martes, 10 de julio de 2012

Vibraciones cardíacas


Los whatsapps, también llamados washaps e incluso guachás para los amigos, empiezan a ser una pesadilla. Hace quince o veinte días mi teléfono empezó a hacer “bip” dos o tres veces por minuto para anunciarme la llegada de toda suerte de mensajes, fotos, vídeos o encargos. Muchos de estos avisos me llegaban al confesonario, así que suprimí el pitido y los sustituí por una sutil trepidación electrónica. 
Ahora mi teléfono vibra en el bolsillo superior de la camisa, a la altura del corazón. Es un dulce cosquilleo, como un leve masaje cardíaco.
Resulta que mi familia se encuentra en tertulia permanente guachapeando con sus móviles en comunicación transcontinental mientras yo asisto a las conversaciones sin decir ni pío por pura imposibilidad física.  Como además he sido descubierto por 15 o 16 globeros la mar de elocuentes y algunos amigos más, las vibraciones cardíacas son casi permanentes.
Así que ya sabéis, colegas, tenéis mi corazón a un click de distancia. Podéis hacerlo vibrar, pero no me pidáis que conteste. No haría otra cosa.


8 comentarios:

Vila dijo...

Querido amigo, le ha quedado la mar de poético "tenéis mi corazón a un click de distancia". No se preocupe que lo tendremos en cuenta.

Cuídese mucho y esquive a los toros.

Adaldrida dijo...

Mi primo le preguntó a mi madre, Marita, ¿tienes wasap? y mi madre: hombre, yo sentido del humor nunca he tenido...
Que es mentira, por otra parte.
Yo me he quedao sin guasa y ya no sé vivir, qué descoloque.

Relicary dijo...

Me recuerda a un amigo escritor que recibió en cierto momento unos cuantos cientos de cartas de admiradores y, tras un par de intentos, contestó a todas con la misma fotocopia: "Por favor, no os enfadéis si no contesto, pero el día no tiene suficientes horas y tengo una familia que atender".

Como toda herramienta, debe usarse con cuidado. Yo no tengo ninguna tertulia en el mio. Solamente mensajes privados, lo cual reduce la cantidad de masajes XD

DAVID DIAZ CRIADO dijo...

Hace un par de años salio un anuncio de telefonos moviles maravilloso ¿? la publicidad claramente decia para vender
"ahora vas a adorar el movil"
y eso es lo que esta pasando.
El demonio habla muy claro.
Quien tenga oidos que oiga.

Lucia Alvarez dijo...

muy divertido soy una niña

Asumpta dijo...

Sentido del humor,Adaldrida,eso es lo que hace falta,un poco de "guasa" de la de tú madre,que la alegría espanta todos los males...!Si o Sí! Jajaja

Fernando Q, dijo...

Padre no es bueno tener el móvil cerca del corazón. En sentido literal, digo, que las ondas que emiten son impulsos y no hacen bien ahí. Mejor en el bolsillo del pantalón o de la chaqueta.
De lo del whatsapp, con dos niñas de 15 y 12 enganchadas, sólo veo una solución: no ponerles tarifa plana así solo pueden conectarse en casa con wifi, y están controladas.

Nunca hice comentarios tan poco profundos, pero a veces hay que ser práctico...
Un saludo, y feliz verano

yomisma dijo...

Hola blogueros, me siento responsable en cierto modo del lío que tiene Don Enrique. Al menos yo le conseguí ver, DOS VECES!!! Por lo que me la cargué... Hasta que me pueda volver a conectar. En cierto modo tiene su aquel el volver a la época de sin teléfono móvil y sin conexión.