jueves, 11 de septiembre de 2008

En el jardín, antes de la tormenta

¿hay flores gemelas?


Al salir del ascensor del parking, casi me tropiezo con un niño de cuatro o cinco años que corre detrás de otro igualito. Son una pareja de gemelos que parecen de origen sudamericano. Sentada en un banco, viéndoles jugar, hay una mujer joven de cabello negro y lustroso y mirada vigilante.

—Jaime, deja a tu hermano ya, que os vais a hacer daño.

Ella tendrá treinta o treinta y cinco. Es chiquita y morena, como los niños. Tal vez por eso me animo a preguntarle:

—¿Son suyos?

—No, padre —me contesta—. Mis niños están en Colombia, en Cali, con la abuela. Éstos son de los señores.

Me explica que “los señores” adoptaron la parejita de gemelos en Colombia, y poco después la trajeron también a ella para cuidarlos.

Hablamos sólo unos minutos. Siento un poco de vergüenza por haberme metido sin permiso en la intimidad de una chiquilla; pero ella habla y habla, como desahogándose. Me dice su nombre y su apellido; me cuenta que tiene tres hijos, el mayor de ocho años; que su esposo se fue a la guerrilla, porque hay mucha pobreza, y me enseña una fotografía de toda la familia, que guarda en una especie de bolsito de colores.

—Dios y la Virgen se ocuparán de ellos, ¿verdad?

Estoy sentado a su lado. Mira y remira la foto. De pronto levanta la cabeza y se dirige a los niños:

—¡Vámonos ya, que se hace tarde y viene la tormenta!

Se le ha puesto un poco triste la mirada, pero también llena de ternura.

11 comentarios:

Historias del Metro dijo...

A veces me parece que los sacerdotes son los únicos que se pueden meter en la vida de las personas sin pedir mucho permiso. Quitando excepciones, da la impresión de que la gente asocia, en el fondo, sacerdote=desahogo.No sé, quizá me equivoco. En todo caso, es algo que envidio.

Nuevepornueve dijo...

D. Enrique... ha conseguido Ud. emocionarrrme en mitad de una "batalla" laboral que me tiene desquiciada.
MIL GRACIAS.

Este sitio empieza a parecerse a una fuente donde beber y refrescarse.

Me voy a comprar una cantimplora.

Daniel dijo...

Que lindo... y cuanto bien se puede hacer sólo con prestar un rato el oído a quien tiene necesidad de ser escuchado...
Gracias por sus post!
Saludos desde Argentina

Andrea Rodil de del Valle dijo...

No tienen idea de la cantidad de niños que hay en estos paises de Latinoamérica que son cuidados por las abuelas porque las mamás están trabajando en Estados Unidos o Europa....
Realmente da pena y orgullo al mismo tiempo, las mujeres somos capaces de tanto por los hijos!!! Si las madres de la Tierra somos capaces de irnos al otro lado del mundo por nuestros hijos, qué no hará nuestra Madre????

Anónimo dijo...

Me ha emocionado su post ... Cuántas mujeres trabajando, lejos de sus familias... que suerte la suya, de poder meterse un momentito en sus vidas y permitirles "descargar"... lo que no sabe ella es lo que seguramente hizo Ud. con la descarga... o sí !!!!

Anónimo dijo...

Yo creo que a día de hoy, y como están las cosas… se agradece, y de buen gusto, que un sacerdote se meta en la vida privada de las personas… ¡Cuanta falta nos hacen!

Un abrazo y Dios le bendiga.

Juanan dijo...

Lo que no me cabe en la cabeza es cómo con historias como ésta que acostumbra usted a contarnos hay curas que no se ponen alzacuellos.

Ljudmila dijo...

Es tan importante saber escuchar....tambien es un arte saber preguntar y usted lo hace muy bien.

Don Mario dijo...

Historias DM: que después de mi primer año de cura fui a quejarme con mi "tutor" porque me parecia pasar demasiado tiempo escuchando desahogos y me sentia un poco inùtil. Me contestò que es trabajo muy bueno y que también escuchando se lleva a Dios a la gente. (E intento seguir escuchando).

Juanan: en Italia decimos "L'abito non fa il monaco". Conozco curas muy buenos con alzacuellos y curas muy buenos sin alzacuellos. Y curas que... pues, que no les pasan las que a don Enrique, con o sin alzacuellos.

patzarella dijo...

M'exico lindo y queridooo !!!! Este mes es el de las fiestas patrias ;-) y qu'e cosa tener tantos viositantes mexicano ??? Por qu'e ser'a ??? Me da gusto la multiplicaci'on de los clicks ;-) Y por cierto, qu'e programa puedo usar para saber exactamente de d'onde alguien est'a leyendo mi blog??? Es un dato bastante curioso, no? Saludos!

Enrique Monasterio dijo...

Patzarella, entra en http://www.histats.com/ y suscríbete. Yo me he puesto un marcador invisible.