lunes, 12 de noviembre de 2007

La Reina de Molinoviejo


Me reprocha María, con razón, que en ninguna de las tres entradas sobre Molinoviejo, haya citado a la Dueña de la Casa, la Virgen de la ermita. Aquí tenéis un par de fotografías.

La imagen es de madera policromada. San Josemaría le dio la advocación de Madre del Amor Hermoso. La Virgen viste una túnica cobriza con irisaciones doradas, una capa de color verde y oro, y se cubre la cabeza con un velo de la misma tonalidad dorada que la túnica del Niño. La Madre y el Hijo están descalzos.

En 1987, por indicación de don Álvaro del Portillo, la Virgen y el Niño recibieron sendas coronas doradas.

Santa María está sentada sobre un trono de madera, imitación de piedra y porta en la mano derecha un cetro coronado por la cruz; con la izquierda sostiene al Hijo, sentado en su regazo. El Niño bendice con la diestra y en la otra mano tiene una paloma.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Preciosa imagen!!. Quien pudiera estar ahí!!.

Creo que María tenía razón, no en el reproche, ya que no podemos menos que agradecer la "crónica diaria" pero sí en el recordatorio.

Recuerdo hace años, cuando dábamos unas copas en nuestra casa con cierta frecuencia, todo el mundo al despedirse coincidía: "todo buenísimo, la casa preciosa y tu madre encantadora".

Lo mismo se puede decir de Molinoviejo pero en palabras MAYORES.

Muchas gracias otra vez por la preciosa entrada!!!!.

c3po dijo...

Viendo esas fotografías, se comprende perfectamente el piropo que le soltó al Señor esa persona desconocida que cita el Evangelio: ¡Viva la Madre que te parió!
Ahora mismo me bajo las fotos a la PDA.
Gracias Don Enrique.

Dominica dijo...

A mi me gustaba más sin corona, pero como es Reina, si que reine en nosotros , en el mundo...

Ángel dijo...

en mi mesa la tengo

chita dijo...

Guardare esta imagen ella es madre de todos espero que me ayude

Anónimo dijo...

Don Enrique, de qué María habla. De la autora de lluviadideas?

Enrique Monasterio dijo...

Podría ser esa María, pero no. No es bloguera.