miércoles, 25 de julio de 2007

Los blogs de mi barrio VIII


Adaldrida

En la mitología de Tolkien, los Bolger eran una familia hobbit, antigua y aristocrática, de origen Albo. Vivían en La Comarca, principalmente en Bolgovado.

Era costumbre en este linaje poner a sus miembros nombres de pila muy sonoros, extraídos de leyendas del pasado. Son Integrantes de la familia Bolger: Adaldrida, Amapola, Fastolph, Filibert, Fredegar, Gundacalva, Odovocar, Rubí, Rudigar y Wilicalvo.

Adaldrida era tatarabuela de Meriadoc Brandigamo, que casó con Marmadoc y tuvieron dos hijos (Gorbadoc y Orgulas) y dos hijas.

Hablamos, por supuesto, de un mundo fantástico, pero no menos real que el nuestro. De hecho, desde hace año y medio, Adaldrida ha tomado tierra y se ha incorporado a la blogosfera. Ahora se hace llamar Rocío y ejerce de poeta para seducir a los lectores quién sabe con qué inconfesables propósitos. Además se ocupa de otros asuntos de menor importancia, como el estudio de Calderón de la Barca; pero no cabe duda de que se trata de una tapadera.

Un día Adaldrida fingió interesarse por mi blog y dejó escrito algún comentario, quizá para que yo le devolviera la visita. Así lo hice: me asomé a su detallado “perfil personal”, y decidí quedarme. Luego leí un “comienzo para una novela” que me fascinó desde la primera línea, y me hice adicto a su página. Me avergüenza confesarlo: lo he leído todo, incluso sus consideraciones sobre las distintas cremas y perfumes para el maquillaje femenino.

El blog de Adaldrida es el más personal de los que conozco. Ella, quizá sin pretenderlo, va dibujando su autoretrato:

“Soy bajita, estoy a vueltas con la tesis y a veces doy clases de literatura a extranjeros. Intereses, el maquillaje y la poesía, menuda mezcla. Me gustan los libros, el cine de happy end y el teatro barroco. Tengo los pies anchos y una sed infinita: bebo agua sin parar. Fumo en pipa muy de vez en cuando: con mis amigos en el salón de mi casa...

Todo lo cual demuestra que Rocío no es de este Planeta. Para colmo, acabo de descubrir que aborrece la coca cola light, que ama el tequila y se emborracha con agua mineral.

Los que aún no habéis entrado en su blog, huid ahora que estáis a tiempo. Borrad de vuestros ordenadores esta dirección: http://rocioarana-adaldrida.blogspot.com. No caigas en la tentación de hacer click: quedarías atrapados en la red de una escritora llegada del mundo de la fantasía, que se aprovecha de nosotros, pobres mortales, para atraparnos como Shelob, la araña asesina de El señor de los anillos.






4 comentarios:

Benita Pérez-Pardo dijo...

Ya me podía haber avisado antes de entrar en el blog de Adaldrida que era adictivo!!. Lo visito muy a menudo y cuando no escribe se me hace larguiiiiisimo.

Cristian dijo...

Yo alguna vez en mi blog, hice algo parecido a esto... le llamaba "el blog del mes", y era para destacar el blog que más interesante me había parecido... parece que retomaré esa vieja y buena costumbre, que sirve también para difundir buenos blogs. Bendiciones padre.

Rocío Arana dijo...

¡GRACIASSS! No sabía que a usted le gustase tanto Tolkien... Entré en su blog porque le he leído a menudo, todas las navidades el belén que puso Dios...

Jesús Beades dijo...

Le felicito por descubrir a Rocío. Es una lectura benefactora, un viático para el día a día.