viernes, 22 de mayo de 2009

La izquierda y sus demonios


Leído ayer en paginasdigital.es. El artículo es de José Luis Restán



En
el penoso vídeo de campaña que el PSOE ha sacado a pasear para las elecciones europeas no podía faltar, entre otros grotescos personajes, un sacerdote que afirma tajante que "en Europa sólo hay sitio para una religión". Sería interesante, aunque probablemente inútil, remitir a los autores del vídeo la tesis que expuso hace pocos meses en Madrid el pensador francés Rémi Brague, según el cual nuestra democracia hunde sus raíces en la experiencia de los monasterios más que en la de la polis griega, y nuestra laicidad se asienta sobre la lucha de los papas medievales contra la pretensión absolutista del Imperio. Menuda sorpresa para estos demócratas de opereta.

La Europa social y de los derechos, que tan frívolamente invocan los socialistas como una finca de su propiedad, sería impensable sin la lenta y paciente siembra de la mentalidad cristiana. Ha sido el cristianismo, con su originalísima concepción de la razón y de la libertad, con su defensa absoluta de la dignidad sagrada de cada ser humano, el que ha sentado las bases de una convivencia en la que cada grupo y comunidad puede desarrollarse conforme a su propia identidad, en un clima de respeto y diálogo. Por eso es estúpido, además de malvado, construir una imagen de la presencia cristiana en Europa que equivale a cerrazón, oscurantismo y rechazo del otro.

La fe cristiana que representa el sacerdote del vídeo ha custodiado la cultura clásica en los monasterios, ha creado las universidades, ha defendido el valor del trabajo, ha levantado hospitales y ha inspirado el derecho internacional. Hoy mismo, en esta Europa secularizada, las comunidades cristianas tejen la red más efectiva de solidaridad con los excluidos, los inmigrantes y las víctimas de la crisis. Y acabamos de contemplar cómo un hombre cristiano, Benedicto XVI, un testigo de la fe y de la razón que han amasado la civilización europea, ha sido capaz de construir puentes y derribar muros en medio de una situación emponzoñada por el odio y la discordia. Y ha podido hacerlo precisamente porque está enraizado en la experiencia del cristianismo que abre la razón y permite abrazar cuanto de bueno y de verdadero hay en todas las culturas. Su presencia y su mensaje en Tierra Santa son la respuesta más contundente a la caricatura perversa de los diseñadores de la campaña socialista.

Para acoger al otro y para entrar en un diálogo verdadero con él es preciso poseer un rostro, estar radicado en un lugar desde el que abrazar al mundo. Frente a la vacua y contradictoria Alianza de Civilizaciones que propugna Zapatero (con guiños torpes al islam mientras trata de desalojar todo rastro cristiano del ámbito público) el Papa acaba de realizar un verdadero diálogo de civilizaciones, ha sentado las bases para una convivencia que no implica la disolución de sus protagonistas, ha dado una auténtica lección de laicidad. Más aún, ha mostrado que la verdadera laicidad es imposible sin la apertura a la dimensión religiosa del hombre, a la pregunta por el significado de la vida y su destino. Es lo que representan las escuelas católicas en Tierra Santa, donde comparten banco jóvenes cristianos y musulmanes, un ejemplo vivo de la capacidad de acogida y de diálogo innata en la experiencia cristiana.

Muy atrás ha quedado aquella época en que socialdemócratas y democristianos amasaban juntos (también con la aportación de liberales y conservadores) el edificio de la nueva Europa, tras las ruinas de la Segunda Guerra Mundial. El humus espiritual y cultural que compartían ha saltado hecho añicos tras la revolución del 68, y ahora afrontamos un escenario hosco y lleno de inquietantes preguntas para el futuro. Un futuro que dependerá en buena parte de que surja una nueva izquierda capaz de superar sus demonios familiares, y de que exista un sujeto cristiano capaz de hacerse presente con esa capacidad de propuesta y de construcción que hemos visto días pasados en Tierra Santa.

16 comentarios:

Isa dijo...

No sabía lo de la campaña de ZP y su partido; me parece retorcido y de gente que propugna la libertad y el respeto y son los primeros que no los viven.
Hoy empiezan la campaña en mi ciudad con un mitin, se me revuelve el estómago de pensarlo.

Enrique dijo...

Pretender que la izquierda española renuncie a su odio a la Iglesia y a los católicos coherentes es absurdo. Ese odio es justo lo que la define, configura y aglutina. Ayer, hoy y siempre.
Por más que en algunas épocas disimule o disfrace su verdadero núcleo ideológico.
Esto hace especialmente triste e inconsequente la existencia de católicos que votan al PSOE.

Siempre M dijo...

