).
Bienvenida a la familia, Karina!

Anónimo dijo...

caray Don Enrique: ya no me quiere.
Le mando comentarios y no los publica, vaya pues, con todo y que no me publique (que era en este caso para Karina, sus padrinos y su catequista), le seguiré leyendo todos los días.

Enrique Monasterio dijo...

¿Es posible que no te haya publicado algún comentario? Me extraña, pero como tampoco tienes nombre, ni cara, es difícil qye te haya dejado de querer

Anónimo dijo...

Como su blog es muy leido, quería contarle que el 24.I, en la página de opinión de EL PAÍS, Bernard-Henri Levy ha publicado un artículo "En defensa de Benedicto XVI" que no tiene desperdicio...

Soy asidua lectora de su globo!

alvaro dijo...

a mi me gustó mucho la ceremonia en la cual leimos mis hermanos y yo.La fiesta de despues tambien estuvo genial y me gustó mucho.
Gracia D.Enrique

PD: Karina esta muy contenta de que todos se preocupen por ella y les da las gracias.

Manuel de Santiago dijo...

Accedo a este Blog e las mano de un buen amigo que reside en Madrid. Y me alefro de haber entrado.
Y de encontrarme con esta historia que Dios había escrito desde toda la eternidad. Dios conocía a Karina, la llamó, pidió entrar en su corazón... y así fue.
Gracias por tantas cosas. Incluida la etimología. Me sirve de mucho.
Un fuerte abrazo.

DIEGO dijo...

me gusto mucho sobre todo a mi porque lei y porque fue impresionante porque hizo 3 sacramentos llamados:bautizo,comunion y confirmacion yo a karina la quiero mucho porque ella me cuida y se porta bien conmigo y le quiero decir ¡¡¡FELICIDADES!!! QUE TE LO PASES BIEN EN ESPAÑA TODO EL TIEMPO QUE ESTES AQUI.:)

UN ABRAZO.

Felipe dijo...

Karina, me gusto mucho la celebracion fue muy boonita (en parte esque yo lei).Te queria decir que te quiero mucho(sobre todo porque tu me quidas)y que....
¡¡¡FELICIDADES!!!:).

Un abrazo,

Felipe

Isa dijo...

¡Qué alegría más grande! qué gracia lo de los niños...Dios se vale de todo...

Karina dijo...

Doy gracias a Dios por darme la opotunidad de recibir esos sacramentos que son tan importantes para mí y también por darme la oportunidad de conocer a estas personas tan maravillosas como doña Carmen y don Álvaro,ahora padrinos mios, y por mandarme a un angel como dieguito ya que por intermedio de él se pudo reflejar mis dueños.Y gracias Don Enrique por tantas felicitaciones.


Un abrazo.