viernes, 1 de mayo de 2009

Eusebio

El 21 de septiembre del año pasado bauticé a Pablo, el último nieto, por ahora, de Eusebio. Lo conté aquí mismo y me lamenté en aquella ocasión de no disponer de una foto de los que llamé "mis abuelos predilectos".

Ya por entonces Eusebio estaba enfermo, aunque lo disimulaba con su discreción y su señorío habituales.

Hace unos minutos me ha telefoneado María, la mayor de sus hijas, para comunicarme que Eusebio acaba de dejarnos. La semana pasada estuve con él y pudo prepararse estupendamente para el viaje.

Ana, su mujer, y María, Ana y Lucía, sus tres hijas y alumnas mías saben muy bien que Eusebio está en el Cielo y que, desde allí, nos va a ayudar mucho mejor.

Rezad por él. Yo lo haré mañana mismo en la Santa Misa y daré gracias a San José, patrono de la buena muerte, que se lo ha llevado precisamente en su fiesta, y a la Santísima Virgen que lo ha recibido en el Cielo el primer día de un mes que le pertenece.


5 comentarios:

Anónimo dijo...

Rezaremos por él y por su familia para que el tremendo dolor deje paso a la paz y al consuelo.

Mariano dijo...

Hoy verá el derby en la mejor localidad posible, junto a la Virgen y, no le importará quién gane.
Desde el Cielo ya está pidiendo consuelo y ayuda para Ana, sus hijas, nieta y yerno.
Eusebio, descansa en paz

Isa dijo...

Rezaré por él, ya tienen sus familiares otro intercesor en el cielo...

Laurita dijo...

Me sumo a rezar por su alma. Un saludo

a tiza y papel dijo...

Me decía Mery, a través de un sms y con una pena profunda (si lo sabré yo!), que porqué ella no podía estar nunca en estos momentos duros por los que pasan sus amigas; se contestó a sí misma diciendo que "rezaría mas que todo el mundo, hala!" Y Tiene razón.