jueves, 5 de agosto de 2010

El sabio pajarero

El bueno de don Alfonso me presta este microvídeo y espera que yo lo comente.

El pajarero gruñón de la peli dice que él estudia, observa y aprende de los pájaros, pero que no los colecciona.

Yo diría casi lo mismo: me dan pena las aves cuando están prisioneras en las jaulas o en los zoos. ¿Como se puede capturar un vuelo? Hace años maté un cernícalo que me estaba destrozando una red japonesa, y no pude dormir aquella noche.

Sí, yo también aprendo de los pájaros, pero ellos no son mis maestros. ¿Los observo? Más exacto sería decir que los contemplo. Dios es el único Maestro y el primer Contemplado. Los pájaros son sólo notas musicales con las que Él compone y recompone cada mañana la sinfonía de la Creación.



8 comentarios:

Doctor's Blog dijo...

La escuela de la Naturaleza. En mi caso, aunque me encante la zoología, y más en concreto los felinos, mis Maestros son los libros, aunque más que aprender de ellos, discuto con ellos sobre lo que me cuentas :)

Bernardo dijo...

Don Alfonso, no se engañe usted. Si los pájaros son sus maestros, es usted autodidacta. :-)

Antuán dijo...

El apasionado de los pajaros es d. Enrique, ya dije que entre las gallinas y las palomas (hay una blanca x cierto) anda un gorrión que apenas puede volar es una cria, lo q. llamariamos un guacho, hace sus pinitos. esta mañana q. sali a correr con la freca hasta el final de mi calle, lo q. antes eran las eras, una de las últimas calles se llama asi me paso un bando de gorriones. chuloxq será q. siempre van en grupos?
Felicidades a las Nieves. Ah! y d. Alfonso me parece q. no esta pa nadie. no tiene cobertura. Adiosle.

Anónimo dijo...

Llegar a un conocimiento de Dios mas profudo a través de su creación. Me ha recordado algo el concepto de la Sabiduria del libro de Job que estoy leyendo, ahora en vacacaciones, tal como me recomendó. Como acabo de empezarlo me queda mucho por entender y apreder.

GAZTELU dijo...

Una servidora,como todos los años,contempla las gaviotas que sobrevuelan sobre el mar.
Este año me ha dado por el silencio y la contemplación,ambas cosas muy necesarias y recomendables más que de vez en cuando.
Observando las gaviotas me relajo dándoles de comer en la palma de mi mano y me divierto que es lo que pretendo y todo ello me lleva a CONTEMPLAR sin darme cuenta la grandeza de Dios,la maravillosa naturaleza que nos regaló y que nos permite recrear nuestra vista y nuestros más íntimos anhelos de estar más cerca de él.
Sinceramente no puedo entender como hay gente que niega su existencia,la belleza acerca a Dios de tal manera que yo me atrevería a afirmar que hay días que puedo "casi tocarlo" y sentir su presencia rozarme.
Señor,muestrate más a menudo,la vida es tal gozada y tan plena cuando estás tan cercano....no te pido todos los días pero sí más a menudo.
Pido disculpas por mis ñoñas reflexiones en voz alta pero hoy fué un gran día para compartirlo con los demás....
GRACIAS

Oceanida dijo...

Yo cuando escucho un pajaro, pienso en Dios tambien. El los guia hasta nuestras ventanas.

Un saludo.

Pierre Nodoyuna dijo...

Los pájaros que más me gustan son las perdices: están riquísimas.

Anónimo dijo...

Contemplar es mirar con Amor; abrir el corazón al Amor de Dios para "disfrutar" de tantas cosas buenas a nuestro alcance. Gracias. AC