domingo, 14 de septiembre de 2008

La mota y la viga


Tenía apuntada en la agenda la famosa advertencia de Jesús:

¿Por qué te fijas en la mota del ojo de tu hermano, y no ves la viga que hay en el tuyo? O ¿cómo vas a decir a tu hermano: deja que saque la mota de tu ojo, cuando tú tienes una viga en el tuyo? Hipócrita, saca primero la viga de tu ojo y entonces podrás sacar la mota del ojo de tu hermano.

He hecho mi examen de conciencia y he pensado en algunas personas que conozco bien, especialistas en buscar motas en ojos ajenos. He pensado incluso que debo predicar sobre este asunto y se me han ocurrido un par de ejemplos muy expresivos. He terminado mi examen y he ido a mi habitación la mar de satisfecho por el deber cumplido.

A medianoche me despierto sobresaltado con un dolor intenso en el ojo izquierdo. No es nada, sólo una maldita viga que no sé como se me ha metido allí.


11 comentarios:

Juanan dijo...

Jajajaja

Anónimo dijo...

Pues tiene suerte!!!... yo llevo años y años luchando por sacarme las enormes vigas en ambos ojos.., claras y evidentes para mi y los demás, no ha hecho falta que me despierte un dolor intenso... a ver si así, consigo ver alguna mota en los ajenos!!!!!!!!!!!!!!... todavía no lo consigo, ni lo 1º ni lo 2º

Bernardo dijo...

A mí lo de la viga nunca me llegó a cuadrar. Quiero decir, ¿cómo se puede meter una viga en el ojo de alguien? ¡Le aplastaría la cabeza! ¿No podía haber sido algo más convencional? Una esquirla de cristal, un insecto (pequeño)...

yomisma dijo...

Bernardo....lo de la viga es obvio. Si no es viga no la notamos, o nos parece poca cosa, que siempre somos mas condescendientes con nosotros mismos. Siempre que pienso mal de alguien, o de algo, pienso en lo de "como juzgueis así sereis juzgados"

Juanan dijo...

Yo pienso respecto a ese pasaje y a algunos otros que Jesús exageraba para arrancar una sonrisa a sus discípulos, sin restarle nada al sermón. El episodio de Jesús andando por el agua con la tormenta y los apóstoles (tan bestiajos) acongojados en la barca creyendo ver un fantasma también es muy simpático.

Seneka dijo...

Jajajaja

Seguro que ha sido Kloster ;)
Buenos días, padre.

Nuevepornueve dijo...

Hoy me ha tocado madrugar más de la cuenta. Según leía esta entrada...le prometo que he "predicho" el final. Estaba segura de que iba Ud. a salir por ahí! Y me parece fenomenal, no por acertar, sino por lo que nos hace pensar....

¡¡Cuantas veces nos cuesta mirarnos con "ojo cítrico", digo...crítico!

BUENOS DIAS!!

Anónimo dijo...

D. Enrique yo soy especialista en ver vigas ajenas.
La soberbia me hace considerarme apostólica , entregada y virtuosa, y todo ,por que soy buenísima , la soberbia oculta mis vigas y agranda las ajenas.
Tengo un grave problema de vigas propias y por ello no veo,
D. Enrique encomiéndeme, rece por mi y que el Señor me conceda más humildad.
Gracias.DN

Olga Papathoma dijo...

Enlazo con el comentario de Juanan. No hace mucho que me dediqué a buscar el sentido del humor que obviamente tenía el Señor (lo descubrí en muchos santos y me dió que pensar). Leídos algunos pasajes con esa clave, cambian bastante (uno de ellos es precisamente el que comentas de la tormenta, Pedro acongojado porque se ahogaba, la samaritana diciéndole que no tiene marido, la madre con sus dos pimpollos pidiéndole un sitio en primera linea...) ¿Alguien se ha imaginado a Jesús riéndose a carcajadas con las ocurrencias de sus apóstoles o de los niños que se le acercaban? ¿O sonriendo de oreja a oreja con el episodio del derecho de los "perrillos" a comer las migajas que caen de la mesa,o por la sorpresa del que estaba debajo de la higuera cuando lo vio, o la cara de pánfilos que se les quedaría a los padres de la niña resucitada por Él -a los que parecía decirles...ea, dadle de comer, que se os va a morir, pero de hambre!! A veces tenemos una imagen de Dios demasiado seria, cuando en realidad es juguetón, cariñoso y divertido. (Aunque muchas veces no entendamos su forma de jugar. Ah, creo que su juego favorito es el escondite.)

Anónimo dijo...

Curioso, llevo toda la semana con el parpado inflamado. En fin, haré mi examen en la máquina de la resonancia nuclear mágnética el viernes a las diez. Aunque aseguro que me entra claustrofóbia. Y el ruido...insoportable.

Andrés Cárdenas M. dijo...

¿Cómo puedo hacer para ver la viga de mi ojo?, a veces me cuesta. Excelente el final.