martes, 31 de agosto de 2010

Operación retorno


¡Ciudadanos!

Comienza la operación retorno de las vacaciones. ¿Estáis dispuestos para la marcha? Os habla el Gran hermano, quiero decir el Gobierno de España

Sed prudentes: comprobad la presión de los neumáticos, el agua del radiador y de la batería y el líquido de frenos. Ajustaos los cinturones de seguridad. Absteneos del alcohol durante toda la jornada. Hidrataos. Os quiero bien hidrataditos a todos.

Abrid el maletero: ¿Tenéis ya los triángulos señalizadores para casos de avería? ¿Habéis comprado el chaleco antibalas, reflectante. ¿Y está en el maletero? ¿Sí? Pues sacado de allí, insensatos; hay que llevarlo debajo del asiento del conductor. No olvidéis las cadenas por si nieva. Ya sé que estamos en agosto, majaderos; pero toda precaución es poca, y las cadenas serán obligatorias enseguida.

Escalonaos. No os amontonéis, que luego pasa lo que pasa. Poneos de acuerdo con el vecino para no salir todos a la vez camino de la Capital. ¡Venga!, en fila india y despacito, que mis radares y los helicópteros de la degeté os controlarán a lo largo de todo el trayecto. Es por vuestra seguridad y para incrementar las arcas del Estado.

Llevad ropa cómoda. ¡Señora!, ¿cómo va usted a conducir con esas plataformas? Zapatos cómodos y planos. Y no fuméis durante el viaje. Aún no lo hemos prohibido, pero todo se andará. ¿Acaso no sabéis que el 12,5% de los accidentes se deben a descuidos de fumadores?

Cuidadito con el móvil, que os veo. Activad el manos libres, pero no lo uséis demasiado, que es peligroso. Y, cuando repostéis gasolina, apagad el teléfono. Es obligatorio. Si en ese momento os llama alguien, puede saltar una chispa y producirse un incendio. Además os quitaré 3 puntos.

Ojo con el GPS. Hay que programarlo antes de ponerse en marcha. Si no, moriréis en el asfalto por insensatos. Y os quitaré otros 6 puntos. Y no enredéis con los cedés y las cassetes. No os juguéis la vida por una canción. Más vale no escuchar la radio, que distrae. Os quiero atentos a la carretera

Cada dos horas hay que bajarse del coche y estirar las piernas. El conductor debe echar un sueñecito de 15 minutos. Ni uno más. Y a hidratarse todo el mundo. Usted también, señora.

Les ha hablado la Dirección General de Tráfico. Ministerio del Interior. Gobierno de España.

—Vale, tío; pero no cuente conmigo para esa operación. Opérese usted si quiere. Lo mío es rodar por libre.

Heinz Kloster

13 comentarios:

Doctor's Blog dijo...

Jejeje, aunque ya estoy en mi querida mesa desde hace más de una semana, leer todo eso me ha dado agobio. A ver cuando llegan los coches eléctricos teledirigidos y podemos dedicarnos al noble deporte de la charla mientras esperamos que el navegador no se ralle :)

Bernardo dijo...

Este año creo que el Sr. Pere Navarro me ha hecho una foto. Pero creo que no le servirá, porque en la foto saldremos varias gacelas corriendo en manada. Y las hienas sólo pueden cazar la presa solitaria.

asignatura dijo...

Según nos decía ayer, hoy será el 41 aniversario de uno de sus "despertares" más dchosos y nerviosos, después de una noche sin pegar ojo: ¡Muchas felicidades por comenzar otro año más de sacerdocio!: cada año mejor; y que sean muchos más.

Sinretorno dijo...

felicidades por su sacerdocio, 2041 años. me lo temía coincido mucho más con Kloster que con usted. Viva la libertad!!

Papathoma dijo...

A mi me toca volar con mis tres criaturas: Saloniki-Atenas, Atenas-Madrid.

Tengo fobia al avion y cada vez que la azafata de turno empieza a explicarnos toooodas esas cosas tan divertidas que hay que saber hacer PARA NUESTRA SEGURIDAD, me da la risa: alguien me quiere explicar para que sirve el cinturon de seguridad en un avion si este se cae???

Para algo sirve, si, pero en circunstancias normales: para que la "carga" este quietecita y no vuelva loco al piloto desplazandose continuamente de un lado a otro.

Manhana tomare prestados a todos vuestros Angeles para que mantengan ese invento imposible en el aire. En cuanto aterricemos en Madrid, os los devuelvo, lo prometo.
:)

DAVID DIAZ CRIADO dijo...

pues a mi me parece que lo mejor para nuestra seguridad es cambiar de gobierno para poder disfrutar de las vacaciones -no del paro-. Ademas eso de poner y quitar puntos lo dejo para el medico.

yomisma dijo...

Papathoma, yo te presto el mío sin problemas. Qué suerte estar en Grecia. Vives allí? Hace un par de años estuvimos mi marido y yo en atenas y me encantó. Qué de historia. Me quedé con ganas de visitar Tesalónica. Quizá la próxima vez. Que tengais buen viaje.

Enrique dijo...

El asunto del estado/gobierno que controla/manipula a los ciudadanos tiene mucha enjundia.
Lástima de aquellos ideales rebeldes -¡libres!- de cuando se prohibía prohibir, y por extensión, mandar. Aquella generación que "se liberaba" de todo ha acabado aburguesada, muelle, anestesiada,... borreguil.

mila dijo...

Enhorabuena por sus 41 años de sacerdocio y gracias por su diaria generosidad

Miriam dijo...

41 millones de felicidades por todo ese tiempo dedicado a ser sacerdote.

Y un montón de gracias por encontrar tiempo dentro del escaso tiempo que tiene, para dejar caer desde su globo, grupos de palabras que a veces alegran, otras hacen pensar y casi siempre enternecen

Chon dijo...

Me he reído un montón con esta entrada! Gracias.
Supongo que ya sabéis que Zapatero se ha echado atrás con la prevista Ley de libertad religiosa!! Aunque quiera no puede controlar todo.

Juanma Suárez dijo...

Pues, don Enrique, ahora es cuando empiezo yo mis vacaciones. Desde hace dos años decidí que no quería estar trabajando cuando los demás vuelven a sus quehaceres, con prisas porque todo funcione correctamente después de un mes sin usarse, con esa especie de enfado con que todo el mundo vuelve al trabajo...

Ahora estaré dos semanitas dedicándome a mis cosas, mis proyectos, etc.

Por cierto, me uno a las felicitaciones por su aniversario.

Papathoma dijo...

Gracias, Yomisma. Vivi en Tesalonica 5 años y alli nacieron nuestras dos hijas mayores.Como ciudad es mas bonita que Atenas, aunque le falta la Acropolis, je,je.

Gracias por el prestamo: estaba alli arriba tan tranquila pensando que me habia pasado con la peticion...cuando me entro un inesperado (y silencioso) ataque de panico.
Estabamos descendiendo, proximos ya a Madrid, cuando en vez de seguir bajando empezo a subir, y a subir... Glups. Llame a todos los Angeles de vuelta -ya les habia "dejado" marchar- y pude ver con que elegancia dejaba a un lado el piloto una tormenta de las negras negrisimas.

Gracias de nuevo. Avisame cuando vayas a Salonica. D. Henry tiene mi correo.