miércoles, 6 de enero de 2010

El delincuente

Kloster ha llegado compungido.

—Soy un infame —me dice—.

—¿Qué te ocurre?

—Soy el más miserable de los hombres. No merezco que me mires a la cara ni que escuches nunca más mis consejos. Me siento como el más falso de los hipócritas.

No acostumbra mi amigo a tener estas crisis, ni siquiera cuando se pasa de copas.

—¿Te encuentras bien?

—Estás ante un delincuente, amigo mío; ¡cómo voy a encontrarme bien!

—A ver, ¿qué has hecho?

—Esta madrugada he mirado por debajo del roscón de reyes para localizar el punto exacto en el que se encontraba el regalo y podérmelo llevar en el desayuno…

—Así que no ha sido una cuestión de suerte…

—He hecho trampa y me he quedado con un llavero de latón, recuerdo de Asturias, del que pende un oso pardo.

—Está bien. Dámelo y yo me encargo de restituirlo.

Kloster me ha entregado el llavero. Ahora soy yo en más miserable de los humanos.


11 comentarios:

Juana la Loca dijo...

Eso es un señor roscón!!! Qué pinta tieneeeee. Entre Ud y Kloster se llevan la palma ( o el llavero). Espero que Kloster no estuviera sincerandose con el sacerdote.... si no con su némesis.

chon dijo...

Desde luego Kloster me parece un impresentable. Ya se lo puede decir de mi parte. Menos mal que está usted.

Anónimo dijo...

don enrique feliz navidad me ha gustado mucho
pati llamas

INÉS dijo...

Kloster estaría encantado en casa de mi madre.
Llena el roscón de sorpresas para que le toque a todo el mundo...evita muchos problemas.

Anónimo dijo...

A mi forma de ver, la solución esta en conservar ese llavero hasta el "roscón" del año que viene si Kloster quiere.

Marite dijo...

Feliz Año Don Enrique. Aqui en Mexico a la rosca se le ponen muñequitos y al que le toca el niño se encarga de ofrecer los tamales el dia 2 de febrero, dia de la Candelaria, asi es que muchos le sacan la vuelta. A mi me toco, o sea que el Niño se quedara conmigo.

Saludos

Marite

ann dijo...

Si D.Enrique, lo que pasa en Mexico, es que aquien le toca el Niño, representa su padrino, y debe invitar al desayuno el dia de la Candelaria, que es cuando se levanta el Niño de los nacimientos y se guarda hasta el proximo año. Por eso le sacan la vuelta.

FELIZ AÑO.

Isa dijo...

¿Pero sólo llevaba un regalo su roscón? en los de mi casa había casi un regalito en cada ración...¡y muy bonicos!

Historias del Metro dijo...

jolín pues liarla para coger un llavero con un oso pardo... no sé, encuentro a Kloster un poco desmadrado! demasiado arroz con leche asturiano?

poetaporlibre dijo...

Sorprendido el roscón
quedose sin sorpresa,
sorprendente el ladrón
le ha entregado su presa.

Sorprendente el autor
que ha estado en Gijón
y con tan buen humor
se tomó su ración.

Sorprendido el lector
de la extraña lección
que se aprende en esa
historia que tratamos.

Así en la vida vamos,
de sorpresa en sorpresa.
Todo lo celebramos
en torno a una mesa.

Maria dijo...

Pues a mí, sin hacer trampas, me tocó la sorpresa del roscón. Y me hizo mucha ilusión porque era un búho. Así que en ese momento aproveché para ecomendarle. Feliz año nuevo.