domingo, 24 de enero de 2010

Benedicto XVI nos anima a usar Internet

Hoy es la fiesta de San Francisco de Sales, Patrono de los periodistas y supongo que también de todos los que tratamos de aportar algo a este mundo sin fronteras de Internet. De hecho el Santo Padre en su "mensaje para la Jornada de las Comunicaciones Sociales se refiere expresamente a “El sacerdote y la pastoral en el mundo digital”

Y, entre otras cosas, escribe:


El desarrollo de las nuevas tecnologías y, en su dimensión más amplia, todo el mundo digital, representan un gran recurso para la humanidad en su conjunto y para cada persona en la singularidad de su ser, y un estímulo para el debate y el diálogo. Pero constituyen también una gran oportunidad para los creyentes. Ningún camino puede ni debe estar cerrado a quien, en el nombre de Cristo resucitado, se compromete a hacerse cada vez más prójimo del ser humano. Los nuevos medios, por tanto, ofrecen sobre todo a los presbíteros perspectivas pastorales siempre nuevas y sin fronteras, que lo invitan a valorar la dimensión universal de la Iglesia para una comunión amplia y concreta; a ser testigos en el mundo actual de la vida renovada que surge de la escucha del Evangelio de Jesús, el Hijo eterno que ha habitado entre nosotros para salvarnos. No hay que olvidar, sin embargo, que la fecundidad del ministerio sacerdotal deriva sobre todo de Cristo, al que encontramos y escuchamos en la oración; al que anunciamos con la predicación y el testimonio de la vida; al que conocemos, amamos y celebramos en los sacramentos, sobre todo en el de la Santa Eucaristía y la Reconciliación.

Queridos sacerdotes, os renuevo la invitación a asumir con sabiduría las oportunidades específicas que ofrece la moderna comunicación. Que el Señor os convierta en apasionados anunciadores de la Buena Noticia, también en la nueva "ágora" que han dado a luz los nuevos medios de comunicación.

Con estos deseos, invoco sobre vosotros la protección de la Madre de Dios y del Santo Cura de Ars, y con afecto imparto a cada uno la Bendición Apostólica.

Vaticano, 24 de enero 2010, Fiesta de San Francisco de Sales.

5 comentarios:

Enrique dijo...

Lo de internet se parece a la pesca con caña.

INÉS dijo...

Pues eso, D Enrique, a obedecer.
Y los demás, aunque no seamos sacerdotes, a aportar nuestro pequeño grano de arena lo mejor que podamos.
Digo yo...

Isa dijo...

Nunca me habría imaginado al Papa diciendo esto, y mire que tiene toda la razón...¡Pues usted está en primera línea! así da gusto...

Anónimo dijo...

La capacidad de difusión de internet no la tiene nigún otro edio de comunicación. Ya no es el futuro.
O está en internet o no existe.

Carlos G. dijo...

Pues ¡felicidades! con retraso, por la parte que le toca.