viernes, 20 de julio de 2007

Los blogs de mi barrio V

Ricardo


Sobre Ricardo debo hablar con especial agradecimiento, ya que, gracias a él, me decidí a entrar en este fantástico mundo de la blogosfera.

Estábamos en Asturias y habíamos hecho una o dos excursiones ornitológicas por la costa. Ricardo ya había llorado de emoción al divisar con mis prismáticos una nueva especie de ave acuática: era preciosa, redondeada, casi esférica, roja, con raya s negras… En realidad era una boya que flotaba en la ría de Villaviciosa.

De vuelta a casa, me convenció para que cambiara mi cuenta de correo electrónico. Me pareció una traición apostatar de mi viejo servidor, pero le hice caso. Y me pasé a Google, donde descubrí lo sencillo que era utilizar una de sus plantillas y saltar a la red con mi blog a cuestas.

Luego Ricardo hizo lo mismo, y anduvo perdido unas pocas semanas por el ciberespacio en busca de la órbita adecuada. A primeros de mayo entró en crisis y a punto estuvo de cerrar el quiosco. Ignoraba que, aunque no notase muestra presencia, había ya un buen grupo de amigos dispuestos a impedir el suicido virtual.

Desde entonces el blog de Ricardo ha ido mejorando de día en día. Mi amigo ha ido puliendo su estilo y ha ido alegrando la cara de payaso triste que preside su perfil.

Hay dos falsedades en este blog que conviene denunciar cuanto antes. La primera es precisamente ese gesto de congoja que luce en la fotografía. Ricardo jamás ha estado triste, a no ser que alguien le haya robado la merienda. La segunda es el apellido: aunque el titular diga lo contrario, “Montoliú” se escribe con acento en la ú. En caso contrario habría que pronunciarlo como una palabra llana, acentuando la ó. El muy cabezota no quiere ni lo uno ni lo otro.

Sobre esta espinosa cuestión discutimos ya, larga y ásperamente, mientras dábamos cuenta de una botella de sidra.

4 comentarios:

Ricardo Montoliu dijo...

Gracias!!!!!!!!!!
Hoy me voy de campamento.
Volveré!

Néstor dijo...

Ricardo, saluda a Toña de mi parte.

Sara G. Mendoza dijo...

Estimado don Enrique:
Siempre me ha gustado su manera de ver la vida y de contarla en sus escritos. Es increíble como "cosas" tan grandes se dicen con tanta sencillez y con ese toque de buen humor que a usted le sale por los poros. Me ha dado mucha alegría ver que tiene este blog, porque así puedo disfrutar más con sus escritos. Quiero decirle que su manera de escribir me animó a hacerlo a mi. "Escribo" antes de aprender a escribir porque ya de pequeña me dedicaba a inventar historias o a opinar y pensar sobre lo que veía. Siempre he sido de las de pensar por libre. Ahora soy filóloga y comunicadora en medios audiovisuales. Acabo de iniciarme en este mundo de los blogs y su idea sobre los blogs de barrio es acertadísima. Así le pido que me de a conocer también, si piensa que algo de lo que cuento tiene razón de ser leído. Mi blog es altavocesdedios.blogspot.com. Mil gracias y siga escribiendo como lo hace.
Un abrazo
Sara

Enrique Monasterio dijo...

Sara: he visto tu blog, y me gusta. Sólo una sugerencia: procura que la legibilidad sea alta: blanco sobre negro casi siempre. A veces un diseño demasiado estético puede hacer difícil la lectura.
Pondré un link en mi blog