sábado, 20 de agosto de 2011

Hasta los huesos

EmPapados


Pero felices

2 comentarios:

Pollo con almendras dijo...

La imagen habla por sí sola

maisa dijo...

Recibimos el agua de los bomberos con verdadera ansia, igual que esperábamos las palabras del Papa en la vigilia. No pudo ser pero lo vivido fué emocionante. El discurso ya lo podemos leer y meditar despacio. Felicidades a todos los que hicieron posible la JMJ.