viernes, 8 de enero de 2010

El picogordo


Tenía que llamarse así. Los ornitólogos le dicen "coccothraustes coccothraustes", que ya son ganas; pero es que su pico es algo muy serio.

Yo vi uno ayer. No era tan bonito y lustroso como el de la foto, pero conservaba intacta su dignidad. Casi es lo único que vi, pero me sentí satisfecho, ya que el picogordo es escaso, arisco y escondidizo. Además hacía un frío horrible y empezaba a granizar. Quizá por eso bajó el pájaro hasta ponerse a mi altura.

Me extrañó que no llevase bufanda.

4 comentarios:

Bernardo dijo...

¡Es un pájaro muy bonito!

¿No hay uno llamado "patafina"? Porque es asombroso lo delgadas que son las patas de las aves.

Y hablando de patas, ¿sabía que los murciélagos tienen los músculos y tendones de las patas colocados al revés? Ellos tienen que hacer fuerza no para cerrar las garras sino para abrirlas.

De esta forma, cuando se cuelgan boca abajo y se relajan para dormir, las patas se agarran sin esfuerzo. Por eso, cuando un murciélago muere mientras duerme, se queda colgado boca abajo y no se cae ni se suelta.

yuria dijo...

Sí, su pico es algo muy serio, y parece arisco; necesita unos cursillos de cristiandad.

Un saludo.

Dani dijo...

¡Qué suerte! Yo llevo toda la vida observando pájaros y el picogordo todavía se me resiste

Isa dijo...

¡Nunca había visto en pájaro así! ni en fotos ni en la tele...
No tendría una bufanda a mano.