sábado, 21 de agosto de 2010

Aves de por aquí (XIV)

El ruiseñor




No prestéis atención a las imágenes de este vídeo, que sólo sirven para confundir. El canto, sin embargo, está perfectamente grabado. Así canta el ruiseñor, así improvisa, trina y hace maravillas con su garganta prodigiosa.

Escondido en su posadero, sin dejarse ver, mientras la hembra incuba los huevos, canta durante horas, siempre a la caída del sol. El ruiseñor es el rey de la noche.

Cuando termina la primavera, el ruiseñor calla; por eso es tan difícil encontrarlo, aun sabiendo por dónde suele estar. Discreto y huidizo, cualquiera lo confundiría con un pajarillo corriente, incluso con un gorrión. Pero no: su pico de insectívoro, su figura esbelta, la cola larga y algo rojiza y el sonido líquido que emite, lo hacen único. Yo he visto un par de parejas en Molinoviejo, pero seguro que hay más. Pronto emprenderán su viaje hacia África.

¿Habéis visto matar a un ruiseñor? No me refiero a la película, sino al hecho. Hace años, un amigo mío, con una carabina, disparó sobre el primer pájaro que vio.

Mozart se revolvió en la tumba.




3 comentarios:

Vila dijo...

Muy buena manera de empezar el día, con el canto del ruiseñor. Aunque -para ser sincera- después de dar el bibe a la pequeñona, pretendo que no comience todavía el mío.
Me alegra que finalmente no "abandone a los pájaros" por unas "simples palabras"... Aunque prometen ser interesantes también.

Papathoma dijo...

Preciosa sinfonia.
Y por fin he puesto nombre al extraño gorrion de cola roja que vi volar entre los arboles del lugar donde trabajo.
:)

Ceci dijo...

Ayy,,,qué bonito y dulce!:D no hay mejor melodía que la del ruiseñor? bueno, no sé yo... :D