miércoles, 20 de mayo de 2009

Los malos deseos


Me encuentro por la calle con un viejo amigo al que veo, como mucho, cada cuatro o cinco años. He tardado en reconocerlo. Tiene todo el pelo blanco y su cutis está pidiendo a gritos unas inyecciones de botox. Nos damos un abrazo, le pregunto cómo está y responde:

-De pena. Tengo unos deseos malísimos. Me gustaría torturar a mi cuñada que es una bruja; disparar a los que aparcan en doble fila y no me dejan sacar el coche; dar una pócima venenosa a la ministra de igual da y encima estoy deseando que gane el Manchester la Copa de Europa.

Quedamos en charlar despacio sobre sus "malos" deseos, no sin antes matizar que yo también dispararía sobre los que aparcan en doble fila.

-Claro que lo del Manchester está francamente mal...

7 comentarios:

JUANMA SUÁREZ dijo...

Pues yo también quiero que gane el Manchester. ¿Será también un mal pensamiento?

Pilu dijo...

Baaaaaaaaaaaaaaaaaaaaarça!

Isa dijo...

Por supuesto, yo también quiero que gane el Manchester, y por goleada.
Lo de la ministra de igual da también es bastante tentador...

lolo dijo...

No pasarán.

Lo del Manchester no me parece un mal deseo, igual da.

Anónimo dijo...

En fin, ya puede ir planificando un curso de retiro a distancia porque veo mucho, pero que mucho resentimiento hacia el Barsa. Y francamente, eso está pero que muy mal porque además, y es lo peligoso, no se reconoce la realidad, que se impone, como el bochorno hoy en Madrid, de que son muy buenos, han jugado muy bien y, además, han sido bastante sensatos en los comentarios.
Otros malos deseos pueden aceptarse porque no hay que ser un radical. Saludos.

Isa dijo...

No es resentimiento lo que siento hacia el Barça, Anónimo, es aversión.
Pero claro que reconozco que han jugado bien.

Enrique Monasterio dijo...

Juanan, no me he atrevido a poner tu comentario. Te has pasao seis pueblos