¿Que en Europa sólo hay sitio para una religión, dicen ahora estos desalmados, mientras que la iglesia aboga por el diálogo interreligioso?
Esta usted hoy muy enfadado, y con razón.

Creo que los estamos viendo más desenmascarados que nunca y esto debe reforzar la fe nuestra y en nuestra iglesia. El orgullo de ser creyentes debe salir reforzado tras experimentar todas estas lacras que nos aporta el PSOE= PSicópatas Organizados (es un decir) de España.¨
Ánimo, D. Enrique, que Dios nunca nos va a dejar solos.

Anónimo dijo...

Y yo me pregunto, ¿Qué tanto por ciento de la población española es capaz de leer este artículo y entenderlo? El problema que tenemos con los socialistas es gravísimo, (están endemoniados) pero con esta sociedad borrega, manipulable, sin el más mínimo sentido crítico, ¿podremos salir de esta situación terrible?.

trozosdevidas dijo...

Buenísimo, D. Enrique. Lo linkeo directamente.
Felicito también a José Luis Restán.

Seneka dijo...

Restán tiene un gravísimo problema de "conceto", y es que identifica "nuestra democracia" con una "democracia real".

En ese terreno tenemos la partida perdida per secula seculorum, pero vuelva la burra al trigo.

Bernardo dijo...

Don Enrique, escupen contra el viento.

(¡Para mí que Carmen nace hoy! ¡Qué nervios, qué nervios! Seguiremos informando.)

Posdata: una cría de delfín ha aparecido en la ría de Bilbao. Algunos dicen que se ha perdido. ¡Ilusos!

Enrique Monasterio dijo...

Un poco de calma, colegas. No se trata de insultar ni de sacar el trabuco, sino de rezar, convivir, comprender..., y responder dando razones serenamente.
Bernardo, llámame si Carmen llega por fin a este planeta. Estoy en el Soto.

Yomisma dijo...

D Enrique! En el Soto esta mi hermana Paloma! Vaya y dele un abrazo de mi parte, que estoy muy lejos y lo agradecerá. Thanks!

Laurita dijo...

"Un futuro que dependerá en buena parte de que surja una nueva izquierda capaz de superar sus demonios familiares..."

Si surge yo quiero estar en ella.

Un saludo.

Laurita dijo...

Respecto al comentario de Anónimo: "El problema que tenemos con los socialistas es gravísimo, (están endemoniados)"

Por favor, no generalicéis. A este blog también acudimos, como bálsamo espiritual, personas de izquierdas, y no somos el anticristo. Por lo general, la sociedad en la que vivimos es muy variopinta, y es muy difícil que un partido represente absolutamente todos y cada uno de los intereses de las personas que lo votan (si esto fuera así, tendría que haber tantos partidos como votantes, cosa obviamente imposible). Normalmente encuentro muchos comentarios de este tipo por aquí y por otros blogs... me limito a leerlos y nunca comento nada, pero hay veces en que no me puedo callar...

El diálogo sólo es posible cuando va acompañado del respeto y se basa en la empatía. Hagamos uso de él para acercarnos más unos a otros.

Un saludo a todos

Enrique Monasterio dijo...

Laurita: de acuerdo en todo. "Pensar por libre" no tiene vocación de barricada ni de trinchera. Aquí venimos a charlar, a llevarnos bien, a pensar en voz alta y a huir de todo fanatismo

lolo dijo...

A mí me llamó la atención eso de "lenta y paciente siembra de la mentalidaad cirstiana"
Por ahí sí lo veo. Lenta y paciente.

En cuanto a la capacidad de propuesta y construcción...qué lejos nuestras posturas aveces de las de el Papa, la verdad.

Una nueva izquierda, y una nueva derecha, que "demonios" hay en todas partes.
Lo siento si no gusta.

TROZOSDEVIDAS dijo...

Laurita: yo también estoy de acuerdo contigo.
No están los tiempos para lamentarse o pensar que "tiempospasados fueron mejores". Me temo que no van a volver. Lo mejor es trabajar y rezar e implicarse lo mas posible, cada uno en su causa.

D.Enrique: también me temo que algún día tendrá que organizar "una quedada" de los comentaristas de su blog ¿no?

GAZTELU dijo...

GRACIAS LAURITA por tu comentario,me encanta encontrarme con gente con un talante asi de cordial y aun teniendo diferentes opiniones que cerca me encuentro de ti.

Marta Salazar dijo...

este video no está a la altura de Europa!

en Alemania, no lo habría sacado ni el partido marxista-leninista!

estamos esperando cuando expulsan a Espana de la UE... hay bastantes candidatos en el centro y oriente de Europa, mucho más trabajadores que los espanoles y que "creen en Dios" o al menos, respetan la religión...

saludos y siento que Espana esté así...