domingo, 1 de agosto de 2010

Ya estoy aquí...,

... y me monto en el globo nada más llegar.


El
buzón de mi correo electrónico rebosa: 143 mensajes sin leer. Habrá que tomárselo con calma.

En Madrid, el termómetro marca 40 grados. Habrá que tomárselo con hielo.

Dicen que el aire acondicionado es malo, que produce neumonías y otras enfermedades pulmonares. Lo tomaremos con cautela.

Sobre mi mesa se amontonan los encargos y encarguitos.

Preparo una clase para universitarios sobre la virtud de la fortaleza. La fortaleza es un valor bajo sospecha: defender la reciedumbre en estos tiempos blanditos, llorones y posrománticos suena poco menos que a fascismo. Claro que tampoco están bien vistas la castidad, la templanza, la penitencia, la valentía... Igual que hay valores bursátiles que suben y bajan, hay algunos valores morales que se ponen de moda y todo el mundo los jalea, mientras otros caen en picado. A los cristianos nos toca conseguir que todos recobren su prestigio.

Como veis hoy no estoy para matices. Es que trato de hacerme un esquema mientras escribo estas primeras líneas de agosto. Además tengo el "sindrome posvacacional"; eso que antes llamábamos "pereza".

Por cierto, ¿hay alguien ahí, o ya os habéis ido de vacaciones?




22 comentarios:

Papathoma dijo...

Aqui estamos, D. Enrique, bienvenido!! Ya ve que el Copiloto del globo nos ha tenido ocupados y hasta nos ha puesto a leer cosas profundas.
Tomeselo con calma...si le dejan.

Hadasita dijo...

¡Estamos, y muy contentos de tenerle de vuelta!

filosofo dijo...

D.Enrique,

Hay alguien ahi ? Respuesta: "la verdad está ahí fuera" (aficionado a X-Files dixit) ;-)

Últimamente le he dado algunas vueltas a la virtud de la fortaleza... pienso que para cualquier persona es importante, pero para una cristiano es un deber! y ahí es donde me pongo a llorar ;-) Para los que nos comemos mucho la "bola" en muchas cosas, ese es don del Espíritu Santo que más necesitamos.

PD. Si las 5:49 del post son reales... los que "madrugamos" a las 9 quedamos en mantillas

Anónimo dijo...

Aquí seguimos, aunque esta noche me voy a hacer el Camino de Santiago...
Me alegro de su regreso...

c3po dijo...

Pues, sí, sigo aquí.
Aunque, como ya habrá notado, también he estado ahí y me he traído eso. Mil gracias.

Almudena dijo...

Muy bueno el globo aterrizando en medio de las montañas rocosas bajo un sol desértico... Dada la situación, no sé si a su síndrome postvacacional se le puede llamar pereza o símplemente sensatez. Enhorabuena por su aire acondicionado. Yo no puedo optar por una confortable neumonía y me veo obligada a ejercitar la fortaleza. Llámeme "blandita", pero si por mí fuera... En fin, como buena madrileña, le brindo una calurosísima bienvenida

Anónimo dijo...

Yo aquí he estado, estoy y estaré, si Dios quiere... agosto, septiembre, octubre.... tengo la suerte de librarme hasta del dichoso síndrome Ja,ja,ja

Madre de familia.

maisa dijo...

Creo que se han ido de vacaciones. las mías las consumí hace un mes. bienvenido a la vida currante.

yomisma dijo...

Hola, Don Enrique! Ya estamos de vuelta en casa despues de la escapada a la Madre Patria. Todos bien, aunque Cecilia todavia arrastra un poco de jet lag. Que disfrute Agoso y siga en contacto.

Anónimo dijo...

Los que acabamos de empezarlas también estamos, gracias a las telecomunicaciones, y leyendo alguna recomendación de D. AS.
Ayer, de camino a Santander, pasamos por su Bilbao, nos acordamos de usted y se ha llevado algún rezo adicional.Bienvenido, aunque realmente nunca nos ha dejado.

No digo la temperatura de aquí para no dar envidia.

Benita Pérez-Pardo dijo...

Estamos, estamos!

Vila dijo...

Veo que mis comunicaciones son peores de lo que pensaba, al querer firmar el mensaje anterior me he quedado colgada. Lo dicho, desde Santander le damos la bienvenida de nuevo.

DAVID DIAZ CRIADO dijo...

aunque estemos de vacaciones nos seguiremos conectando a internet de vez en cuando...que fidelidad.

Anónimo dijo...

Bienvenido D. Enrique! Aunque ha dejado el globo en buenas manos, siempre se le echa de menos y es una alegría tenerlo conectado.

No se si viene al caso, pero como habla de fortaleza, quiero invitar a visitar un blog muy querido -diariodeunmisionero- que hoy tiene una entrada que merece la pena leer y reflexionar.
Quizá los que deberíamos asistir a sus clases somos nosotros; padres que con nuestro excesivo proteccionismo y ese desmesurado consumo, que no aporta nada bueno a su inteligencia y corazón, hacemos de ellos blandengues, llorones,.... Creo sinceramente, aunque estoy echa polvo después de lo que visto, que de grandes males se pueden sacar grandes bienes, así que propongo meditar sobre este asunto y mejorar y ayudar en la medida que podamos. Gracias. AC

AleMamá dijo...

Entumidos y tomando la calefacción con cautela, pero ¡adsum!

Miriam dijo...

Ánimo con el calor.
Yo aun por aquí. Este año toca viaje virtual, a través de libros, museos, amistades antiguas, y como no, de su blog.
Aprovecharé también para hacer un pequeño viaje interior
Tanto por aprender y tanto por descubrir
Gracias por facilitar el viaje

Bernardo dijo...

¡Bienvenido!

En casa de mis suegros en la sierra de Madrid, no hay Internet, ni TV desde el bendito apagón analógico, y cobertura de móvil la justita. Así que me he llevado "Intelectuales" de Paul Johnson en la maleta.

Ahora comienza mi última semana de oficina (que no de trabajo), desde la que le saludo. Semana intensa va a ser.

Gonzalo dijo...

Estamos, y encantados de recibirle de vuelta.

Anónimo dijo...

campamento de valdelugueros. primera mañana. niños con careto de dormidos. uno pregunta: monitor, ¿podemos ir al río a bañarnos? hace más de veinte años, cuando fui yo, todos los niños se "tenían que" bañar en el río (entonces había cascada) porque si no, sencillamente, eran unos nenazas (perdón por las connotaciones, pero es lo que había). el agua está helada, y uno tras otro, los doce críos de cuarto, se bañaron. hay motivos para la esperanza. me lo tomé con mucha sorpresa.
fdo: del agua.

Magda dijo...

Hola!! Bienvenido, desde Paraguay le saludo...muy contenta de que esté de vuelta con nosotros, hacia éste lado del globo, con ola polar no necesitamos aire acondicionado para esas enfermedades la adquirimos naturalmente D.Enrique...jaja. Abrazos desde ésta tierra guaraní.

Miriam dijo...

---
Con lo poco que me gusta a mi el calor, me ha impactado una noticia: la muerte de uno de los dos finalistas de un concurso de saunas (quien aguanta más a 110 grados) El otro está herido grave.

Merchy dijo...

¡ Desde vilagarcia,tambien sigo aquí!desde el curro que es lo más guay, para mí
luna